La leyenda del parchís


El Parchís (también llamado Parcheesi, Parchisi, parchissi; conocido además como Veinticinco) es el juego nacional de la India. El nombre viene de la palabra hindú “pacis” que significa “veinticinco”, el puntaje más alto que se puede lanzar con caparazones del cauri. Parchís es, de hecho, el hermano más joven de Chaupar ( o Chausar o Chaupad), un juego más venerable,complejo y hábil que aún se juega en la India.

Cuenta la leyenda que el emperador hindú Akbar I o Akbar el Grande del siglo XVI, al parecer jugaba el Chaupar en grandes patios construidos de marmol rojo y blanco incrustado.

Él se sentaba a cuatro pies de diámetro en el centro del patio y tiraba los caparazones de cauri. En los cuadros rojos y blancos a su alrededor,m 16 mujeres hermosas del harem, apropiadamente coloreadas, se movían alrededor de acuerdo a sus direcciones. Restos de estos tableros se pueden ver en la actualidad en Agra y Allahabad.

Los orígenes del Parchís y del Chaupar se pierden en el tiempo, pero dudosas evidencias indican que estos tipos de juego existían en la región hindú al menos desde el siglo IV antes de Cristo. Ambos apenas han cambiado desde que el Emperador jugaba, aunque el juengo no se practica extensamente en India como se hacía entonces. Es típico que los tableros se hagan en tela, se tiran 6 caparazones de cauri para determinar los movimientos y los contadores se hacen de madera en forma de colmena.

Este  juego se incluye en los llamados juegos de carreras y fue introducido en Inglaterra en 1896.

El Parchis es un juego de “Cruz y Círculo”, cuyas variantes aparecen por todo el mundo, por ejemplo, el Nyout de Corea que probablemente date del 300 d.C., el Pancha Keliya de Ceilán (Sri Lanka) y el complicado “Edris A Jin” de Siria. Los americanos se supone que han sido colonizados desde Asia del noreste y esta evidencia se sostiene por el hecho de que los juegos de Cruz y Círculo se han encontrado por toda América del Norte y del Sur. Los juegos mayas se han encontrado desde el 800 d.C. tallados en las ruinas de México y cuando los europeos conquistaron a los Aztecas en 1521, descubrieron un juego similar al Parchís que lo jugaban los súbditos de Moctezuma. Los indios americanos aún hoy practican juegos de competencia Cruz y Círculo.

Gana el juego quien antes consiga introducir cada una de sus fichas en su respectiva casilla final.

Actualmente se juega sobre un tablero en forma de cruz alrededor de la cual están dispuestas 68 casillas, 16 de las cuales (debidamente diferenciadas de las demás) constituyen los llamados seguros. Se emplean cuatro grupos de cuatro fichas con un color diferente para cada uno de los grupos.

Cada jugador utiliza el grupo de fichas de uno de los colores.

Existen además cuatro espacios ajenos a lo que es el propio recorrido de la carrera y cada uno del color respectivo de cada grupo de fichas, o casas, en los que cada jugador almacena las fichas que en ese momento no se hallan incorporadas al juego.

Las fichas avanzan a lo largo del recorrido de 68 casillas según indique el dado de 6 caras que ha de arrojar cada jugador por turnos alternativos.

Es un juego con innumerables pequeñas reglas que generan gran cantidad de variantes.

Parte de: http://www.acanomas.com/

http://www.ludoteka.com/

Anuncios

Un pensamiento en “La leyenda del parchís

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s