Platero y yo – Juan Ramón Jiménez


jrj zcJuan Ramón Jiménez nace en Huelva en un pueblecito llamado Moguer, el 23 de diciembre de 1881.  Tras años de vida en Madrid, regresa a Moguer anhelando su infancia, pero al regresar, se encuentra con un pueblo muy deteriorado peor de lo que esperaba, entonces se le ocurre escribir “Platero y yo”.

En 1956 le dieron el Premio Nobel, el mismo año en el que muere su mujer, Zenobia Camprubí (el amor de su vida). Dos años después en 1958, muere el poeta.

Juan Ramón Jiménez, en “Platero y yo”,  cuenta la historia de su relación con un burro llamado Platero. Él  y el animal son inseparables, entre ellos existe un vínculo muy fuerte, son grandes amigos. Juan Ramón le cuenta al burro sus sentimientos, a veces con palabras alegres y otras con palabras tristes, y le narra toda clase de noticias. Los platero y Juan Ramónvecinos del pueblo ven todo muy raro incluso los niños lo llaman loco porque es hombre solitario, al que solo se ve en compañía de su burro. El mismo Juan Ramón lo sabe, y es consciente de que su apariencia es algo extraña, va vestido de negro, con sombrero, y montado sobre Platero, La mayor parte del tiempo, lo pasa junto a su amigo paseando y leyendo por el campo porque ambos prefieren el silencio y la paz de la naturaleza.

Pero en vacaciones llegan los sobrinos de Juan Ramón, y todos juntos salen al campo y lo pasan tan bien que, cuando termina el verano y los niños se van, tanto él como Platero Platero 04los echan de menos.

También, algunas veces, ayudan a las personas que los necesitan cuando se encuentran a alguien mientras pasean, Platero, que es muy fuerte, echa una mano a quien haga falta.

Una mañana, Juan Ramón no oye la llamada de su burro y preocupado, va al establo; lo encuentra echado en su cama de paja, enfermo. Enseguida llega el médico, el doctor Darbón, y le dice que no hay nada que hacer, parece ser que Platero ha comido algo que le ha hecho daño, tiene la barriga hinchada, y al poco muere.

Juan Ramón se ha quedado solo, su burrito ya no está con él, lo entierra y recuerda los buenos momentos que han vividos juntos.

Pinchando sobre la fotografía, podéis leer un resumen de la obra y estoy convencida de que nos animaréis a  leerla después entera.

¿Por qué celebramos el Día del Libro?


La elección del día 23 de abril como Día del Libro y del derecho de autor, procede de la coincidencia del fallecimiento de los escritores Miguel de Cervantes, William Shakespeare y el Inca Garcilaso de la Vega en la misma fecha en el año 1616, aunque realmente no fuese en el mismo día, debido a que la fecha de Shakespeare corresponde al calendario juliano, que sería el 3 de mayo del calendario gregoriano y que Cervantes falleció el 22, siendo enterrado el 23, que coincide con la fecha del Inca Garcilaso. También coincide con la fecha de nacimiento de William Wordsworth (1850) y fallecimiento de Josep Pla (1981).

El Día del Libro en España partió de Cataluña, donde en esta fecha se festeja el Día de San Jordi ( su patrón).

Se celebró por primera vez el 7 de octubre de 1926, día del nacimiento de Cervantes. La idea original partió del escritor Vicente Clavel Andrés, que la propuso a la Cámara Oficial del Libro de Barcelona. Poco después, en 1930, se instauró definitivamente en toda España la fecha del 23 de abril.

La propuesta, entre otros, es presentada por la Generalidad de Cataluña y de la Federación de Gremios de Editores de España y por la Unión Internacional de Editores a la Unesco, con el objetivo de fomentar la cultura y la protección de la propiedad intelectual por medio del derecho de autor. El 15 de noviembre de 1995 la Conferencia general de UNESCO aprobó la propuesta en París, a partir de lo cual el 23 de abril sería el «Día Internacional del Libro y del Derecho de Autor«.

Las razones que expone la resolución de la UNESCO son tres:

  • el libro ha sido durante siglos el factor más poderoso para la extensión del conocimiento y el más efectivo a la hora de preservarlo;
  • en consecuencia, todo lo que promueva su difusión servirá no solo para iluminar a los que tengan acceso a los libros, sino también para desarrollar una conciencia colectiva más completa de las tradiciones culturales del mundo y para inspirar una actitud basada en la comprensión, la tolerancia y el diálogo;
  • una de las vías más eficaces de promover y extender los libros es el establecimiento de un día del libro y la organización de eventos como ferias del libro y exposiciones ese día.

En 2001, la UNESCO acuñó el concepto de “Capital Mundial del Libro”, honor que recibe cada año una ciudad con objeto de que dedique especiales esfuerzos a promover el libro, la lectura y los derechos de autor.

Desde 2001, han sido Capitales Mundiales del Libro:

cartel%20dia%20libro

  • 2001: Madrid (España)
  • 2002: Alejandría (Egipto)
  • 2003: Nueva Delhi (India)
  • 2004: Amberes (Bélgica)
  • 2005: Montreal (Canadá)
  • 2006: Turín (Italia)
  • 2007: Bogotá (Colombia)
  • 2008: Ámsterdam (Países Bajos)
  • 2009: Beirut (Líbano)
  • 2010: Liubliana (Eslovenia)
  • 2011: Buenos Aires (Argentina)
  • 2012: Ereván (Armenia)
  • 2013: Bankok (Tailandia)
  • 2014: Port Harcourt (Nigeria)
  • 2015: Incheon (Corea del Sur)
  • 2016: Wroclaw (Polonia)
  • 2017: Conakry (Guinea)
  • 2018: Atenas (Grecia)
  • 2019: Sharjah (Emiratos Árabes Unidos)
  • 2020: Kuala Lumpur (Malasia)
  • 2021: Tiflis (Georgia)

Algunos países realizan actos semejantes en otras fechas. En Reino Unido e Irlanda el primer martes de marzo realizan el llamado World Book Day (Día Mundial del Libro).