Técnicas de estudio (2)


Recomendaciones para el momento concreto de estudio:

  • El sitio de estudio debemos procurar que sea un lugar fijo que favorezca la con­centración y el silencio. Exigiendo orden en él. Sin más «trastos» de los que se nece­site encima de su mesa. Con luz suficiente, de modo que la luz entre, en el caso de sea diestro por la izquierda, preferiblemente luz blanca. Con una temperatura ade­cuada entre 19° y 21°C.Habitos-estudio
  • Debemos exigir un horario fijo: siempre a las mismas horas. Mañana o noche depende de los bioritmos de cada cual; trabajo diario sin atracones finales.
  • Sin que se levanten de la mesa una vez que empiezan. Cada vez que interrumpen su trabajo y se descentran tienen que volver a empezar todo el proceso.
  • Que comiencen cada sesión por planificar el propio tra­bajo. Debe pedirse por escrito. Esta planificación debe estar hecha a:

                    1. Corto plazo (¿qué tengo que hacer mañana?); y a plazo más largo el                                examen o entrega de trabajos.
                    2. Una vez que han decidido lo que tienen que hacer conviene que escojan el                        orden de realización teniendo en cuenta: 

                                    –  La dificultad de la materia de estudio;
                                    – El tipo de ejercicios y la fatiga que originan; 
                                    –  La necesidad de descanso.

                    3. Puede ser un buen esquema: Empezar por una asignatura de dificultad                              media para, después de un breve descanso (5 minutos); Abordar la materia                        más difícil y tras un descanso continuar con una materia que le guste.

  • Deben estudiar siempre con papel y lápiz: fácilmente se retiene una infor­mación cuanto por más sentidos entra (oído, vista y tacto pueden ponerse en fun­cionamiento). Este apartado hace referencia al subrayado y a la realización de es­quemas de lo fundamental. Hay además determinadas materias como las matemá­ticas en que el trabajo con papel y lápiz es condición imprescindible.
  • Conviene equilibrar los ejercicios escritos con el tiempo de memorización: es frecuente en muchos jóvenes que llamen tarea de casa solamente a la tarea escrita. Y, sin embargo, además de los ejercicios escritos, es necesario dedicar un tiempo diario a la asimilación de conocimientos nuevos, al estudio (no renunciando al papel y lápiz).
  • Una técnica eficaz:
  1. Leer toda la lección sin profundizar para ver el contenido.
  2. Empezar de nuevo pregunta por pregunta.
  3. Subrayar las palabras que no conozco.
  4. Subrayar las palabras-ideas más importantes.
  5. Hacer un esquema de lo subrayado y las ideas importantes.
  6. Repasar el esquema en voz alta y completarlo. Escribiendo.
  • Cuando se sabe sin dificultad la primera pregunta se pasa a la segunda y se repi­te la misma operación. Al final, repasar todas las preguntas en orden distinto. Se repasará en voz alta y también por escrito para poder llevar a cabo eficazmente los exámenes son escritos.
  • Conviene hacer siempre un repaso rápido de lo que se ha visto ese día. A veces puede bastar con dos o tres minutos por asignatura: Revisar un problema, leer una pregunta que se ha explicado, etc.. Es un buen método lógicamente empezar siem­pre por ahí para pasar luego al trabajo detallado de lo planificado para ese día.get-videojuegos
  • Debemos pactar con ellos el uso de la radio, televisión, aparatos musicales, etc. Si decimos que el ruido no es bueno para estudiar estamos hablando también de esos medios. Y sin embargo, cada vez son más los jóvenes que estudian con música e incluso con dispositivos (móvil, mp4, ipod, etc. ) puestos.
  • Es aconsejable evaluar conjuntamente con ellos su funcionamiento durante estos tiempos de tra­bajo personal. Es decir, el cumplimiento de todas estas actividades. Pero no es necesario hacerlo día a día, porque no por repetir muchas veces las cosas se funciona mejor, es mejor evaluar por semana para ver logros y fallos.
  • Dejémosles tiempo para descansar y hacer deporte. Si cumplen con su trabajo y se han organizado adecuadamente, el fin de semana debe ser mucho más relajado.

 Os dejo el enlace de una web muy completa y que les gustará mirar:

 aprende a estudiar

 Técnicas de estudio (1)

Anuncio publicitario

Popi el alpinista (para la motivación en el estudio)


Popi el alpinista era famoso por sus intentos de escalar la gran montaña nevada. Lo había intentado al menos 30 veces, pero siempre había fracasado. Comenzaba la alpinistaascensión a buen ritmo, con la vista puesta en la nieve de la cima, pensando en la maravillosa vista y aquel sentimiento de libertad. Pero a medida que las fuerzas le fallaban, bajaba los ojos, y miraba más a menudo sus desgastadas botas, y finalmente, cuando las nubes le rodeaban, y comprendía que ese día no podría disfrutar de la vista, se sentaba a descansar, aliviado, para comenzar el descenso de vuelta la pueblo, pensando en las bromas que tendría que volver a soportar.

Una de aquellas veces subió acompañado por el viejo Chisco, el óptico del pueblo, que fue testigo del fracaso. Fue el propio Chisco quien más animó a Popi para volver a intentarlo, y le regaló unas gafas oscuras especiales:

– Si comienza a nublarse, ponte estas gafas, y si comienzan a dolerte los pies, póntelas también; son especiales, te ayudarán.

Popi aceptó el regalo sin darle importancia, pero cuando volvió a sentir el dolor en los pies, lo recordó se puso las gafas. El dolor era muy molesto, pero a través de los cristales podía seguir viendo la cumbre nevada, así que siguió avanzando. Como casi siempre, la mala suerte volvió a aparecer en forma de nubes, pero esta vez eran tan ligeras que podía seguir viendo la cumbre a través de las nubes.
Así siguió Popi escalando, dejó atrás las nubes, olvidó sus dolores y llegó al fin a la cima. ¡Merecía la pena!. Su sensación de triunfo fue incomparable, casi tanto como aquella PopiElAlpinistamaravillosa vista, custodiada por el silencio y con la montaña rodeada de un denso mar de nubes. Popi no recordaba que fueran tan espesas; entonces miró las gafas cuidadosamente, y lo comprendió todo: Chisco había grabado una difusa imagen en los cristales con la forma de la cumbre nevada, que sólo podía percibirse al dirigir los ojos hacia arriba. Chisco había comprendido que en cuanto Popi perdía de vista su objetivo, se dejaba llevar y perdía la ilusión por seguir subiendo.

Comprendió entonces que el único obstáculo para llegar a la cima había sido su desánimo, el dejar que la imagen de la montaña desapareciera entre los problemas, y agradeció a Chisco que mediante un engaño le hubiera hecho ver que sus objetivos no eran imposibles, y que nunca se habían movido de su sitio.

Muchas veces se abandonamos las cosas ante las primeras dificultades por perder de vista lo importante de nuestros objetivos finales

De: Pedro Pablo Sacristán

Técnicas de estudio (1)


Taller de tecnicas de estudio para padres e hijos

Para que nuestros hijos obtengan buenos resultados en su trabajo son necesarias unas pautas. Debemos guiarlos y enseñarles cómo hacerlo  desde pequeños, con el fin de que adquieran el imprescindible «hábito de estudio».

Pretendo en estas entradas ayudaros en esta difícil tarea.

Nuestro comportamiento ante el estudio en general:

  • Ayudemos a nuestros hijos  a conocer sus posibilidades reales, es importante tener en cuenta que no es aconsejable realizar muchas activi­dades a la vez ( a veces le pedimos que hagan inglés, de­porte, baile … fuera de horas de clase).
  • Propongámosles metas y refuerzos adecuados: ni inalcan­zables, ni demasiado fáciles.
  • Nuestros hijos son únicos, diferentes entre sí, y diferentes a su vecino, no hagamos de ellos su punto de referencia y de comparación. Tampoco es recomendable hacer de ellos una prolongación de nosotros mismos o de los deseos de nuestra juventud:  frustraciones …
  • Debemos elogiar mucho sus éxitos y logros; y no utilicemos sus fracasos como arma arrojadi­za, dañaremos su autoestima. El mensaje que le debemos dar es que ellos pueden, simplemente es cuestión de tiempo y esfuerzo.
  • Para el estudio se necesita silencio, no sólo exterior, sino interior; hay que tran­quilizar la mente. Esto significa que los problemas familiares o personales ejercen una fuerte influencia sobre cualquier estudiante.tecnica
  • Tenemos que intentar crear un clima familiar afectivo y motivador. La asimilación de conoci­mientos nuevos es costosa, los problemas familiares pueden influir en su atención
  • Introduzcamos en la vida normal de casa las palabras y, sobre todo, las realidades de la constancia, renuncia y esfuerzo. Si están acostumbrados a vivir con ellas tenemos un gran trecho andado. Si no, no hay técnica de estudio que sirva.
  • Debemos ofrecerles nuestra colaboración, pero NUNCA  suplantarle en su trabajo.
  • La atención en clase es la mejor técnica de estudio que se ha inventado. Pongámonos en contacto con el Colegio para hablar con los profesores de nuestros hijos y seguirles en este aspec­to.
  • Un alto porcentaje del éxito en los estudios está en la comprensión y veloci­dad lectora. Aunque no hay formula mágica para triunfar en clase, ésta de la lectu­ra se acerca bastante. Potenciar la afición por la lectura en casa es un método eficaz y más cuanto más pequeños empiecen.gafa_estudiar
  • Nuestros hijos, no solo son estudiantes no los reduzcamos únicamente a esa función.
  • Deben descansar el tiempo necesario: al menos 8 horas, aunque cada per­sona requiere un tiempo.

Cuentos para la motivación en el estudio: La Sirenita, Popi el alpinista

Técnicas de estudio (2)

Educar en valores: la constancia y el esfuerzo


Como todos sabemos, las personas que triunfan generalmente han aprendido a desarrollar una gran capacidad de esfuerzo y la constancia a la hora de llevarlo a cabo, algunos de ellos partiendo de condiciones muy adversas. Son ejemplo de ellos muchos de los músicos que oímos: Monserrat Caballé, Plácido Domingo, o de los deportistas que conocemos como: Rafa Nadal, Pau Gasol, Messi, Pedrosa …

Como véis son valores que aportan la práctica del deporte y el estudio de la música por la constancia y el esfuerzo que suponen.

Debemos enseñar a nuestros hijos a desarrollar una gran capacidad de esfuerzo es lo que les permitirá continuar a pleno rendimiento mientras que otros tiran la toalla. Podrán plantearse metas y retos que otros sólo se permitirán soñar, renunciando a aspirar por considerarlos inaccesibles, es decir, enseñarles a ganarse su propia suerte y luchar por ella, por lo que quieren conseguir.

Para ello es necesaria la constancia, es como trazarles un plan de entrenamiento que no se debe abandonar en ningún caso, tal y como lo hacen los deportistas.

Ambos valores son imprescindibles para el crecimiento personal y superación de nuestros hijos y podemos empezar por enseñárselos mediante el estudio, es decir, deben tener un plan de estudios diario.natación

¿Cómo ayudarles?:

  • Dirigirles y aconsejarles en la planificación y organización del tiempo de estudio.
  • Revisar tanto el trabajo realizado como la asimilación del mismo. Nunca debemos hacer el trabajo por ellos.
  • Orientar en vez de imponer. Tenemos que ser pacientes y esperar a que progresivamente nuestros hijos vayan tomando sus propias decisiones.
  • Valorar más el esfuerzo que sus resultados (calificaciones, notas…).
  • Cuidar las condiciones en las que estudian (el sitio adecuado, horas de sueño, la alimentación…

¿Qué NO debemos hacer?:

  • No compararles con otros hijos o amigos.
  • No criticarles como personas, sólo corregirles sus errores.
  • No inculcarles una visión negativa de la vida. Siempre debemos esforzarnos en ser positivos con ellos.
  • No proyetar sobre nuestros hijos nuestras propias frustraciones, temores o ansiedades.
  • No hacerles culpable de los problemas o tensiones familares.

Podéis pinchar sobre este enlace: técnicas de estudio para ayudar a los más mayorcitos; con los más pequeños podemos ir poniendo tareas aunque no traigan del cole, es decir, acostumbrarles a hacer algo cada tarde a una hora determinada, un cuadernito de ejercicios, unas cuentas, lecturas, … simplemente acostumbrarlos a sentarse a hacer tareas cada día.

Lecturas recomendadas: Simbad el marino, El arpa mágicaLa vívora y la culebra de agua, En busca del tesoro, Las monedas del abueloEl tesón del pajarito , El burro y el pozo