La séptima carrera (para la perseverancia)


En Escocia había un rey llamado Roberto I Bruce. Su reino estaba amenazado por Robert-The-BruceInglaterra, cuyo monarca, Eduardo I, había enviado a un ejército para apropiarse de sus tierras. Los escoceses ya estaban cansados y el reino poco a poco caía en la pobreza.

Roberto quería hacer la paz, pero tomar las armas le parecía inadecuado. Así que un día envió un emisario a la corte del rey Eduardo para proponerle que resolvieran todo mediante una competición de caballos. Si Roberto ganaba, los invasores se irían de sus tierras pero si Roberto perdía, se las entregaría.

La carrera se llevó a cabo en la Isla de Rathlin. Roberto perdió, pero le pidió una nueva oportunidad al enemigo.

– Piensa que mi patria está en juego – dijo al rey Eduardo.

Seguro de que Roberto no lo lograría, el enemigo le dio cinco oportunidades más. En todas lo venció. Una tarde de lluvia Roberto se refugió en una caverna, triste y sin esperanza. Entonces, sobre su cabeza vio a una araña muy pequeña que trataba de tejer su tela entre dos paredes. En seis ocasiones intentó tender el hilo de un extremo a otro, pero no lo logró.

– “Pobre animalillo” pensó el rey “tú sabes lo que son seis derrotas seguidas”.araña

Pero entonces notó que la araña lo estaba intentando de nuevo y observó con gran interés lo que ocurría.

– “¿Volverá a fallar?” se preguntó.

Pero en la séptima ocasión la araña consiguió su objetivo y siguió tejiendo. Inspirado por ese hecho pensó:

– “Si ella lo hizo ¿por qué no pruebo una vez más?”

Con ánimo renovado fue en busca del monarca inglés y le pidió una última oportunidad.

– Si en esta ocasión pierdo, me iré para siempre a las montañas – le informó.

– ¡Pobre ingenuo!. Te la daré para mostrarte que las tierras no son para ti – respondió, confiado, el contrincante.

En la séptima carrera Roberto puso todo su entusiasmo. Su caballo parecía compartirlo con él. Uno y otro dieron lo mejor que tenían de sí hasta casi perder el aliento. Para sorpresa de todos, fueron los primeros en llegar a la meta. El rey de Inglaterra admiró la perseverancia del contrincante. Como hombre de honor que era, poco después reconoció la independencia de Escocia.

Hasta la fecha quienes viven allí recuerdan a la esforzada araña que, con su perseverancia, inspiró la última carrera.

Leyenda escocesa

La leyenda de la Kantuta


Cuenta la leyenda que una vez existieron en las tierras del Kollasuyo dos poderosos Kollasuyosoberanos. Al Norte gobernaba Illampu, quien tenía un hijo, llamado Astro Rojo, que era su orgullo.

El rey del Sur era Illimani, tan poderoso y rico como su vecino. Él también tenía un hijo generoso y caritativo, llamado Rayo de Oro.

Ambos estados, gobernados por sus respectivos soberanos, fueron progresando. Pero un día empezaron a despertarse envidias y ambiciones entre ellos. Illampu pensaba destruir a su rival y le declaró la guerra a Illimani, con el afán de exterminarlo. El resultado fue un sangriento combate en el que resultaron heridos mortalmente ambos soberanos.

Los ejércitos regresaron a su capitales. Illampu, agonizando, pidió ver a su hijo. Astro Rojo, aunque niño aún, reprochó a su padre el haber comenzado una guerra inútil. Al oír esto, su padre se enfureció y obligó a su hijo a jurar que tomaría venganza de su enemigo.boliviano

Aunque Astro Rojo deseaba restablecer la paz entre los dos reinos, tuvo que pronunciar el juramento de venganza.

Mientras esto sucedía en el Imperio del Norte, en la capital del Sur tenían lugar parecidos acontecimientos. Illimani, antes de morir, arrancó a Rayo de Oro el mismo juramento de odio y exterminio.

Ninguno de los jóvenes quería iniciar el ataque. Sin embargo, no hubo más remedio que hacerlo. Rayo de Oro y Astro Rojo pelearon con flecha y honda, como combatieron sus padres… y se hirieron mortalmente. Los dos pequeños, en lugar de maldecirse, pronunciaron palabras de mutuo perdón. En ese momento ambos niños se abrazaron y murieron.

pachamamaEntonces sucedió algo extraordinario. Hubo un sonido aterrador y, abriéndose la tierra,   brotó del abismo una figura de mujer. Era la Pachamama, la madre tierra, quien habló:

– Voy a castigar la maldad de vuestros padres.

Y señalando al cielo hizo caer las estrellas que simbolizaban a los soberanos Illimani e Illampu. Ambas se precipitaron sobre la tierra, quedando convertidas en montañas inertes, sin más brillo que su blancura de nieve.

Conmovida por la actitud de los príncipes, les dijo que una vez muertos la luz de sus estrellas, rojo y amarillo, se convertiría en el símbolo de un pueblo que más tarde viviría en esas tierras y tomaría para su bandera esos dos colores y el verde de la esperanza.

Pasó mucho tiempo y sobre esas tierras desiertas y desoladas se encontraban el Illampu y el Illimani, las dos más altas montañas que hoy conocemos. Con el deshiele de sus nieves, lograron fecundizar la tierra que guardaba la tumba de los dos príncipes, donde brotó una verde y enmarañada planta que, cuando llegó la primavera, se cubrió de color rojo y amarillo, formando una flor linda tricolor con el verde de las hojas.

kantuta-6001

Siglos después, como lo había anunciado la Pachamama, surgió un pueblo que tomó esa flor y esos colores como sus símbolos. Ese pueblo es Bolivia y esa flor es la Kantuta que florece en los Andes.

La Kantuta es la flor nacional de Bolivia y desde entonces se convirtió en el símbolo de la paz que debe reinar en los países andinos.

Leyenda boliviana

Existe una canción popular cuya música muchos niños saben tocar con la flauta, la letra dice así:

Una flor de la Kantuta, en el río se cayó

púsose contento el río, su perfume se llevó.Kantuta

La flauta del pastor, en el río se cayó,

púsose contento el río y su música llevó.

El llanto de la niña en el río se cayó,

púsose contento el río, cristalino se volvió.

El llanto y la kantuta y la flauta del pastor,

pusieron contento al río, que ya no los devolvió.

laflordelacantuta

¿Por qué celebramos el día de la madre?


rheaLa celebración más antigua del Día de la Madre es mitológica. Empezó en la Grecia antigua, por las festividades en honor a Rhea, la madre de los Dioses Júpiter, Neptuno y Plutón.

A principios del siglo XVII, Inglaterra empezó a dedicar el cuarto domingo de la Cuaresma a todas las madres operarias. En este día ellas eran dispensadas de sus trabajos para que pudiesen quedar en casa con sus hijos y sus madres. En este día denominado “Domingo de Servir a la Madre“, se celebraba con la preparación de una cake (torta).

En los Estados Unidos, la primera sugerencia a la creación del Día de la Madre ocurrió por el siglo XIX, cuando la escritora Julia Ward Howe organizó en Boston un encuentro de madres dedicado a la paz. A partir de ahí, la lucha por honrar a las madres la tomó Anna Jarvisjulia_ward_howe, a principios del siglo XX, en una pequeña ciudad del Estado de Virginia Occidental. Acompañada por un grupo de amigas, Anna empezó un movimiento para instituir un día en que todos los niños pudiesen homenajear a sus madres. Esa lucha la ayudó a salir de una profunda depresión debido al fallecimiento de su madre, y en poco tiempo la celebración se extendió por todo el país haciendo con que el Presidente Wilson oficializara el Día de Madre como día de fiesta nacional, siendo celebrado todo segundo domingo del mes de mayo. Con el tiempo, otros muchos países, de distintas partes del mundo, se fueron sumando a la celebración.

anna jarvisLa idea principal de Anna Javis era fortalecer los lazos familiares y el respeto por los padres. Un sueño realizado. Pero con el tiempo, la celebración fue perdiendo el sentido para ella. La popularidad de la fiesta hizo con que la fecha se convirtiera en un día lucrativo para comerciantes, principalmente para los que vendían claveles blancos, la flor que simboliza a la maternidad. Anna Javis, que pasó prácticamente toda su vida luchando para que las personas reconociesen la importancia y el valor de las madres, entró con un proceso para anular el Día de la Madre, pero no tuvo éxito.

“No creé el día de la madre para obtener lucro”, dijo furiosa a un reportero, en 1923. Se murió en 1948, a los 84 años de edad. Recibió tarjetas conmemorativas de todo el mundo durante años, pero no llegó a sentir lo que era ser Madre.

Pero no todos los países celebran el Día de Madre en el mismo día. En la mayoría de países de Europa se homenajea las madres el Primer Domingo de Mayo, y en paísesmothers_day_comment_graphic_04.gif de Latinoamérica, la fecha también varía. En México por ejemplo, es el 10 de mayo. Los mexicanos decidieron esta fecha gracias a la instancia del periodista Rafael Alducín en el periódico “Excélsior” el 13 de abril de 1922. El 10 de mayo de aquél año se celebraba por primera vez la fiesta. En Nicaragua, por poner otro caso, se escogió el 30 de mayo, porque en dicha fecha era el cumpleaños de Casimira Sacasa, madre de la esposa de Anastasio Somoza, presidente entonces de este país en la década de los años 40. Por otro lado, en Argentina lo celebran el tercer domingo de octubre. Lo importante no es la fecha sino el reconocimiento y el recuerdo al valor de todas las madres.

Felicidades a todas las madres

claveles

 De: http://www.fluvium.org/

Lisístrata – Aristófanes


 Lisístrata_Aristófanes_L

Lisístrata es una mujer ateniense cansada de que los hombres se tengan que ir a la guerra y dejar solas a las mujeres, por lo que traza un plan para alcanzar la paz. Reúne tanto a las mujeres atenienses como a las espartanas y les propone no mantener hacer caso a sus maridos hasta que firmen la paz.
No sin problemas, logra convencerlas y las mujeres no sólo dejan de atender a sus maridos, sino que abandonan sus deberes en el hogar. Mientras tanto, las mujeres más viejas toman la Acrópolis, incluido el Tesoro de Atenea, de donde salían los fondos para la guerra.
Los hombres intentan acabar con la huelga de cualquier manera y así, el Comisario se reúne con Lisístrata para intentar llegar a un acuerdo, mientras que uno de los hombres, Cinesias, trata de convencer a su esposa, Mirrina, para que todo vuelva a la normalidad, pero será rechazado.
Finalmente, un heraldo espartano, tan desesperado como los atenienses, trae las condiciones para firmar la paz y que las aguas vuelvan a su cauce. Un banquete donde se reúnen hombres y mujeres pone fin a la obra.

El tema principal es la búsqueda de la paz al precio que sea. Lisístrata y el resto de las mujeres sacrifican su vida normal para convencer a sus maridos de que acaben con la guerra.

La Guerra del Peloponeso hacía 20 años que enfrentaba a Atenas y Esparta y Aristófanes intenta eliminar tensiones en un conflicto que se alargaba.
También está presente el tema de la situación de la mujer en la antigua Grecia. Los hombres las tienen maniatadas y sus papeles no van más allá de cuidar de la casa y los hijos.

Aristófanes nace en el 444 a. C., posiblemente en el seno de una familia acomodada de Atenas.
Su vida coincidió con la Guerra del Peloponeso, lo que propició que fuera muy crítico con todos los políticos de su época, aunque también las figuras más relevantes de la vida social y cultural sufrieron sus ataques, siendo muy conocida su animadversión hacia Sócrates, plasmada en una de sus comedias, “Las nubes“.
Fue el maestro de la comedia y mostró su rechazo a los autores de tragedias, especialmente Eurípides.
Muríó en Atenas el año 385 a, C.
Se cree que escribió unas cuarenta comedias, pero a nosotros sólo han llegado once, todas escritas entre el 425 a. C y el 288 a. C.

De: http://www.dooyoo.es/

Un chocolate muy especial (para la paz)


– Mami, mami, hoy llegó una niña nueva a la escuela.
– Que bien cariño, ¿Jugaste con ella?
– No mami, le mordí.
– ¿Le mordiste? pero, ¿por qué lo hiciste?, la niña nueva estará muy triste.
– Mami, yo quería probarla.
– ¿Probarla?
– Si mami, la niña nueva es de chocolate y otros niños la llamaron negra.
– ¿De chocolate?, ¿Negra? ¡Oh! Cariño ya entiendo. Ven, acércate, siéntate junto a mi, quiero contarte una historia…

ampo-seco

Mira hace muchos años, en un país muy lejano existía una pequeña aldea en la que sus habitantes vivían muy tristes, porque el Sol cada día brillaba tan fuerte que solo les quedaba la noche para poder salir fuera de sus casas. Los niños no podían ir a la escuela, los papás no podían ir al trabajo…

– Pero mami, hoy también brillaba el Sol fuerte y fuimos a la escuela…
– Tienes razón cariño, pero fíjate, escucha…

En aquella aldea además de brillar muy fuerte el Sol, quemaba tanto, que los campos estaban sin flores, los ríos se secaban y si sus rayos tocaban en la piel de los aldeanos les producía unas quemaduras terribles. Entonces un día una niña pequeña como tú, le dijo a su mamá:madre_hija
– Mami, esta noche buscaré al Señor Sol y le pediré por favor que deje de quemar nuestros campos, de secar nuestros ríos y de dañar nuestra piel. Él no me da miedo, la noche me protegerá y yo me cubriré muy bien.

La niña subió muy despacito una gran montaña esperando sin miedo a que el Señor Sol apareciera en el horizonte.
– ¡Señor Sol, Señor Sol!
– ¿ Quién me despierta tan temprano?, aún no ha amanecido.

La voz del Señor Sol era un poco ronca pero la niña no se asustó y continúo llamándole…
– ¡Señor Sol, Señor Sol por favor deje de quemar a mi pueblo!

Entonces el Señor Sol abrió sus brillantes y grandes ojos sorprendiéndose al ver a una niña pequeña envuelta en telas de muchos colores, despertándole tan temprano.
– ¿Qué haces aquí pequeña?¿Por qué llevas esas telas?, apenas puedo verte. ¿No tendrías que estar en la escuela?- Le preguntó El Señor Sol un poco disgustado-
Entonces la niña le explico con todo detalle el motivo de su visita.
– Si me quito estas telas, quemarás mi piel clara y me dolerá mucho- El Señor Sol se quedó muy pensativo y transcurridos unos minutos a los que la niña espero pacientemente le dijo:illustration of a girl standing next to a sun

– Eres muy valiente, y tienes un gran corazón porque no solo has venido por ti, así que voy a hacerte un regalo.

Buscó en un bolsillo de su gran bola radiante, sacando de él unos saquitos que entregó a la niña diciéndole:

– Mira, dentro de estos saquitos hay unos pequeños escudos mágicos que protegerán tu piel y a todos los habitantes de tu aldea. Tu piel se oscurecerá y estará siempre protegida contra mis fuertes rayos. Para tus campos y tus ríos, mandaré a mis amigas las nubes para que preparen las estaciones de las lluvias y no se olviden de tu aldea.

niña negraLa pequeña agradeció al Señor Sol todos sus regalos y marchó rápido hacia la aldea. Al día siguiente, todos los habitantes de la aldea habían puesto ya en su piel los pequeños escudos mágicos que les protegerían de los fuertes rayos solares. Su piel se oscureció, ¡estaban radiantes! Y la aldea volvió a la normalidad.

-Mami, entonces, ¿mi amiguita viene de un país lejano?. – Seguramente cariño, sus abuelitos o sus antepasados vinieron de lugares donde el Señor Sol quema mucho y una fina capa de su piel se oscurece para protegerles. Por eso tu pensaste que tu amiguita era de chocolate.
-Gracias mami, mañana le daré muchos besitos a mi nueva amiga, le pediré perdón y jugaremos juntas. Sabes mami, su cara estaba radiante.

De: Eva María Riber Herráez