Gracias


2500-twitter

Gracias a los más de 2500 amigos que nos siguen ya en Twitter, son una parte muy importante de este blog que es de todos y para todos.

GRACIAS

 

La leyenda del tigre y el zorro


fox__tiger_by_youxiandaxia

Un tigre hambriento consiguió atrapar un zorro y se dispuso a devorarlo. Disimulando su terror y sacando fuerzas de flaqueza, el zorro, en su intento por sobrevivir, dijo:

—¡Un momento! ¡Deténte! Te aseguro que yo soy el rey de los animales del bosque. Tal es el mandato del Dios Celestial que nadie puede desobedecer. A pesar de tu mucha fuerza, no podrás hacerme ningún daño, pues, si lo intentaras, serías severamente castigado por el Cielo.

—¡Vaya! —exclamó sorprendido el tigre—. Jamás había oído cosa semejante. ¿Cómo puedes demostrarme que efectivamente eres el rey de los animales del bosque por decreto del Dios Celestial?

—Nada es más fácil que eso —declaró el zorro, aparentando seguridad y arrogancia—. Ahora vamos a dar un paseo por el bosque. Tú sígueme a corta distancia y observa cómo todos los animales huyen de mí.

Componiendo la figura y pisando con firmeza, el zorro comenzó a caminar airosamente, seguido a corta distancia por el tigre. El felino se quedó totalmente perplejo cuando comprobó que los animales salían corriendo al paso del zorro, sin percatarse de que era del feroz tigre y no del inofensivo zorro del que huían.

¿Sabrías sacar tú una moraleja?

Leyenda china

La pequeña luciérnaga


Había una vez una comunidad de luciérnagas que habitaba el interior de un gigantesco lampati, uno de los árboles más majestuosos y antiguos de Tailandia. Cada noche, cuando todo se volvía oscuro y apenas se escuchaba el leve murmurar de un cercano río, todas las luciérnagas salían del árbol para mostrar al mundo sus maravillosos destellos. Jugaban a hacer figuras con sus luces, bailando al son de una música inventada para crear un sinfín de centelleos luminosos más resplandeciente que cualquier espectáculo de fuegos artificiales.lampati
Pero entre todas las luciérnagas del lampati había una muy pequeñita a la que no le gustaba salir a volar.
– No, hoy tampoco quiero salir a volar. Id vosotros que yo estoy muy bien aquí en casita.
Tanto sus padres como sus abuelos, hermanos y amigos esperaban con ilusión la llegada del anochecer para salir de casa y brillar en la oscuridad. Se divertían tanto que no comprendían por qué la pequeña luciérnaga no les quería acompañar. Le insistían una y otra vez, pero no había manera de convencerla. La pequeña luciérnaga siempre se negaba.
-¡Que no quiero salir afuera! ¡Mira que sois pesados!
Toda la colonia de luciérnagas estaba muy preocupada por su pequeña compañera.
-Tenemos que hacer algo -se quejaba su madre-. No puede ser que siempre se quede sola en casa sin salir con nosotros.
-No te preocupes, mujer -la consolaba el padre-. Ya verás como cualquier día de estos sale a volar con nosotros.
Pero los días pasaban y pasaban y la pequeña luciérnaga seguía encerrada en su cuarto.
ok_apertura_1Una noche, cuando todas las luciérnagas habían salido a volar, la abuela de la pequeña se le acercó y le preguntó con mucha delicadeza:
-¿Qué es lo que ocurre, mi pequeña? ¿Por qué no quieres venir nunca con nosotros a brillar en la oscuridad?
-Es que no me gusta volar-, respondió la pequeña luciérnaga.
-Pero, ¿por qué no te gusta volar ni mostrar tu maravillosa luz? -insistió la abuela luciérnaga.
-Pues… -explicó al fin la pequeña luciérnaga-. Es que para qué voy a salir si nunca podré brillar tanto como la luna. La luna es grande, y muy brillante, y yo a su lado no soy nada. Soy tan diminuta que en comparación parezco una simple chispita. Por eso siempre me quedo en casa, porque nunca podré brillar tanto como la luna.
La abuela había escuchado con atención las razones de su nieta, y le contestó:
-¡Ay, mi niña! hay una cosa de la luna que debería saber y, visto o visto, desconoces. Si al menos salieras de vez en cuando, lo habrías descubierto, pero como siempre te quedas en el árbol, pues no lo sabes.luciernaga
-¿Qué es lo que he de saber y no sé? -preguntó con impaciencia la pequeña luciérnaga.
-Tienes que saber que la luna no tiene la misma luz todas las noches -le contestó la abuela-. La luna es tan variable que cada día es diferente. Hay días en los que es grande y majestuosa como una pelota, y brilla sin cesar en el cielo. Pero hay otros días en los que se esconde, su brillo desaparece y el mundo se queda completamente a oscuras.
-¿De veras hay noches en las que la luna no sale? -preguntó sorprendida la pequeña luciérnaga.
-Así es -le confirmó la abuela. La luna es muy cambiante. A veces crece y a veces se hace pequeñita. Hay noches en las que es grande y roja y otras en las que desaparece detrás de las nubes. En cambio tú, mi niña, siempre brillarás con la misma fuerza y siempre lo harás con tu propia luz.
La pequeña luciérnaga estaba asombrada ante tal descubrimiento. Nunca se había imaginado que la luna pudiese cambiar y que brillase o se escondiese según los días.
Y a partir de aquel día, la pequeña luciérnaga decidió salir a volar y a bailar con su familia y sus amigos. Así fue como nuestra pequeña amiguita aprendió que cada uno tiene sus cualidades y, por tanto, cada uno debe brillar con su propia luz.

De: https://www.casaasia.es/

Tintín y sus aventuras


Tintín es el nombre de un joven y valiente reportero de el diario belga  “Le Petittintin y milu Vingtieme”, cuya edad desconocemos, al que le encantan las aventuras y que  siempre viaja acompañado por su perro inseparable Milú, un fox terrier blanco. Fue creado por el escritor belga Georges Remi apodado Hergé.

Es extremadamente inteligente e ingenioso, tiene bastante más fuerza física de la que aparenta, una increíble facilidad para los idiomas y sabe conducir todo tipo de vehículos, incluidos aviones y carros de combate. También es un buen tirador. Es muy sensible ante la injusticia y capaz de sacrificarse y meterse en problemas por socorrer a los débiles.

Las aventuras de los personajes que participan junto con Tintín y Milú, en  están ambientadas en escenarios reales de los cinco continentes, y en lugares imaginarios creados por Hergé, tales como Syldavia o San Theodoros.

[ZonaDD]Syldavia llamada también “el Reino del Pelícano Negro” es una Monarquía del centro de Europa, la primera vez que Tintín lo visita tenía 642.000 habitantes, cuenta con dos grandes valles, el del río Vladir, y el de su afluente, el Moltus que se encuentran en Klow, su capital de 122.000 habitantes. Se habla el syldavo y su moneda es el es el khôr.

San Theodoros es una república sudamericana dernier-album-de-tintin-entierement-finalise-par-herge-et-ses-proches-collaborateurs-tintin-et-les-picaros-tintin-picaros-cuya capital es Las Dopicos aunque, tras uno de los golpes de estado del general Tapioca, cambia su nombre a Tapiocapolis, y tras la vuelta al poder del general Alcázar, se llamará, Alcazarópolis. Su principal río es el Badurayal, a orillas del cual, en la región selvática del país, vive la tribu de los Arumbayas.

En la actualidad, las aventuras de Tintín han sido traducidas a más de 70 lenguas y dialectos. Y han sido adaptadas tanto al cine como a la televisión y al teatro.

Estos son los títulos de los libros en los que puedes leer las aventuras de Tintín:

  1. Tintín en el país de los soviets
  2. Tintín en el Congo
  3. Tintín en América
  4. Los cigarros del faraón
  5. El Loto Azul
  6. La oreja rota
  7. La isla Negra
  8. El cetro de Ottokar
  9. El cangrejo de las pinzas de oro
  10. La estrella misteriosa
  11. El secreto del Unicornio
  12. El tesoro de Rackham el Rojo
  13. Las siete bolas de cristal
  14. El templo del Sol
  15. Tintín en el país del Oro Negro
  16. Objetivo: la Luna
  17. Aterrizaje en la Luna
  18. El asunto Tornasol
  19. Stock de coque
  20. Tintín en el Tíbet
  21. Las joyas de la Castafiore
  22. Vuelo 714 para Sidney
  23. Tintín y los «Pícaros»
  24. Tintín y el arte Alfa
  25. Tintín y el lago de los tiburones

Si pinchas sobre la imagen podrás entrar en la página web oficial de Tintín:

images (1)

La adivinanza de la semana (202)