El verano – Vivaldi


En el concierto nº 2 en Sol menor, RV:315, conocido como “El verano”, Vivaldi expresa el cansancio a causa del calor con un tema basado en breves motivos que parecen evocar la respiración lenta y profunda, mediante la orquesta separados por silencios.

Ver Vivaldi - El Verano

Primer movimiento: Allegro non molto

Una lenta introducción describe el intenso calor del verano, de nuevo oímos el canto de las aves en el súbito allegro, el cú-cú en figuras de dobles corcheas por el 00006violín solista, después la tórtola el jilguero hasta que suena un piano que evocará la lenta respiración de un céfiro. Dichos cantos desaparecen por un fuerte viento y oímos el llanto del pastor por miedo a la tormenta. Con huracanados vientos descritos por dobles corcheas en toda la cuerda finaliza el movimiento.

Segundo movimiento: Adagio-Presto-Adagio

En el Adagio, el violín solista realiza una lenta melodía con la que Vivaldi quiere describir el ambiente tranquilo del descanso veraniego. De pronto, un descanso se ve sorprendido por lo que van a representar sonidos de moscas y moscardones siempre presentes en verano gracias a violines, violas y bajos, que repiten una misma nota con figuras breves y en tempo más rápido.

Y otra vez aparece el ambiente somnoliento del principio.

Tercer movimiento: Presto

Gran cantidad de insectos voladores revolotean huyendo de la tormenta, los rayos iluminan el cielo ambiente pleno de tempestad, descripción llena de virtuosismo por el solista. La tormenta descrita por la orquesta a base de figuras breves y a mucha velocidad.