Gordias y su nudo


Gordias era un pobre campesino que criaba ovejas y cultivaba uvas, cuya única propiedad eran un carro y unos bueyes..

gordias-kingCierto día, cuando trabajaba en el campo, vio a un águila posarse en su yugo sin inmutarse, algo que interpretó como una señal divina. Gordias decidió dirigirse a Telmiso en Frigia , para consultar al oráculo el significado de esta señal. Por el camino conoció a una bella joven con la que se casó y tuvo un hijo al que puso por nombre Midas.

Por aquel entonces había fallecido el rey de Frigia sin tener descendencia, por lo que sus habitantes estaban desconcertados. Consultado el oráculo sobre quién ocuparía el trono,  les comunicó que sería aquel a quien vieran entrar en la ciudad, en un carro junto con una joven y su hijo.

Así, cuando entraron con la carreta en la plaza de Telmiso,  inmediatamente todas las miradas se posaron en ellos y no dudaron de que eran los elegidos por los dioses, y Gordias fue aclamado unánimemente como rey.

Así, Gordias, fundó la ciudad de Gordio que llegó a ser la capital de Frigia.

En agradecimiento, dedicó su carro a Zeus, junto con su yunta, que había atado a la vara con un nudo de forma peculiar, que se denominó posteriormente nudo gordiano.

Entonces el oráculo declaró que quien descubriese la manera de deshacer el nudo se convertiría en el señor de toda Asia.

Por consiguiente la yunta y la vara unidas por el nudo, fueron depositados en la Acrópolis de Gordio, donde los sacerdotes de Zeus los guardaron celosamente durante siglos.

Alejandro el macedonio, más alexanderconocido como Alejandro el Magno tuvo conocimiento de la existencia del nudo y de la leyenda que lo acompañaba y tras la batalla del Gránico, en el año 334 antes de Cristo, contra el imperio persa, del que Frigia formaba parte, el conquistador macedonio quiso ver el carro y su nudo, atraído por su fama y por la importancia del vaticinio del oráculo, esperando beneficiarse de la consecución del desafío. Se dirigió al templo de Zeus donde le pusieron frente al yugo con el nudo intacto. Intentó deshacerlo de una infinidad de formas, sin conseguirlo.

Cuando se agotó su paciencia decidió que no sería un nudo quien detuviera sus vertiginosas conquistas ni quien pusiera en tela de juicio su capacidad para conseguir cuanto quisiera y cuando todo el mundo pensaba que desistía, sacó su espada y de un solo tajo cortó el nudo en dos diciendo:

Es lo mismo cortarlo que desatarlo, esta es la manera dictada por el sentido común de conseguir una cosa que se desea.

Entonces, los sacerdotes en parte por asombro y en parte por miedo, dieron por buena y bendijeron la resolución del nudo gordiano.

La expresión nudo gordiano se refiere a una dificultad que no se puede resolver, a un obstáculo difícil de salvar o de difícil solución o desenlace. «Cortar el nudo gordiano» significa resolver tajantemente y sin contemplaciones un problema.

nudo-gordiano-300x190

Leyendas y mitos


Pienso que debo comenzar por definir los términos que encabezan el título de esta página:

Leyenda, del latín «legenda», según el diccionario de la Real Academia Española de la Lengua, tiene varias acepciones, la que nos ocupa se refiere a :

«Relación de sucesos que tienen más de tradicionales o maravillosos que de históricos o verdaderos».

Mito, igualmente según el diccionario de la Real Academia Española de la Lengua, viene de la palabra griega «mitos» (μῦθος) se puede definir como:

Narración maravillosa situada fuera del tiempo histórico y protagonizada por personajes de carácter divino o heroico. Con frecuencia interpreta el origen del mundo o grandes acontecimientos de la humanidad.

Historia ficticia o personaje literario o artístico que condensa alguna realidad humana de significación universal.

Una vez que tenemos claros ambos conceptos, iré incluyendo en este apartado relatos que espero serán del interés de todos:

  1. Adán y Eva
  2. Apolo y Dafne
  3. Bóreas y Helios
  4. Caín y Abel
  5. Cupido y Psique
  6. David y Goliat
  7. Día de la madre
  8. Don Juan Tenorio
  9. Eco y Narciso
  10. Edipo rey
  11. El árbol de Navidad
  12. El arca de Noé
  13. El carnaval
  14. El castaño mágico
  15. El corazón de Copil
  16. El diablo de Puente de Piedra
  17. El hilo rojo del destino
  18. El Portal de Belén
  19. El vuelo de Ícaro
  20. Electra
  21. Eris y la manzana de la discordia
  22. Gluskap y el niño
  23. Hachiko
  24. Hércules
  25. Historia de los helados
  26. Historia del circo
  27. La caja de Pandora
  28. La canción del armadillo.
  29. La dama vestida de blanco.
  30. La esposa rana
  31. La extraña historia de Midas
  32. La grulla agradecida
  33. La historia del futbol
  34. La leyenda de la Flor de Páscua
  35. La leyenda de la Flor del Ceibo
  36. La leyenda de la jirafa
  37. La leyenda de Kanshout y el otoño
  38. La leyenda de la madre de Abe no Seimei.
  39. La leyenda de la sonata Claro de Luna
  40. La leyenda de las calabazas talladas
  41. La leyenda de Leprechaun
  42. La leyenda de los Reyes Magos
  43. La leyenda de San Nicolás
  44. La leyenda de Tanabata
  45. La leyenda de Yeh-Shen
  46. La leyenda de Yi y los diez soles
  47. La leyenda de la mara y el invierno.
  48. La leyenda de la Torre de Babel
  49. La leyenda de la Virgen del Pilar
  50. La leyenda de la Virgen del Rocío
  51. La leyenda de las arañas de Navidad
  52. La leyenda de Nomeolvides
  53. La leyenda de San Antón
  54. La leyenda de San Jorge y el dragón.
  55. La leyenda del acebo
  56. La leyenda del ajedrez
  57. La leyenda del anillo de Claddagh
  58. La leyenda del arpa misteriosa
  59. La leyenda del arroz
  60. La leyenda del Ave del Paraiso
  61. La leyenda del azahar
  62. La leyenda del ángel llamado:  Mamá
  63. La leyenda del bandido de Zamarrilla
  64. La leyenda del Caballo de Troya
  65. La leyenda del cacao
  66. La leyenda del café
  67. La leyenda del Chajá
  68. La leyenda del Charro negro
  69. La leyenda del clavel chino
  70. La leyenda del diablo de Timanfaya
  71. La leyenda del gato
  72. La leyenda del girasol
  73. La leyenda del jazmín
  74. La leyenda del maíz
  75. La leyenda del murciélago
  76. La leyenda del parchís
  77. La leyenda del rey Salomón
  78. La leyenda del Sol y la Luna
  79. La leyenda del soldado encantado
  80. La Navidad
  81. La Princesa de la Luz Brillante
  82. La tijereta
  83. Lágrimas de estrellas
  84. Las Fallas de Valencia
  85. Las moscas de San Narciso
  86. Las musas griegas
  87. Lisístrata
  88. Los Santos Inocentes
  89. Medusa y Perseo
  90. Mensaje de Papá Noel a los niños
  91. Moisés
  92. Neptuno y Poseidón
  93. Orfeo y Eurídice
  94. Otra leyenda del arroz
  95. Pegaso
  96. Prometeo y la leyenda del fuego olímpico
  97. Rhea Silvia
  98. Romeo y Julieta
  99. Rómulo y Remo
  100. Samaín
  101. San Fermín
  102. San José
  103. San Silvestre
  104. San Valentín
  105. Sansón y Dalila
  106. Santa Cecilia
  107. Teseo y el Minotauro
  108. Tradiciones navideñas en el mundo
  109. Umiko, la hija del mar

 

La extraña historia de Midas (para la humildad)


 

Había una vez un rey llamado Midas que gobernaba sobre Frigia.

  El_rey_Midas_00004 Midas se había hospedado durante cierto tiempo en la corte del dios Dionisos, que lo había colmado de atenciones y cumplidos. Pero el dios, queriendo recompensar al rey, le pidió que expresara un deseo y sería satisfecho inmediatamente. Entonces Midas pidió que se transformara en oro todo lo que tocara y Dionisos se lo concedió. El rey de Frigia quiso hacer inmediatamente una prueba y, acercándose a un árbol, lo tocó. El árbol se convirtió en oro; tocó una banqueta, que también se convirtió en oro. Midas, completamente entusiasmado, se puso a tocar todo lo que tenía a su alcance y, al contacto de sus manos, todo se iba convirtiendo en oro. Y de esta manera, los muros de palacio, las escaleras, los muebles y toda la regia mansión quedó convertida en un resplandor de luces de oro.

Finalmente, Midas se cansó del juego y rogó a sus criados que le trajeran de comer, pero en cuanto tocó los alimentos con sus manos … estos quedaron convertidos también en oro. Los criados le contemplaban estupefactos y sus parientes no se atrevía a acercarse a él por miedo a verse transformados en estatuas rey-midasde aquel precioso metal. Midas cayó en un estado de desesperación y comenzaba a morirse de hambre. Entonces cayó en la cuenta de que la divinidad había querido castigar su codicia y rogó con lágrimas a Dionisos que le perdonara y lo volviera a convertir en un hombre normal. Dionisos se compadeció y respondió a Midas de esta manera:

“ Te perdono, ¡oh, rey!; la lección ha sido bastante severa y te ha hecho comprender que sólo males pueden sobrevenir a quienes se dejan apoderar por la fiebre del oro. Vete ¡oh, rey!, a bañarte en el rio Pactolo, que corre al fondo de tus jardines; sus aguas te purificarán y serás salvo.”

Y, por esta vez, Midas se libró del castigo de los dioses. Pero no sería siempre tan afortunado.

 

Os cuelgo aquí la historia de Midas al estilo Disney: