Ramón, el ratón matón – Gabriela Keselman


ratun Todos han empezado a temblar en el parque ratonil. Tiemblan los ratoncitos y tiemblan las mamás ratonas. Tiemblan los columpios, los asientos y hasta las agujas de tejer:

– Ahí viene Ramón, el ratón matón, dicen nerviosos.

-Ahí se acerca Ratón, el matón ramón, dicen más nerviosos.

– Ahí llega Matón, el ramón ratón, dicen muchísimo más nerviosos.

Y es que por el caminito, de la mano de su mamá, viene, se acerca y llega, Ramón. Como todos los días. Ramón es más bueno que un pedazo de queso. Él no quiere hacer daño a nadie. No quiere pelear, no quiere empujar, no quiere morder …

Pero de repente, así, sin más y no se sabe cómo …

– ¡Ramón me ha arañado los bigotes!raton 

– ¡Ramón me ha quitado mi pelota de queso!

– ¡Ramón me ha pisado la oreja!

– ¡Yo solo quería jugar!, se defiende y se sienta, muy triste,, debajo de un arbusto. Pero de repente, así sin más y no se sabe cómo …

– ¡ Si vuelves a tirar queso rallado a los ojos de mi hijo … !

– ¡Cómo te vuelva a ver sacando la lengua a mi nieta … !

– ¡A mi me parece que este ratón necesita quedarse sin postre … !

– ¡El sólo quería jugar!, lo defiende su mamá, y se sienta muy triste, en un banco de piedra.

Ramón hace un gran esfuerzo por ser bueno y su mamá hace un requetesfuerzo para que Ramón se porte bien. Pero de repente, así sin más y no se sabe cómo …

– ¡Ramón no me deja pasar por el agujero …!6-rosetas-ratontriste

– ¡Ramón ha aplastado mi castillito … !

– ¡Ramón se quiere comer mi bocadillo de queso con queso … !

-La próxima vez que te atrevas a molestar a mi nieto …!

. ¡Ni se te ocurra acercarte a las niñas …!

. ¡Vaya con este ratoncito malcriado… !

Así que ramón y su mamá se van, se alejan y desaparecen por el caminito.

Todos han empezado a temblar en el parque ratonil.

Tiemblan los ratoncitos y tiemblan los papás ratones. Tiemblan los toboganes, las fuentes y lasta los periódicos. Solo que esta vez no se trata del temible Ramón. Por el caminito viene, se acerca y llega un gato feroz. Grande, feo y con cara de malas pulgas.superaton

Pero de repente, así sin más y no se sabe cómo …

Ramón coge carrerilla y le pone la zancadilla.

Le coloca el cubo de plástico en la cabeza, le hace un nudito en el rabo, le unta las patas con queso y le pega un ladrido digno del mejor chucho.

Y el gato feroz se va, se aleja y desaparece por el caminito, Y decide no volver nunca más por allí.

Ahora nadie tiembla en el parque ratonil.

Mientras esté Ramón, el ratón campeón …

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.