Jonás y la calabacera (para el perdón)


jonas_y_la_calabacera_3

Jonás fue un profeta que aparece tanto en el Antiguo Testamento, como en el Tanah judío o el Corán.

En esta historia del Antiguo Testamento, Jonás fue por orden de Yahveh a Ninive, una ciudad grande asiria,  según él de tres días de recorrido, eminentemente comercial al estar al lado del Tigris.

Al ver la mala vida de los ninivitas y que no hacían caso de sus advertencias sobre la destrucción de la ciudad, el profeta huyó de allí muy enfadado y cansado, a las afueras de la ciudad donde construyó una cabaña desde donde vigilar qué ocurría.

Milagrosamente sobre su cabaña creció una calabacera para proveerla de sombra, lo que le alegró mucho, pero la alegría le duró poco porque, al día siguiente, muy de mañana, un gusano hizo que la planta se secase, algo que le apenó mucho. Privado de su sombra, quedó de nuevo expuesto a un viento procedente del este y al sol ardiente que batía sobre su cabeza. Entonces Yahveh le preguntó:

–  «¿Crees que tienes razón para enfadarte tanto?». Si tu sientes lástima por la calabacera que yo he dejado que crezca, cuando tú ni la has plantado ni cuidado, ¿no debería yo sentir lástima por Nínive, la gran ciudad, en la cual existen más de ciento veinte mil hombres que de ningún modo saben la diferencia entre su mano derecha y su izquierda, además de muchos animales domésticos?».

Jonás comprendió la lección y pensó que los habitantes de la ciudad merecían el perdón de Yahveh aunque hubieran actuado mal.

Anuncio publicitario

El que sabe perdonar


El que no sabe perdonar 96327034

No perdona al que sabe perdonar

Por que no sabe perdonar,

Pero si sabe perdonar

Al que no sabe perdonar

Es por que el que si sabe perdonar

Le enseño a si saber perdonar.

El conejito burlón (para el perdón)


Vivía en el bosque verde un conejito dulce, tierno y esponjoso pero siempre que veía algún animal del bosque, se burlaba de él. Un día estaba sentado a la sombra de un árbol, cuando se le acercó una ardilla.Ardilla_Asiatica

– Hola señor conejo.

Y el conejo mirando hacia ella, le sacó la lengua y salió corriendo.

– ¡Que maleducado!, pensó la ardilla.

De camino a su madriguera, se encontró con una cervatillo, que también quiso saludarle:

– Buenos días señor conejo; y de nuevo el conejo sacó su lengua al cervatillo y se fue corriendo. Así una y otra vez a todos los animales del bosque que se iba encontrando en su camino.Cervatillo-1920x1080-extrafondos-com.

Un día, todos los animales decidieron darle un buena lección, y se pusieron de acuerdo para que cuando alguno de ellos viera al conejo, no le saludara. Harían como sino le hubieran visto. Y así ocurrió.

En los días siguientes todo el mundo ignoró al conejo. Nadie hablaba con él ni le saludaba. Cuando llegó la Navidad, organizaron una fiesta para pasarla juntos todos los animales del bosque y el conejo pudo escuchar donde se iba a celebrar, así que pensó en ir, aunque no le hubiesen invitado.conejo_blanco_fon_ani_1

Aquella tarde cuando todos los animales se divertían, apareció el conejo en medio de la fiesta. Todos hicieron como sino le vieran. El conejo abrumado ante la falta de atención de sus compañeros decidió marcharse con las orejas bajas. A los animales, les dio pena del pobre conejo, y decidieron ir a buscarlo a su madriguera e invitarle a pasar la Navidad con ellos pero con una condición, tuvo que prometer que nunca más les haría burla a ninguno de ellos.

El conejo muy contento, prometió no burlarse nunca más de sus amigos, así que todos se divirtieron mucho en la fiesta y vivieron muy felices.

Pinocho – Carlo Collodi


El cuento de Pinocho fue escrito por Carlo Collodi y publicado por medio de un periódico en capítulos, el cuento en realidad se llamaba: “Las Aventuras de Pinocho” y fue  ilustrado por Enrico Mazzanti.

El primer capítulo del relato del muñeco de madera aparece el 7 de julio de1881 en el número uno del semanario infantil Giornale per i Bambini. La historia completa de Storia di un burattino (Historia de un muñeco) se publicó a lo largo de dos años en los que los niños enviaban preguntas y sugerencias sobre el héroe de madera.

Collodi escribió 36 capítulos, la mayoría de los cuales conocemos por la película de Disney basada en el cuento. En el cuento original no es Geppetto el que tiene el primer contacto con Pinocho, sino un maestro carpintero llamado Cereza, que un día encontró un pedazo de madera que lloraba y reía como niño. Cuando pensaba utilizarlo para hacer una pata para una mesa, el pedazo de madera le pide que no le haga daño así que Cereza se asusta. Entonces decide regalárselo a su amigo Geppetto que va a pedirle madera para fabricar una marioneta extraordinaria.

Mientras Geppetto hace a Pinocho, este va observando como el carpintero lo va tallando y dando forma.  Pero cuando le hace las piernas, este se escapa, y así empiezan las travesuras de Pinocho …

Os dejo el  libro original de Pinocho para que podáis leerlo:

 

Cupido y Psique


cupido En la antigua Grecia Cupido era conocido como Eros, el hijo joven de Afrodita la diosa del amor, la belleza y la fertilidad. Para los romanos Cupido era el dios del amor hijo de Venus y de Marte, dios de la guerra.

venusmartecupidoCupido era ayudante de su madre Venus, dirigía la fuerza primordial del amor y la llevaba a los mortales. Era pícaro y carismático, pero a veces cruel con sus víctimas, ya que no tenía escrúpulos.

A la espalda llevaba dos clases de flechas: unas doradas con plumas de paloma que provocaban un amor instantáneo, y otras de plomo con plumas de búho que provocaban la indiferencia.

Consciente del poder que tenia, a veces rechazaba las peticiones de su madre y los demás dioses de interferir en el curso de la vida de algunos mortales así que provocaba frecuentes problemas a los dioses.

Un día se enfadó con Apolo cuando éste bromeo sobre sus habilidades como arquero, por lo que Cupido hizo que Apolo se enamorara de la ninfa Dafne y a ella le disparó una flecha con punta de plomo. Dafne rezó al dios río Peneo pidiendo ayuda y fue transformada en un árbol de laurel, que se consagró a Apolo.

Entre rebeldía y travesuras, Cupido cumplía con su cometido, al paso del tiempo Venus comenzó a preocuparse porque su hijo no crecía, dirigiéndose al Oráculo de Temis para ver si daba respuesta a sus preocupaciones, y así fue, éste le contestó:

–  «El amor no puede crecer sin pasión».OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Entonces Venus no comprendió la respuesta hasta que nació su hijo Anteros, dios de la pasión. Cuando estaba junto a él, Cupido crecía y se transformaba en un hermoso joven, pero cuando se separaban, volvía a ser un niño.

Por otro lado, en la Tierra de los mortales vivía una princesa llamada Psique (Alma), que a pesar de ser tan bella no lograba encontrar marido pues los hombres que la idolatraban no se sentían dignos de ella.

Su padre intentó hallar, a través del Oráculo de Delfos, un buen marido para Psique, pero éste predijo que ella encontraría el amor en un precipicio: el marido que le sería destinado, una serpiente alada, terrible y poderosa, llegaría hasta ella y la haría su esposa.

Venus celosa por la gran belleza de Psique le pidió a Cupido que la hiciera enamorarse locamente del hombre más feo, vil y despreciable del mundo. Enterada de que se encontraba en el borde del abismo, envió a su hijo a dispararle sus flechas pero este al verla, se enamoró profundamente de ella y creció hasta convertirse en un apuesto joven.

psique Contra los deseos de Venus, Cupido llevó a Psique por arte de magia a un castillo aislado y se casó con ella, pero con la condición de que, como mortal que era, tenía prohibido mirarlo.

La princesa al sentirlo cerca y escuchar su dulce voz no sintió temor, estaba segura que no era un monstruo, sino el amante esposo que tanto tiempo había deseado. Él la visitaba todas las noches rogándole siempre que no viera su rostro.

Eran muy felices hasta que convencida por sus envidiosas hermanas, Psique rompió la prohibición impuesta por los dioses y miró a su marido.

Eso le valió el castigo de ser abandonada por Cupido, quien con tristeza se despidió diciéndole:

-«El Amor no puede vivir sin confianza».

Expulsada del castillo, la arrepentida princesa recorrió el mundo en busca de su amado, superando una serie de desafíos cada vez más difíciles y peligrosos impuestos por Venus. psique_y_cupido_pintura_de_edward_burne_jones

La última orden que recibió fue la de llevar al inframundo una pequeña caja que contenía un poco de belleza y cuya destinataria era Proserpina, esposa de Plutón. Fue advertida de que bajo ningún concepto debía abrir la caja. Psique se alistó para el viaje y durante él se enfrentó a muchos peligros que fueron superados gracias a los consejos que había recibido, sin embargo su curiosidad pudo más que todos los peligros superados y abrió la caja, en ese preciso momento cayó en un profundo sueño parecido a la muerte.

Al encontrarla Cupido, levantó el encantamiento y la perdonó al igual que Venus. Fue tanta la lucha de Psique por el amor de Cupido que finalmente los dioses, conmovidos por su amor, la convirtieron en una diosa para que pudiera reunirse con su amado.

Felízmente Cupido y Psique: El Amor y el Alma, se unieron tras duras pruebas. De esta unión nació una hija llamada Voluptas cuyo nombre significa «Placer», de donde derivan palabras como voluptuosidad.

A partir de la historia de estos dos personajes el amor ha sido simbolizado por dos corazones atravesados por una flecha: la flecha de Cupido.

El hijo pródigo (para el perdón)


Un hombre tenía dos hijos. El menor dijo a su padre: 9_prodigalhorse

– ¨Padre, dame la parte de la herencia que me corresponde, que quiero irme a vivir mi vida.¨

Y el padre les repartió la herencia.

A los pocos días el hijo menor reunió todo lo suyo, se fue a un país lejano y allí malgastó toda su fortuna llevando una mala vida, solo pensaba en divertirse.

Cuando se lo había gastado todo, sobrevino una gran hambre en aquella comarca y comenzó a padecer necesidad. Se fue a trabajar a casa de un hombre del país, que le mandó a sus tierras a cuidar cerdos. Gustosamente hubiera llenado su estómago con las algarrobas que comían los cerdos pero nadie se las daba.

h.pr Entonces, reflexionando, dijo:

– ¨Lo he hecho todo mal, ¡Cuántos trabajadores de mi padre tienen pan de sobra, mientras que yo aquí me muero de hambre! Me pondré en camino, volveré a casa de mi padre, le pediré perdón y le diré:
¨ Padre, aunque ya no me trates como a un tu hijo, perdóname, por favor, trátame como a uno de tus trabajadores.¨

Se puso en camino y fue a casa de su padre.

Cuando aún estaba lejos, su padre lo vio y se conmovió. Fue corriendo, se echó al cuello de su hijo y lo cubrió de besos.

El hijo comenzó a decir:

– ¨ Padre, me he portado muy mal. Ya no merezco llamarme hijo tuyo.¨

Pero el padre dijo a sus criados:

– ¨Traed enseguida la mejor ropa y ponédsela; ponedle también un anillo en la mano y sandalias en los pies. Tomad el ternero más grande, matadlo y celebremos una fiesta, porque este hijo mío se había ido y ha vuelto, se había perdido y ha sido encontrado.¨ Y se pusieron todos a festejarlo.

hijo_prodigo