5. El elefante


Igual que en existe en la naturaleza, la orquesta tiene su propio elefante. Majestuoso, inteligente, imponente, pesado… la similitud de contrabajos y elefantes es más que evidente. El contrabajo es uno de esos instrumentos que asusta por su tamaño, pero que conquista con su mirada… en este caso, con su sonido un poco ronco pero tremendamente atractivo. En este número del Carnaval, Saint-Säens otorga el protagonismo al contrabajo, y cita al francés Berlioz con su ópera “La condenación de Fausto”.

Igual que si tratáramos de hacer bailar a un elefante, el contrabajo canta un “ligero” vals sobre el rítmico acompañamiento del piano. La música evoca la pesadez de sus movimientos.

Este fragmento está escrito para dos pianos y contrabajo.

Y … ahora … la orquesta:

¿ Habéis visto el tamaño del contrabajo?, ¡No hay duda de que es como un elefante! ¿eh? ¡¡¡¡¡ ENORMEEEEEEE !!!!!

Un pensamiento en “5. El elefante

  1. Pingback: El carnaval de los animales | En Clave de Niños

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s