La leyenda del rey Maón


Cuenta una leyenda celta que Maón era un rey mítico que ejerció su poder en el bello Eire (Irlanda). Este soberano tenía una costumbre pecu­liar y solía cortarse el pelo una vez al año. El hombre encargado de este trabajo era elegido por sorteo, entre los habitantes del pue­blo, e inmediatamente después asesinado. La razón de ello era que Maón tenía las orejas tan grandes como las de un caballo y no quería que nadie se enterara.

En una ocasión, el infortunado agraciado fue un joven de la aldea de Leister, único sostén de su madre anciana y viuda. Ante sus ruegos y lamentos el rey aceptó no matarlo, con la condición de que jurara que jamás revelaría su secreto.

El joven, después de cumplir las funciones que le encargaron, pudo regresar con su madre, pero el secreto empezó a obsesionar su mente y enfermó de tal forma que su muerte parecía inminente, su madre desesperada acudió a los consejos de un druida.

Después de mucho pensar dio con la causa del problema, ya que lo que le estaba atormentando era el secreto que guardaba y solo se restablecería si se lo revelaba a alguien. Así le dijo que buscara un lugar donde se cruzaran cuatro caminos y que, después de girar a la derecha, le contase el secreto al primer ár­bol que encontrara.

El joven siguió las indicaciones del sabio al pie de la letra y dio con un sauce. Sobre la corteza apoyó los labios, susurró el secreto y volvió a su casa. 

Pero quiso la suerte que poco después, al gran arpista Craftiny se le rompiera su arpa y ante la necesidad de construir una nueva, eli­giendo para ello la madera del árbol que era depositario del secreto del rey. Cuando el arpista fue llamado ante el rey para interpretar su música, de su arpa nueva sólo salía la siguiente canción «dos orejas de caballo tiene el rey Maón».

El rey, al ver su secreto había revelado, se quitó la capucha para mostrarse tal cual era. Al darse cuenta que ninguno de sus invitados se reía y lo tomaban con naturalidad, deci­dió que ningún otro joven tendría que morir por cul­pa de su defecto.

Leyenda celta

La leyenda del Leprechaun


Un leprechaun es un duende o ser feérico (critatura de naturaleza dual, material y leprechaun-frontespiritual) que vive en Irlanda desde hace siglos, antes incluso de los celtas. Son zapateros de oficio pero también son los custodios de muchos tesoros y cofres llenos de oro, algunos de ellos enterrados en periodos bélicos para evitar el robo como botín de guerra. Suelen dejarse ver cuando sale el arco iris, al final del cual esconden su “tesoro”
Cuenta la leyenda que un granjero se encontraba trabajando en sus tierras cuando descubrió por casualidad a un hombrecillo que se escondía bajo una hoja. Convencido de que se trataba de un leprechaun, el granjero lo capturó enseguida para poder preguntarle dónde tenía escondido el oro. El leprechaun sólo deseaba que le liberasen, por lo que enseguida le reveló que su tesoro se hallaba oculto debajo de un arbusto cercano.
El granjero, sin dejar escapar al duende de su mano, caminó hacia el arbusto donde estaba escondido el oro, pero al llegar allí encontró cientos de arbustos idénticos. Como no tenía a mano ninguna herramienta para cavar, se quitó uno de sus calcetines rojos y lo ató a una rama para marcar elarbusto que el Leprechaun le había señalado.
– Voy a casa en busca de una pala- dijo el granjero. leprechaun_060A lo que el duende respondió:- Yo ya he cumplido con mi parte. Ya sabes donde está el oro, no me necesitas, por lo tanto puedes dejarme libre.
– Antes debes prometerme que no quitarás el calcetín, ni te llevarás el oro- añadió el granjero.
-Tienes mi palabra de duende.

Sin embargo, el granjero no contaba con la astucia del duende.El pequeño Leprechaun cumplió con su palabra, cuando el granjero regresó al campo a los pocos minutos el calcetín que el había colocado para marcar el arbusto del oro no había desaparecido, pero el duende había colocado calcetines rojos idénticos en cada uno de los arbustos, ¿cómo averiguaría ahora donde estaba el oro?
Leyenda irlandesa

¿Por qué se celebra San Patricio?


irlanda

El día 17 de marzo se celebra en todo el mundo el día de san Patricio, patrón de Irlanda.

¿Quién era San Patricio? 

San Patricio (Maewin Succat) nació en el 387 en Kilpatrick, cerca de Dumbarton, en Escocia. Su padre, Calpurnio, era oficial del ejército romano. san-patricio2

Unos piratas irlandeses tomaron prisionero al joven Patricio de 16 años junto con otros jóvenes más y lo vendieron como esclavo, sidendo obligado a guardar ovejas. Trató de huir varias veces sin éxito. Pasó seis años en Irlanda, donde aprendió a hablar el idioma celta. Consiguió fugarse y se marchó a Francia para prepararse para la vida monástica, y se ordenó sacerdote, desplegando extraordinarias dotes de evangelizador, y convirtiendo a la fe a numerosas gentes.

Sus acérrimos opositores fueron los druidas, representantes de los dioses paganos. También sufrió mucho a manos de los herejes pelagianos, que para arruinar su obra, recurrieron incluso a la calumnia. Para defenderse, Patricio escribió su “Confessio”. Por fortuna poseemos una colección bastante nutrida de esos escritos, en los que nos muestra algo de él mismo, sus sentimientos y su forma de actuar.

Cuando contaba con 46 años de edad decidió volver a Irlanda para evangelizar a sus habitantes. Y allí permaneció casi tres décadas, hasta su muerte el 17 de marzo del año 461, en Down, llamado en su honor Downpatric (Irlanda).

Una tradición cristiana dice que Patricio explicaba el misterio de la Santísima Trinidad usando un trébol de tres hojas. Por eso ese día se ha instaurado como costumbre llevar un trébol en la celebración de su festividad. También es habitual vestirse de color verde e incluso teñir con este color la cerveza en honor a Irlanda, también apodada la “Isla Esmeralda”.

Parte de: http://www.muyinteresante.es