Archivador / organizador


Ahora que empieza el cole, es muy fácil hacer unos archivadores u organizadores a tu gusto reciclando las cajas de los cereales que tomas, para usar durante todo el curso, solo necesitas:

  • Cajas de cereales
  • Cinta Washi (cinta adhesiva de colores) o papel de colores y cinta adhesiva transparente
  • Lápiz
  • Regla
  • Tijeras

Pincha sobre la foto para ver cómo se hace:

archivador-organizador

 

Juego de damas reciclando


Me ha gustado mucho este juego de damas que he encontrado en el blog: «Manualidades para niños» y quiero compartirlo con vosotros:

juego de damas reciclado

Necesitamos:

  • 20 tapones azules.
  • 20 tapones blancos o rojos.
  • Cartón.
  • Papel de periódico, revistas, folio o cartulina.
  • Tijeras.
  • Pegamento.
  1. Para empezar tenemos que confeccionar un tablero de 35×35 con cartón.
  2. Creamos pequeños cuadrados de 3,5×3,5 con cartulina, revistas.
  3. Los pegamos en el tablero, empezando por una esquina, uno si uno no dejando siempre un hueco de 3,5 para que quede perfecto.
  4. Distribuimos los tapones en el tablero según vemos en la fotografía.

El juego de las damas se compone de:

  • 1 damero de 8×8 cuadrados con esquina inferior derecha de color blanco.
  • 12 peones por jugador (blancos y negros respectivamente para cada uno de ellos) situados sobre las casillas blancas de las tres primeras filas de cada jugador.

En este vídeo nos explican muy bien cómo jugar.

¡SUERTE!

¿Cómo hacer una hucha con una botella de plástico?


Cómo hacer una hucha con un bote de plástico

Me ha gustado mucho esta manualidad y he pensado que a vosotros también puede interesaros sobre todo para hacer en familia. Con motivo del tema que tratamos esta semana: el reciclaje, he querido compartirla, abajo os cuelgo el enlace para que podáis ver más de esta página que me parece muy interesante. Creo que os gustará, ahora que llega la Navidad y los aguinaldos,  y necesitaréis algún sitio para guardarlos:

1. Materiales

– Botella de plástico.
– Cartulina, goma eva, papel de seda o cualquier otro tipo de papel para el cuerpo, los ojos y las orejas.
– Tapones o corchos para hacer las patas.
– Limpia pajitas para hacer la cola enroscada.
– Rotulador.
– Tijeras
– Pegamento.

2. Proceso

Lo primero es encontrar nuestra botella de plástico. Es recomendable que tenga la boca y tapa un poco grandes para que podamos recuperar las monedas fácilmente y, además, para que se asemeje mejor al hocico de un cerdito. También es conveniente que sea una botella un poco “regordeta” para que nuestro cerdo quede más gracioso.

Tanto si utilizamos cartulina como goma eva necesitaremos cortar un rectángulo para cubrir la parte del cuerpo en la botella y lo pegaremos con pegamento. Hay que recordar que hay que hacer una ranura tanto en el plástico como en la cartulina para que puedan pasar las monedas.

Las orejas hay varias formas de fijarlas al cuerpo. Podemos hacer una ranura e introducir por ella la base de la oreja para que quede fija o podemos simplemente pegarlas haciéndole una pestaña. También es posible adherirlas a la pieza rectangular del cuerpo.

Para las patas podemos utilizar tapones de otras botellas, cortar un corcho de vino por la mitad y colorearlo, utilizar las formas de un cartón de huevos o, si estamos apurados, simplemente unas chinchetas.

Ahora sólo nos quedan unos detallitos: los ojos, el hocico y el rabito. Los ojos podemos hacerlos en cartulina, con goma eva, utilizar unos ojos comprados, unas pegatinas o, simplemente, pintarlos con un rotulador. El rotulador también lo necesitaremos para pintar los dos agujeritos del hocico en la tapa de la botella. Por último, con un limpia pajitas podremos hacer nuestro rabito con forma de muelle típico de los cerdos.

De: http://www.sellamara.com/

Cómo hacer una hucha con una botella de plástico.

Educar en valores: el reciclaje


Reciclar consiste en fabricar nuevos productos utilizando material obtenidos de otros viejos.  Ejemplo de materiales reciclables son los metales, el vidrio, el plástico, el papel, el cartón, el aceite, etc.

Para que los productos se puedan reciclar debemos separarlos.

 ¿Por qué debemos reciclar?

 En los últimos años nuestro planeta se ha estado contaminando porque no hemos sido conscientes de que deterioramos nuestro planeta, ensuciándolo. Esto tiene consecuencias tanto para él como para nosotros mismos puesto que poco a poco se va deteriorando la capa de ozono que envuelva a la Tierra, significa que, como el ozono nos protege de los rayos solares, nos vamos quedando sin protección. Es por esto que debemos reciclar, colaborar con nuestro planeta, no contaminar tanto las ciudades como la naturaleza que nos rodea: cuidando los ríos, no talando árboles arbitrariamente (que son los pulmones de nuestro planeta), arrojar las basuras en su lugar correspondiente para su reutilización.

Por lo tanto el reciclaje es la mejor forma de alargar nuestra presencia en el planeta:

  • Refinar aceite usado para motores ahorra 2/3 partes de la energía que se requiere para refinar petróleo crudo.
  • Con la utilización de papel reciclado se economiza 45% de energía.
  • Con la energía que se ahorra en la producción de una lata reciclada de aluminio un televisor puede funcionar tres horas.
  •  Los envases de cristal son 100% reciclables. No tienen que tirarse a la basura. Por lo menos un 30% de los envases de cristal en las tiendas se pueden reciclar. El reciclaje de vidrio requiere 25% menos energía que la fabricación de vidrio nuevo.
  •  Al separar nuestros residuos orgánicos, podemos elaborar abono o acondicionador de suelo para usar en nuestros jardines y/o cultivos, lo cual evita el uso de fertilizantes químicos innecesarios y reduce la contaminación de las aguas.
  •  Se aprovechan los recursos presentes en los materiales reciclables.

 ¿Cómo reciclamos?

Podemos comprar varios envases de basura, o coloca separadores en una papelera grande para que podamos clasificar nuestros residuos en cinco partes:

 Orgánico: Aquí colocaremos cáscaras de huevos, cáscaras de frutas, restos de vegetales, etc.

 Vidrio: En ese espacio pondremos botellas, alguna copa que se rompa y algún otro envase de ese material que ya no vayamos a utilizar.

 Plásticos y latas: En este sectorintroduciremos envases de aluminio y acero.

 Papel y cartón: Aquí colocaremos las hojas que ya no utilizamos, las etiquetas de los envases y materiales de este tipo.

 Otros: Si tenemos algún tipo de basura que no entre en las categorías anteriores, la depositaremos aquí.

 Desechos peligrosos: Introduciremos resíduos peligrosos como: material de hospital, jeringas, sangre, gasas, vendas, material contaminado.

Difíciles de reciclar: Las pilas son altamente contaminantes y no debemos arrojarlas al cubo de basura junto con el resto de los residuos, porque contiene metales que, al salir a la superficie, pasan al suelo y contaminan cualquier forma de vida. Necesitan un tratamiento especial.

 ¿Qué podemos hacer para reciclar con los niños?

Para enseñar a reciclar a nuestros hijos podemos:

 – Seguir la regla de las cuatro erres: reducir, reutilizar, reciclar y recuperar.

– Elegir con cuidado los productos que compramos, considerando las posibilidades de reutilización de los envases.

– Evitar comprar los productos con demasiado envoltorio.

– Siempre que sea posible, reciclar las bolsas del supermercado para envolver la basura o para llevarlas cuando salgas de compras.

Reciclar los papeles que utilizamos en casa, usando ambas caras.

– Sacar fotocopias de doble cara.

– Promover que nuestros hijos usen una pizarra en lugar de papeles.

– Acudir a talleres de reciclado de papel.

– Comprar bebidas en botellas recuperables.

– Usar bombillas de bajo consumo.

– Reemplazar las pilas comunes por las recargables, que tienen una vida útil mucho mas larga.

– Potenciar las manualidades con objetos destinados a la basura.

Difundir sus experiencias de reciclaje con los amigos e familiares

 Parte de:

http://jpippr.tripod.com/id14.html

http://www.guiainfantil.com/

Educar en valores: cuidar el medio ambiente


En los tiempos que corren, me parece primordial que dediquemos tiempo a enseñar a nuestros hijos a cuidar el medio ambiente, es decir, a valorar y respetar la naturaleza. Normalmente empiezan a aprenderlo desde pequeñitos en el colegio pero es imprescindible apoyar esta enseñanza en casa, en familia.

La educación ambiental va dirigida a formar valores, actitudes y conductas a favor del medio ambiente, por lo que es preciso transformar esas actitudes, conductas y comportamientos humanos así como adquirir nuevos conocimientos.

Para conseguir este amor por la naturaleza la mejor forma es planificar actividades con el objetivo de enseñarlos a amar el medio ambiente, facilitar su contacto con el campo, playa, montañas, ríos, y todo lo que engloba la naturaleza, y darles la posibilidad de observar, preguntar, y expresar sus ideas en cuanto al tema.

¿Cómo enseñarles?:

  • Debemos intentar tener contacto con la naturaleza siempre que sea posible: en los paseos por el campo o por la playa.
  • Plantando árboles y semillas en macetas.
  • Buscando y dibujando insectos, sus formas, sus colores.
  • Responsabilizándolos del cuidado de una mascota, gusanos de seda, etc.
  • Respetando a los animales, los ríos, a las plantas y sus flores.
  • Visitando a algún jardín botánico.
  • No arrojar basura en la calle, en el campo, ni en los ríos y mar.
  • Enseñándoles a ahorrar agua y luz.
  • Enseñándoles a reciclar.
  • Y sobre todo darles nuestro ejemplo.
    El reciclaje merece una entrada específica aparte.