Maria Anna Mozart


Maria Anna Walburga Ignatia Mozart  nació el 30 de julio de 1751 y murió el 29 de octubre de 1829. También se la conocía como  «Nannerl» o como «Marianne«. Fue una famosa música del siglo XVIII, hermana mayor (cinco años) de Wolfgang Amadeus Mozart e hija de Leopoldo y Anna Maria Mozart.

Como a su hermano, su padre comenzó a enseñarle a los 5 años a tocar instrumentos de teclado siendo una niña prodigio puesto que daba conciertos ya a esa edad. Como ya he dicho en la entrada correspondiente a su padre, éste llevó tanto a ella como a su hermano en viajes a muchas ciudades, tales como Viena y París, para explotar sus talentos. Al principio se destacó como excelente intérprete en clave y piano.

En 1759,  Leopoldo compila el “Libro de Música de Nannerl”, que se convirtió también en libro de estudio del hermano.

Según la costumbre de la época, a los 18 años, al entrar en edad casadera, ya no se le permitía desarrollar su talento como música, por lo que dejó de viajar con su hermano, teniendo que permanecer en casa con su madre. Pero Nannerl siguió componiendo brillantemente. Se cree que algunas piezas de las que se atribuyen a su hermano, son suyas, como pasaría con otras músicas de la época como Clara Shumann o Fanny Mendelsson.

Se casó el 23 de agosto de 1783 con un magistrado millonario, Johann Baptist Franz von Berchtold zu Sonnenburg que tenía ya cinco hijos de dos matrimonios anteriores y tubo tres niños propios: Leopold Alois Pantaleon, Jeanette y Maria Babette.

Después de la muerte de su marido en 1801, Marianne regresó a Salzburgo acompañada por sus dos hijos (un tercer hijo había fallecido) y sus dos hijastros, y trabajó como profesora de música.

En 1825 su salud empeoró y se quedó ciega pero continuó desempeñando su trabajo como profesora de piano y tocando este instrumento hasta su muerte. Fue enterrada en el cementerio de la abadía de San Pedro en Salzburgo.

Existe una película francesa, dirigida por René Féret, denominada “Nannerl, la hermana de Mozart”, que cuenta su vida.

Era tal la devoción que W. A. Mozart sentía por su hermana que le regaló varias piezas como el Divertimento nº 11 en Re Mayor (K.251) en 1776, el Capricio (K.395/300g) de 1778, el Preludio y Fuga (K.394/383a) y presumiblemente el Adagio en Si menor (K.540) de 1788.

Podemos oir en el vídeo el primer movimiento, Molto allegro, del Divertimento que compuso W. A. Mozar para regalar a Nannerl en su 25 cumpleaños:

Parte de: la wikipedia

Concierto para flauta, arpa y orquesta en Do Mayor – W. A. Mozart


Es este uno de los dos conciertos dobles que compuso el autor y su única pieza para arpa.

Mozart escribió este concierto en París a donde había viajado en compañía de su padre en marzo de 1778, cuando contaba con 22 años.

Es conocido que al compositor no le gustaba el sonido de la flauta, pero Adrien-Louis de Bonnières, Duque de Guisnes, flautista aficionado y padre de una joven  que tocaba el arpa excelentemente (a quien Mozart daba clases de composición), quería que ésta pudiera tocar el instrumento en su compañía, es por ello que encargó esta composición a su profesor.

 Consta de tres movimientos:

El primero, Allegro,está construido sobre diversos temas, pero de éstos, es el último el único que se emplea en el desarrollo central del movimiento.

El segundo movimiento, Andantino, es de carácter tierno y tranquillo. La flauta y el arpa se mantienen siempre en perfecta armonía, contestándose una a la otra graciosamente. En este movimiento las cuerdas asumen todo el peso de la orquesta.

El último movimiento, Rondó (Allegro), posee un abundante material melódico. El estribillo del Rondó tiene el carácter de una gavotta, manteniéndose siempre  el movimiento con una gran espontaneidad.

Oímos en este vídeo el segundo movimiento, acompañando a la la música unas bonitas y coloridas imágenes de ranas:

Leopoldo Mozart


Aunque conocemos a Wolfgang Amadeus Mozart debemos saber que su padre fue también un gran músico.

Leopoldo Mozart nació el 14 de noviembre de 1719 y murió el 28 de mayo de 1787.  Fue un compositor, director, profesor y violinista., publicó “Tratado completo sobre la técnica del violín”.

Johann Georg Leopold Mozart hijo de Johann Georg Mozart, un encuadernador,  y  de Anna Maria Sulzer. Con 8 años comenzó a estudiar en el instituto lógica, ciencia y teología graduándose magna cum laude, después, con 16 años, pasó a la universidad donde estudió Filosofía y Jurisprudencia.

Apareció en producciones teatrales de estudiantes como actor y cantante, además de hacerse un experto violinista y organista.

Con 21 años comenzó su carrera como músico profesional, haciéndose violinista.

A los 28 años se casó con Anna Maria Pertl. Tuvo siete hijos, cinco de los cuales murieron en la infancia. Afortunadamente, sobrevivieron sus dos niños prodigio: Maria Anna Ignatia y Johannes Chrysostomus Wolfgangus Theophilus Mozart. Al darse cuenta del talento de sus hijos, disminuyó su actividad creativa y se volcó en su instrucción.

Un año más tarde, Leopold fue nombrado compositor de la corte del arzobispo de Salzburgo.

A los seis años, su hijo Wolfgang era ya intérprete avanzado de instrumentos de tecla y  violinista, a la vez que hacía gala de una extraordinaria capacidad para la improvisación y la lectura de partituras.

En 1762 Leopold comenzó a llevar a su hijo de gira por las cortes de Europa.

Compuso, entre otras, las sinfonías: “Bodas campesinas”, “Viaje musical en trineo” y “Sinfonía Burlesca”.

Además escribió juegos de acción conciertos, música de cámara, canciones, cantatas y misas. Se le atribuye la autoría de la “Sinfonía de los juguetes.

 A ver si os gusta este primer movimiento de la “Sinfonía de los juguetes”:

De: La wikipedia

Don Giovanni – W. A. Mozart


También llamada “El libertino castigado” o “Don Juan”, es la séptima ópera más representada en el mundo. Se trata de una opera bufa (es decir, una ópera con tema cómico) en dos actos con música de Wolfgang Amadeus Mozart y libreto en italiano de Lorenzo da Ponte, basado en el Don Juan Tenorio de Giuseppe Gazzaniga, y por extensión en El burlador de Sevilla y El Convidado de Piedra de Tirso de Molina.

Después de haber obtenido una fantástica acogida las Bodas de Fígaro en Praga, a Mozart se le encarga una nueva ópera. En el año 1787 estaba de moda en Europa el tema de Don Juan por lo que, Lorenzo da Ponte eligió este tema para su libreto que gustó y divirtió mucho al compositor.

Esta orquestada para dos flautas, dos oboes, dos clarinetes, dos fagotes, dos trompas, dos trompetas, tres trombones, timbales, mandolina y cuerda más clave o pianoforte y violonchelo.

La obra se desarrolla en una ciudad española (no sabemos exactamente cuál).

 Primer acto:

 Compuesto por cuatro cuadros, transcurre en el palacio de Don Giovanni.

 Don Giovanni, con ayuda de su sirviente Leporello, intenta seducir a Anna, para lo cual mata a su indignado padre, el Comendador. Luego huye del novio de la muchacha (Ottavio) que lo persigue para vengarse. Se encuentra brevemente con una relación anterior (Elvira), a la que elude, dejando a su sirviente para dar las explicaciones del caso. Durante su huída, aparece en medio de un boda de aldeanos donde seduce a la joven novia (Zerlina) hasta llevarla a la alcoba. Pero Zerlina sale en ropa interior de su alcoba dando gritos y Don Giovanni es arrinconado por los amigos de la novia, aunque logra escapar abriéndose paso con su espada.

Segundo acto:

 Se compone de cinco cuadros.

Don Giovanni intercambia la capa y el sombrero con las de Leporello para evitar a Elvira y concreta un encuentro con su sirvienta. Cuando Elvira ve a Leporello vestido como Don Giovanni, se arroja a sus brazos.

 Don Giovanni se enfrenta a la estatua del padre de Anna, a quien el mismo mató y lo invita a comer, para sorpresa de él y su sirviente, la estatua aparece ante la mesa, tras haber intentando conseguir el arrepentimiento de Don Giovanni, lo reta a devolverle la visita, cosa que nuestro protagonista acepta y le tiende la mano que el Comendador le pide en prenda. Al contacto con la estatua, Don Giovanni siente el frío de la muerte, pero se sigue negando a arrepentirse por la vida que ha llevado. La tierra tiembla, se abre bajo sus pies y es absorvido por las llamas del infierno.

 Finalmente, tras conocer el final de nuestro protagonista, todo comienza a reconstruirse: Ottavio se va a casar con Anna y Elvira se retira a un convento, Zerlina regresa con su novio y Leporello habrá de encontar un señor más humano.

Ludwig van Beethoven


Ludwig van Beethoven nació en Bonn el día 16 de diciembre de 1770 y murió en Viena el 26 de marzo de 1827. Fue un compositor, director de orquesta y pianista alemán. La partícula van de su nombre no procede de orígenes nobles.

La familia Beethoven vivía bajo condiciones modestas. Su abuelo paterno, llamado también Ludwig, era descendiente de una familia de campesinos y granjeros.

En marzo de 1733, su abuelo emigró a Bonn, en donde trabajó como director y maestro de capilla de la orquesta del príncipe elector de Colonia. Su hijo y padre de Beethoven, Johann van Beethoven era músico y tenor de la corte electoral. Se casó con Maria Magdalena Keverich una joven viuda e hija de un cocinero de Tréveris. Dos años después, el matrimonio, en 1769, tuvo su primer hijo, bautizado como Ludwig Maria van Beethoven. Sin embargo, apenas seis días después de su bautizo, el niño falleció. El 17 de diciembre de 1770, fue bautizado su segundo hijo, Ludwig van Beethoven, en la iglesia de San Remigio de Bonn, con el nombre de «Ludovicus van Beethoven» según se describe en el acta de bautismo. Ludwig tuvo cinco hermanos pero sólo sobrevivieron dos: Kaspar Anton Karl y Nikolaus Johann.

El padre de Beethoven estaba muy impresionado por el hecho de que Wolfgang Amadeus Mozart diese conciertos a los siete años y quería que su hijo siguiera sus pasos. Con la intención de hacer de Ludwig un nuevo niño prodigio, comenzó a enseñarle piano, órgano y clarinete a temprana edad. Sin embargo, el estudio musical coartó el desarrollo afectivo del joven, que apenas se relacionaba con otros niños. En mitad de la noche, Ludwig era sacado de la cama para que tocara el piano a los conocidos de Johann, a quienes quería impresionar; esto causaba que estuviera cansado en la escuela. Ya era usual que dejara de asistir a clases y se quedara en casa para practicar música.

Cuando tenía siete años, Beethoven realizó su primera actuación en público en Colonia. Su padre afirmó que la edad de Ludwig era de seis años, para destacar, de esta manera, la precocidad de su hijo.

Cuando contaba con once años de edad, Beethoven publicó su primera composición titulada Nueve variaciones sobre una Marcha de Ernst Christoph Dressler.

Al año siguiente, Ludwig es contratado como músico en la corte del príncipe elector de Colonia Maximiliano Francisco, por recomendación de Neefe, su profesor.

Con 17 años, a la muerte de su madre tuvo que responsabilizarse de sus dos hermanos y se vio obligado a mantenerlos, tocando el violín en una orquesta y dando clases de piano durante cinco años.

A la muerte de su padre, el príncipe elector de Bonn, su mecenas, le financió un viaje a Viena, ciudad en la que permaneció el resto de su vida componiendo, tratando de alcanzar un reconocimiento social a su persona por medio del arte y sufriendo un mal particularmente terrible para él: la sordera.

Durante este período tuvo varios duelos musicales con otros pianistas.

Con veinticuatro años publicó su primera obra importante: tres tríos para piano, violín y violonchelo y el año siguiente, en 1795, realizó su primer concierto público en Viena como compositor profesional, en el que interpretó sus propias obras.

La corte, la nobleza y la Iglesia vienesas acogieron la música de Beethoven y se convirtieron en mecenas y protectoras del joven músico.

En 1800 presentó su Primera Sinfonía. En este vídeo podemos oir el Adagio Molto-Allegro con Brio:

Su música inicial, fresca y ligera, cambió para convertirse en épica y turbulenta, acorde con los tiempos revolucionarios que vivía Europa. Eran años en que las potencias monárquicas europeas se habían aliado para derrotar a la Francia revolucionaria. De esta época son la Sonata para piano nº 8, llamada Patética, y la Sonata para piano n.º 14, llamada Claro de luna. Su Tercera Sinfonía, llamada la «Eróica», estaba escrita en un principio en «memoria de un gran hombre», Napoleón, que era visto en ese momento como un liberador de su pueblo. Cuando se declaró a sí mismo Emperador, Beethoven se enfureció y borró violentamente el nombre de Napoleón de la primera página de la partitura. La «Eroica» se estrenó finalmente el 7 de abril de 1805.

En los años siguientes, Beethoven incrementó su actividad creadora y compuso muchas obras, entre ellas la Quinta Sinfonía, la Sinfonía Pastoral, la Obertura Coriolano y la bagatela para piano Para Elisa.

En 1812, Beethoven se traslada al balneario de Teplice y durante su estancia escribió la carta Amada inmortal, que provocó multitud de especulaciones sobre su destinataria aunque nunca se ha podido averiguar con exactitud.

Beethoven había entablado contacto con el inventor Johann Mäzel, que le construyó varios instrumentos para ayudarlo con sus dificultades auditivas, como cornetas acústicas o un sistema para escuchar el piano.

El invento de Mäzel que más impresionó al compositor fue el metrónomo, y escribió cartas de recomendación a editores y comenzó a realizar anotaciones en las partituras con los tiempos del metrónomo para que sus obras se interpretaran como él las había concebido.

En 1814, acabó las Séptima y Octava Sinfonías y reformó la ópera Fidelio, que fue un gran éxito, tanto de afluencia de público como económico, al igual que el resto de conciertos que realizó en esa época.

En 1823 termina su Novena Sinfonía y se estrenó el 7 de mayo de 1824. A partir de esta fecha, su salud decayó durante su estancia en la casa de su hermano. Es esta época cuando comienza la composición de su Décima Sinfonía (que nunca terminó).

Su hermano Nikolaus Johann, su cuñada y su admirador incondicional Anselm Hüttenbrenner le acompañaron al final de su vida,  a los 56 años.

El 29 de marzo, tuvo lugar su funeral, en él se interpretó el Réquiem en re menor de Wolfgang Amadeus Mozart.

 Beethoven es reconocido como uno de los más grandes compositores de la historia, compuso obras en una amplia variedad de géneros y para una amplia gama de combinaciones de instrumentos musicales.

Sus obras para orquesta sinfónica incluyen nueve sinfonías (la Novena Sinfonía incluye un coro) y alrededor de una docena de piezas de música «ocasional». Compuso nueve conciertos para uno o más instrumentos solistas y orquesta, así como cuatro obras cortas que incluyen a solistas acompañados de orquesta. Fidelio es la única ópera que escribió y entre sus obras vocales con acompañamiento orquestal se incluyen dos misas y una serie de obras cortas.

Compuso un amplio repertorio de obras para piano, como treinta y dos sonatas para piano y numerosas obras cortas, incluidos los arreglos (para piano solo o dúo de piano), de algunas de sus otras obras. Las obras en las que usa el piano como instrumento de acompañamiento incluyen diez sonatas para violín, cinco sonatas para violonchelo y una sonata para corno francés, así como numerosos lieder (poemas musicalizados para voz y piano).

La cantidad de música de cámara que produjo Beethoven fue notable. Además de los dieciséis cuartetos de cuerda, escribió cinco obras para quinteto de cuerda, siete para trío con piano, cinco para trío de cuerda y más de una docena de obras para gran variedad de combinaciones de instrumentos de viento.

De: La Wikipedia

Mozart para niños – Carmen Gil


Esta es la historia de un genio

que en el pasado milenio

hacía brillar el sol

con su do re mi fa sol.

 

Fue Mozart un bebé tierno

que llegó al mundo en invierno

y cuenta quien allí estaba

que en vez de llorar, cantaba.

 

Mientras los niños de al lado

jugaban a ser soldados

con espadas diminutas,

él movía la batuta.

 

Con seis años, el pispajo,

iba ya de arriba abajo

tocando, ¡vaya trajín!,

el piano y el violín.

 

El éxito era rotundo:

¡le aplaudía todo el mundo!

y dejaba boquiabierto

al que oía su concierto.

 

Era Amadeus menudo,

muy gracioso y narigudo,

aprendía muy deprisa

¡y todo le daba risa!

 

Nannerl llamaba bufón

al niño alegre y burlón:

«Este hermanito me asombra:

¡se ríe hasta de su sombra!»

 

Como el niño concertista

era guasón y bromista,

tocaba con la nariz:

¡tocando era tan feliz…!

 

Además de muy simpático,

era un genial matemático,

un infante muy brillante

con memoria de elefante.

 

Cumplidos los ocho años,

aunque nos parezca extraño,

Mozart compuso un buen día

su primera sinfonía.

 

Dentro de su cocorota

bailaban cientos de notas

y formaban todas ellas

las melodías más bellas.

 

Ya daba la serenata

con sus óperas, sonatas,

sinfonías y cuartetos:

¡era un artista completo!

 

Después de muchas andanzas

se enamoró de Constanza.

Juntos pasaron la vida,

pobre, pero divertida.

 

Amadeus con maestría

componía noche y día,

una música excelente

que fascinaba a la gente.

 

Su existencia musical

tuvo un oscuro final,

pues murió de modo extraño

con solo treinta y seis años.

 

Aunque Mozart, a su modo,

no se fue nunca del todo:

está aquí y todo lo llena

cuando su música suena.

 

Su música, ¡qué delicia!,

mima, envuelve y acaricia,

se cuela directa al centro

y hace cosquillas por dentro.

Cine y música clásica


Las películas sobre música clásica y sus autores, no necesariamente reflejan la biografía de sus protagonistas con exactitud pero sí hacen ameno el conocimiento de sus composiciones e interpretaciones. Paso a enumerar algunas de las más conocidas, espero que os gusten:sinfonía fantastica

LA SINFONÍA FANTÁSTICA (1942)

Biografía sobre el compositor francés Héctor Berlioz dirigida por Christian-Jaque en 1942 quien compuso una obra con este título. Interpretada por Reneé Saint Cyr y Jean Louis Barrault entre otros.

SUEÑO DE AMOR (1960)

Narra la historia de amor entre el magnífico pianista húngaro Franz Liszt y la princesa Carolina de Rusia. Son los años en los que la corriente romántica ha cautivado Europa, desde mediados del siglo XIX. Por el amor de su princesa, Liszt debe abandonar su exitosa gira como concertista en París, y rechazar a una condesa… Dirigida en principio por Charles Vidor que falleció durante el rodaje, siendo sustituido por George Cukor. Interpretada por: Dirk Bogarde, Capucine, Geneviève Page, Patricia Morison, Ivan Desny, Martita Hunt, Lyndon Brook y Alexander Davion.

Premios: Oscar a la mejor banda sonora (Musical) y Globo de Oro a la mejor película musical.

 AMADEUS (1984):

La historia de la vida de  Wolfgang Amadeus Mozart contada través del también músico  Antonio Salieri, quien creía que su música era divina pero que  envidiaba a Mozart. Interpretada por F. Murray Abraham, Tom Hulce, Jeffrey Jones y dirigida por Milos Forman.

AMOR  INMORTAL (1994):

Tras la muerte de Ludwig van Beethoven, en 1827, se encontraron entre sus papeles tres cartas de amor escritas un mismo día (por la mañana, tarde y noche), a una mujer de la que no se indicaba su nombre, y a la que el compositor se dirigía como «Mi amada inmortal». Anton Félix Schindler busca a esta «amada» puesto que es la heredera de Beethoven, a quien según el argumento lega todos sus bienes, sin embargo la búsqueda no es fácil, ya que no hay pista alguna de quién es en realidad esta persona. Interpretada por Gary Oldman, Jeroen Krabbé, Isabella Rossellini, Johana ter Steege y dirigida por Bernard Rose. Es para mayores de 13 años.

]

FARINELLI, IL CASTRATO (1994):Farinelli_el_castrado-779301906-large

Coproducción Bélgica-Francia-Italia-Alemania que nos narra la vida de Carlo Broschi, que triunfó en la ópera en el XVIII. Con 32 años y en la cumbre del éxito, Farinelli, artista que en el siglo XVIII ennobleció el arte del canto, se retira misteriosamente para dedicar en exclusividad al rey Felipe V de España su prodigiosa voz. Interpretada por Stefano Dionisi, Elsa Zylberstein, Enrico Lo Verso, Caroline Cellier, Jeroen Krabbé, Omero Antonutti, Marianne Basler, Jacques Boudet y dirigida por Gerard Corbiau.

Premios: Nominada al Oscar: Mejor película de habla no inglesa,  Globo de Oro: Mejor película extranjera, 2 premios Cesar: Mejor montaje, sonido. 3 nominaciones,  David de Donatello: Mejor vestuario

MI NOMBRE ES BACH (2003)

Esta película (recomendada para adultos) nos expone la relación entre el compositor Johann Sebastian Bach, ya anciano, y el joven rey Federico II de Prusia. Ambos se conocieron cuando el monarca invitó al músico a pasar una semana en su castillo, aprovechando que éste se había trasladado a Postdam, para el bautizo de su primer nieto. La noche de su llegada, el rey le reta a improvisar una partitura, basada en complicada melodía compuesta por él. Exhausto por el viaje, Bach se muestra reacio a entrar en el juego, pero el rey será capaz de convencerle. Dirigida por Dominique de Rivaz e interpretada por Detlev Buck, Vadim Glowna y Karoline Herfurth entre otros.

 VIVALDI, UN PRINCIPE EN VENECIA (2006)

Este drama es un viaje hacia la rica Venecia del siglo XVIII, donde el fraile y compositor barroco Antonio Vivaldi pelea con sus líderes religiosos, especialmente con el obispo de Venecia, quien pretende usar su poder para destruir la carrera de Vivaldi… Guión y dirección de  Jean-Louis Guillermou e interpretada por Stefano Dionisi, Michel Galabru, Michel Serrault y Christian Vadim.

COPYING BEETHOVEN (2006)cartel_copying_beethoven_0

Para mayores de 13 años, en esta coproducción de Estados Unidos, Reino Unido, Hungría, Anna Holtz, una joven aspirante a compositora que estudia en el conservatorio de Viena, intenta conseguir el puesto de copista de Ludwig van Beethoven. Anna no tarda en demostrar su capacidad y se gana la confianza de Beethoven, que está en vísperas de estrenar su Novena Sinfonía. Entre ambos surge una amistad basada en la admiración y en el vínculo de unión de la música. Dirigida por Agnieszka Holland e interpretada por Ed Harris, Diane Kruger, Matthew Goode, Nicholas Jones, Joe Anderson, Ralph Riach, Angus Barnett.