El trombón


¿Cómo se hace el trombón?

 

El trombón es un instrumento musical aerófono de la familia de viento-metal, con un registro más grave que el del corno.

El sonido se produce gracias a la vibración de los labios del intérprete en la parte denominada boquilla a partir de la columna del aire (flujo del aire).

Consta de la boquilla acoplada a un tubo cilíndrico con forma de U, de aproximadamente 3 metros de largo, doblado sobre sí mismo y conectado a una sección cónica que se ensancha en forma de campana.

La sección telescópica (tubo móvil o vara) hace posible variar la longitud del tubo, y por lo tanto alterar la frecuencia resonante. El trombón es el único instrumento, además de la familia del violín, con los cuales es posible obtener una frecuencia continua deslizante de un lado a otro del rango de frecuencias de la fundamental.

trombon

Partes del trombón:

  1. Deslizador de afinación
  2. Boquilla
  3. Corneta
  4. Liberador de agua
  5. Manopla principal
  6. Puente
  7. Puente
  8. Traba de deslizamiento

El tono se determina según la posición de la vara, los labios del músico y la presión de aire; por lo tanto, el instrumentista debe tener un agudo sentido del tono y la habilidad requerida para producir la nota correcta, casi, instantáneamente. Esto implica que la nota debe ser creada por el músico y no que viene dada servida por el instrumento.

En la familia del trombón hay muchas variantes con distintas tesituras y tamaños, se puede clasificar según el sonido particular que emite y por tanto las notas y claves que le cambia la altura de las notas utilizando un sistema de válvulas y pistones. El sonido es distinto y exagera cualquier imprecisión en la entonación. trombon-varas

Según su tamaño
  • Trombón soprano
  • Trombón alto
  • Trombón tenor (usual)
  • Trombón bajo
  • Trombón contrabajo
  • Trombón Buccin

En la orquesta se suele usar el trombón tenor y a veces el bajo.

El trombón, como los otros instrumentos de viento, tuvo su origen en la barra hueca y los cuernos de los animales

Durante los periodos barroco y clásico se usaba mucho en la música religiosa y desde el siglo XIX es imprescindible en la gran orquesta sinfónica contribuyendo a ello tanto Berlioz como otros compositores importantes de la época y,fue Wagner, quien le dio una posición estable.

Durante el siglo XVIII el acampanamiento del pabellón del trombón se hizo más pronunciado y los soportes móviles se sustituyeron por abrazaderas firmemente soldadas. La primera parte del siglo fue también testigo de un declive general en la utilización del instrumento. Pero esta tendencia se invirtió a finales del siglo, cuando las bandas militares encontraron útil el trombón y cuando sus asociaciones eclesiásticas y sobrenaturales lo introdujeron en las óperas de Gluck y Mozart.

Nuestro instrumento tiene un uso cada vez más adentrado en el jazz, en el que, además de ser un instrumento clave para la big band, interpreta pasajes solistas, así como en géneros diferentes como el reggae, salsa, cumbia etc. lo que se pensó como un instrumento 100% clásico, se ha podido adaptar a través de los años en estos diversos géneros.

 
 
Anuncios

Un pensamiento en “El trombón

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s