Teresa Berganza


Teresa BerganzaTeresa Berganza nació en Madrid el 16 de marzo de 1933 es una reconocida mezzosoprano española, asociada frecuentemente con personajes de óperas de Mozart, Haendel, Rossini, Purcell, Offenbach, Bizet y Massenet. Es admirada por su técnica, musicalidad y presencia en escena.

Nacida en la madrileña calle de San Isidro, era la más pequeña de tres hermanos y sólo ella comenzó ya en su niñez a estudiar música, animada por su padre, Guillermo Berganza Manquillo. Fue también su padre quien, la llevó al primer dominio del solfeo.

Estudió en el Conservatorio de Madrid donde cursó todas las disciplinas de piano, órgano y solfeo. Al finalizar su carrera en el Conservatorio, en 1954, obtuvo el premio Lucrecia Arana.teresa berganza piano

Aunque Teresa no pensaba dedicarse al canto, ya que su gran pasión era el piano, con su profesora Lola Rodríguez, se inició en Mozart y Rossini, que con el tiempo se convertirían en sus máximos referentes, junto a la Carmen de Bizet.

 Entre sus papeles más inolvidables sobresale la Carmen de Georges Bizet: lo interpretó por primera vez el 22 de agosto de 1977 en el Festival de Edimburgo junto al tenor español Plácido Domingo.

En 1991 fue galardonada con el Premio Príncipe de Asturias de las Artes.

 En 1994 fue elegida miembro de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, primera mujer en obtener esta distinción.

 Su repertorio incluye también el recital con canción francesa, aria italiana y lied, además de poseer una extensa discografía en la que se incluyen zarzuelas; la música española es otra de sus especialidades.

Actualmente, Berganza es profesora titular de la Cátedra de Canto en la Escuela Superior de Música Reina Sofía. Asimismo, dicta clases maestras en varias partes del mundo. Además le han dedicado un conservatorio en Madrid, el conservatorio Teresa Berganza. Es Premio Nacional de Música de España.

 En 2013 celebra su 80 cumpleaños.

Parte de: http://www.biografiasyvidas.com/

Anuncio publicitario

Música acuática – G.F. Haëndel


George Friederic Haëndel,  creó ene 1715 esta pieza  llamada «Música acuática» formada por tres suites que se supone que fueron compuestas para una fiesta que el rey Jorge I celebraría  sobre el río Támesis (que como todos sabéis es  que pasa por Londres), en 1717 y posiblemente destinadas al viaje río abajo, la cena y el viaje de vuelta.

Intervinieron 50 músicos con todo tipo de instrumentos:  trompetas, oboes, fagots, flautas alemanas y francesas, violines y violonchelos. Se cuenta que el rey quedó tan impresionado con la segunda suite, en especial,  que tuvieron que interpretar la pieza tres veces durante el viaje.  Se dice que Jorge I preguntó la identidad del compositor y cuando descubrió que era Händel, le perdonó, le felicitó y restauró sus favores.

La primera Suite en Fa mayor para oboe, fagot, trompas, cuerda y bajo continuo, comienza con una típica obertura barroca al estilo francés. Una introducción lenta es seguida por un allegro en fuga. Para mantener la tradición del concerto grosso, este movimiento da forma a un pequeño concertino de dos violines   y oboe que se alterna con la orquesta completa.

La segunda Suite en Re contiene la música más festiva, majestuosa y salpicada de detalles líricos con el protagonismo de las trompetas.

La tercera Suite en Sol es la más íntima, destinada a acompañar la cena, e incluye bellos movimientos en modo menor, mientras las barcazas quedan ancladas.

También incluye Haëndel en esta obra tres tipos de danzas de la época:  una chirimía, que aparece en dos de las suites, es una danza popular inglesa de la época. El rigodón es una danza francesa originaria de Provenza. La bourrée es también francesa, como lo son la giga y la sarabanda.

Os presento la Suite nº 2 en Re, espero que os guste:

La historia del futbol


Huelva recreation clubSegún algunas teorías, el fútbol podría haber comenzado en el antiguo Egipto, ya que durante el siglo III a.C. se realizaba un juego de pelota como parte del rito primer-balon-de-futbol de la fertilidad, en el que se practicaba algo parecido al balonmano, aunque un siglo antes se había inventado en China la pelota de cuero. Esta pelota fue adoptada posteriormente en los juegos populares en India y Persia.

En las antiguas civilizaciones prehispánicas también se conocen juegos de pelota más similares a lo que se conoce hoy como fútbol: los aztecas practicaban el tlachtli, una mezcla entre tenis, fútbol y baloncesto en el que se prohibía el uso de las manos y los pies y ¡el capitán del equipo derrotado era sacrificado!.

En la Grecia clásica, Homero llegó a hacer alusión a un juego de pelota llamado  “esfaira” o “esferomagia” debido a la esfera hecha de vejiga de buey que se utilizaba en el mismo. Desde ahí pasó al Imperio Romano, que utilizaban en su juego ‘harpastum’ un elemento esférico llamado “pila” o “pilotta” que evolucionó hasta el término pelota utilizado actualmente. Los romanos llevaron hasta Britania su juego de pelota.Sheffield_FC_1857

También durante la Edad media tuvo mucha fama entre diferentes caballeros y culturas; entre otras anécdotas se dice que Ricardo Corazón de León llegó a proponer al caudillo musulmán Saladino, que dirimieran sus diferencias sobre la propiedad de Jerusalén con un partido de pelota. Pero, debido a su carácter violento durante un tiempo fue prohibido aunque, posteriormente fue el deporte nacional de las Islas Británicas.

A comienzos del siglo XIX comenzó a practicarse el dribbling-game en las escuelas públicas y de ahí pasó a las universidades más importantes (Oxford, Cambridge) donde se escribieron las primeras reglas (el Primer Reglamento de Cambridge apareció en 1848) y en 1863 se funda la Football Association, naciendo el denominado juego moderno o fútbol asociado.

El nombre ‘fútbol’ proviene de la palabra inglesa football, que significa ‘pie’ y ‘pelota’, por lo que también se le conoce como balonpie en diferentes zonas hispano parlantes, en especial Centroamérica y Estados Unidos. En la zona británica también se le conoce como “soccer”, que es una abreviación del término association que se refiere a la mencionada FIFA LogoFootball Association inglesa. El uso de un término u otro dependía del status de la clase social en la que se practicaba;  así las clases altas jugaban al soccer en las escuelas privadas mientras que las clases trabajadoras jugaban al football en las escuelas públicas.

El fútbol se hizo muy popular en las islas y se extendió gracias a los trabajadores ingleses que marchaban al extranjero con las grandes sociedades financieras y  empresas mineras. También se exportó el nombre del deporte, llamándose fußball en Alemania, voetbal en Holanda, fotbal en Escandinavia, futebol en Portugal o fútbol en España, por ejemplo.

Pronto surgieron nuevos equipos por toda Europa, como el Sheffield F.C. que fuel primero de la historia, fundado en 1857 por dos estudiantes de la famosa Harrow School de Londres, Le Havre Athletic Club en Francia (1.872) o el Génova en Italia (1.893).

En España se comenzó a jugar al fútbol fue en la zona de las Minas de Riotinto (Huelva). Así nació el primer equipo español, el «Huelva Recreation Club» en 1.889, formado exclusivamente por jugadores extranjeros; posteriormente se fundaron el Palamós, el Águilas, el Athletic de Bilbao y el F. C. Barcelona. En 1.902 se disputó la primera competición oficial, la Copa del Rey Alfonso XIII, en la que el Vizcaya le ganó al Barcelona en la final por 2-1.

Ya en el siglo XX, el 21 de mayo de 1.904 se funda la Federación Internacional del Fútbol Asociado (FIFA) y por primera vez se establecen reglas mundiales.

Os cuelgo aquí el Himno de la FIFA desde 1994, compuesto por el alemán Franz Lambert, es utilizado antes que se jueguen partidos internacionales, incluyendo partidos amistosos, Copa Mundial de Fútbol, Copa Mundial Femenina, Mundial Sub 20 y Sub 17, así como en las finales de los torneos nacionales u otros eventos especiales como el día del Fair play:

También existe el Himno de la UEFA (Unión de Federaciones de Fútbol Europeas y organismo rector del fútbol europeo en Europa) y que podéis oír si pincháis encima de el enlace.

De: http://www.elfutbolin.com

Zadok, el sacerdote – Haendel


Es el título del primero de los cuatro himnos llamados “Coronation Anthems” o lo que es lo mismo “Himnos para la coronación”, compuestos por Haendel para laJorge II de Hannover, Shackelton, 1758 coronación del rey Jorge II de Inglaterra (al que dedicó también su ópera “Ricardo II”).

La obra se compone de los siguientes himnos:

  1. Zadok, the priest
  2. My heart is inditing
  3. The king shall rejoice
  4. Let thy hand be strengthened

El himno que nos ocupa, relata la unción de Salomón como nuevo rey de los israelitas por parte del sacerdote Sadok y el profeta Natán, en el libro I Reyes. Este fragmento se leía en las coronaciones británicas desde la asunción de Edgar el Pacífico en 973 y se mantuvo la tradición hasta el ascenso de Jorge II de Gran Bretaña en 1727, y desde entonces también se ha venido empleando como una de las músicas que dan realce a las coronaciones de todos los monarcas británicos.

Su duración es de apenas cinco minutos. La apertura la realiza un coro quién es seguido por la orquesta, precedida por una fanfarria de tres trompetas.

A ver si lo reconocéis ¡es muy famoso!:

¿Y ahora?:

¿Qué es la musicoterapia?


musica_metronomo

Por definición la musicoterapia es la curación mediante la música ( terapia= curación,tratamiento, y música= combinación de sonidos y ritmo)  . Pero, ¿así de simple?, no, la terapia mediante la música va mucho más allá, podríamos decir que este poder de la música se utiliza en la consecución de objetivos terapéuticos, manteniendo, mejorando y restaurando el funcionamiento físico, cognitivo, emocional y social de las personas. Podríamos decir que es a la vez un arte, una ciencia y un proceso interpersonal.

Según la American Music Therapy Association (AMTA):

“Es la utilización de la música y/o de los elementos musicales (sonido, ritmo, melodía y armonía) por un musicoterapeuta cualificado, con un paciente o un grupo de pacientes, en un proceso para facilitar y promover la comunicación, la relajación, el aprendizaje, la motricidad, la expresión, la organización y otros relevantes objetivos terapéuticos con el fin de satisfacer las necesidades físicas, emocionales, mentales, sociales y cognitivas.”

“»Es el uso de la música en la consecución de objetivos terapéuticos: la restauración, mantenimiento y acrecentamiento de la salud tanto física como mental. Es la aplicación sistemática de la música, dirigida por el musicoterapeuta en un ámbito terapéutico para provocar cambios en el comportamiento.”

La musicoterapia hace uso de sonidos, trozos musicales y estructuras rítmicas para conseguir diferentes resultados terapéuticos directos e indirectos a nivel psicológico, psicomotriz, orgánico y energético.

“La musicoterapia tiene su origen en la noche de los tiempos. Los primeros musicoterapeutas son los chamanes, médicos brujos tribales quienes comienzan a utilizar cánticos, salmodias, susurros y estructuras rítmicas repetitivas para inducir estados de conciencia a nivel colectivo con fines catárticos y religiosos. Se tienen evidencias del uso ritual de la música en casi todas las grandes culturas de la antigüedad. Los griegos (Pitágoras, Platón, Aristóteles …) y los egipcios nos cuentan acerca de los efectos psicológicos de diferentes escalas y modos musicales. De la misma manera, hindúes, chinos y japoneses antiguos, reconocen en sus ragas y modos pentatónicos, estructuras musicales aplicables a diversas actividades y estados de ánimo. A partir de tales tradiciones, durante el presente siglo se ha sistematizado el estudio de los efectos psicológicos y orgánicos de la música y se ha reconocido a la musicoterapia como vertiente terapéutica de valor concreto.”

Juan José Lopera

Médico y Terapeuta (Sintergética, Musicoterapia y Sanación)

musicoterapiaHay muchas disciplinas relacionadas con este método, psicología, psiquiatría, psicoterapia, educación especial, etc. y tiene diversas aplicaciones en muy distintos campos.

Uno de los usos cotidianos más simples y difundidos de la musicoterapia es la regulación del estado de ánimo. Se utilizan trozos musicales para alegrarnos en la depresión o para calmarnos en medio de estados de excitación producidos por la rabia, el estrés o el temor.

También se pueden utilizar trozos musicales para mejorar el aprendizaje, ejercicios rítmicos para mejorar la coordinación y la resistencia física. La música, bien empleada, puede facilitar el contacto con bloqueos emocionales concretos y producir la catarsis necesaria para la resolución del conflicto.

Se ha comprobado como la música es capaz de afectar notablemente a la actividad cerebral y por tanto afectar a los patrones cognitivos, y a las funciones vegetativas (frecuencia cardiaca, ritmo respiratorio, etc). También parece ejercer una cierta influencia en la capacidad de aprender y en la estimulación psicomotriz.

Beneficios de la musicoterapia en los niños

Todo lo que es música, para un niño, siempre es positivo. Pero debemos tener en cuenta que ésta debe ser siempre adaptada a sus oídos, a su capacidad demusicoterapia1 escucha; a su edad.

A un niño, la musicoterapia le puede ir muy bien para mejorar el aprendizaje, la coordinación, controlar la ansiedad y mejorar el estado de ánimo, entre otros. Pero, sobre todo para ayudarle a organizarse a nivel interno. La influencia de la música es mucho mayor de lo que creemos.

Cuanto antes se exponga la música al niño más beneficios le aportará, sea como terapia o sea como uso lúdico. De hecho, el uso de canciones para enseñar habilidades académicas, sociales y motoras a niños pequeños se ha convertido en una práctica común para algunos profesores y educadores de música y, por supuesto, para muchos musicoterapeutas de los Estados Unidos.

Hay muchos estudios que demuestran que la música y sus componentes producen patrones de actividad eléctrica cerebral. Esto lleva a una mayor eficacia a nivel del funcionamiento del cerebro no sólo como rector de los procesos cognitivos sino también como regulador de las funciones vegetativas del organismo.

 musicoterapia3 Logrando una estimulación musical en la que participen activamente se promueve el desarrollo físico, mental, intelectual, sensorial y afectivo de los niños. Esto repercutirá favorablemente sobre otros de los objetivos educativos a los que se aspiran tales como la atención, la concentración, colaborando en el desarrollo de la imaginación y la creatividad así como en la desinhibición.

Con este tipo de actividades se busca desarrollar también la coordinación motriz, el movimiento, la marcha, lograr cierta discriminación auditiva; y que adquieran destrezas y medios que le mejoren la expresión oral, perfeccionando la articulación, vocalización, el control de la voz, incluso se logra mejorar la respiración y el funcionamiento de los órganos que intervienen en ella.

Se refuerza la autoestima y la personalidad mediante la realización personal, y se acentúan pautas de conducta que facilitan su integración social y liberan la energía reprimida.

También es efectiva para la recuperación de los bebés hospitalizados en cuidados intensivos.

Algunas piezas de música clásica y autores propios para musicoterapia:

He enlazado las piezas que  ya están incluidas en este blog, el resto las iré insertando poco a poco.

Obras relajantes:

Beethoven: Minueto, Sinfonía heroica, Para Elisa, sonata Claro de Luna

Brahms: Vals op.39 N15,Canción de cuna

Bach: Largo de concierto en la suite en si bemol, concierto de Brandemburgo.

Bach: Aria en sol

Pachelbel: Canon

Schubert: Sinfonía inacabada, Ave María

Vivaldi: Concierto para oboe

Mozart: Concierto nº 3 para violín

Chopin: Tristeza

Albinoni: Adagio

Saint-Saëns: Carnaval de los Animales

Offenbach: Barcarola

Tchaikowsky: Sexta sinfonía

Debussy: El mar, Claro de Luna

Wagner: Preludio de Parsifal

Fajerman: Flowers of Love

Stivell: Renacimiento del arpa

Haendel: Música acuática

Obras Estimulantes:

Wagner: La gran marcha de Tannhauser, el final de los Maestros cantores, la Obertura de Rienzi

Boccherini: Minuetto

Mozart: Minueto Don Juan

Borodin: El Príncipe Igor

Popular escocesa: Días Lejanos

Popular napolitana: Santa Lucía

Obras energizantes:

Elgar: Pompa y Circunstancia

Verdi: Marcha triunfal de Aida

Tchaikowsky: Marcha Eslava

Mozart: Marcha Turca, Las Bodas de Fígaro, Serenata, Sinfonía Júpiter

Faure: In Paradisum

Toselli: Serenata

Rossini: Obertura de Guillermo Tell

Schubert: Momento musical

El Mesías – Haendel


20081202103218-20071224181208-navidad

De entre todas las obras que le dieron fama y gloria, Haendel siempre coincidió con el público prefiriendo El Mesías a ninguna otra. Compuesta como un oratorio más de los muchos que ya llevaba a sus espaldas, ya desde el día de su estreno se convirtió en una verdadera apoteosis. Consciente del extraordinario valor dehaendel aquella obra, el propio compositor decidió destinar todas sus recaudaciones a obras de caridad y se negó a publicarla en vida para que nadie rompiese aquella costumbre. Desde ese momento y hasta hoy, cosa extraña en una obra barroca, El Mesías se ha representado ininterrumpidamente y es, aparte de patrimonio de la humanidad entera, la obra navideña por excelencia.

En 1741, , cuando contaba con 25 años, Haendel atraviesa una época difícil: tenía problemas de salud y un ataque de parálisis le obligó a reponerse en un balneario; su compañía habitual de ópera estaba en la quiebra y él se veía agobiado por las deudas; “Israel” en Egipto es mal recibida y sus antiguos correligionarios le acusaban de vulgar; sus óperas Deidamia e Himeneo apenas eran representadas y decidió no volver a componer para ese género; y para postre, las intrigas contra su persona no paraban de sucederse, llegando al extremo de que los carteles de sus estrenos eran arrancados de las calles. Parecía que alguien estaba decidido a hundirle para siempre, pero entonces llegó la salvación. Lord William Cavendish, lugarteniente del rey en Irlanda le invitó a ir a Dublín, algo que el músico no se pensó dos veces. Dejó atrás el aire ponzoñoso de Londres y llegó a la pequeña isla a finales de otoño. Pero antes de partir quiso escribir (en tres semanas), una obra en homenaje a Irlanda, nación que le parecía generosa y noble, y así, se embarcó con un nuevo oratorio en su equipaje.

Desde luego allí se encontró un panorama completamente distinto. La gente le admiraba sin reservas, pues solo había llegado hasta allí su fama y no el desprestigio del cual acababa de escapar. Enseguida se reencontró con viejos amigos, como el reverendo Delany o el violinista Dubourg. La residencia que pusieron a su disposición estaba muy cerca del Neal’s Music Hall, una sala de conciertos de reciente construcción cuya acústica resultaba muy de su agrado y donde pronto sonarán sus obras.coro

La entusiasta acogida posibilita los preparativos para estrenar ese oratorio nuevo que traía consigo. Así, el 12 de abril de 1742, un auditorio de setecientas personas escuchaba por primera vez El Mesías en Dublín, en un concierto con fines caritativos. El éxito es tan grande que Haendel llegó a verlo repuesto varias veces antes de volverse a Londres donde no le acogerían como esperaba.

El Mesías consta de tres partes, fue el  libretista Charles Jennens, quien compuso el texto de la oratoria, formado tan solo por fragmentos bíblicos. Jennens presentó la obra como si fuese una ópera, dividiéndola en tres actos subdivididos en escenas.

La primera parte tiene por tema el Adviento y la Navidad. Se anuncia la venida de Cristo, por lo que nos encontramos con algunos momentos de exaltación marcados de una gran intensidad expresiva.

La segunda parte ilustra la Pasión, la Resurrección y la Ascensión finalizando con el famoso «Hallelujah». Así pues, la segunda parte, que había empezado en el dolor y la tristeza de la Pasión, se llena de júbilo con el «Hallelujah» arropado por el coro, trompetas y timbales. En la tercera, se relata la victoria de Cristo ante la muerte, el juicio final y la palabra «Amen», que corona la obra.

Exceptuando la «Sinfonía» inicial, a modo de obertura o introducción, y la «Pifa», que celebra el nacimiento de Cristo, ambas para orquesta, la obra es una sucesión de arias con algún airoso y algún dueto, recitativos y coros.

 

El libreto de Charles Jennes consiste en una serie de fragmentos de versículos de la Biblia del Rey James. Jennes concibió el trabajo más como una ópera con tres actos, constando cada una de varias escenas:

I – El Nacimiento.

1. – La profecía de la Salvación.
2. – La profecía de la llegada del Mesías.
3. – Anuncios al mundo en general.
4. – Profecía del nacimiento virginal.
5. – La Aparición del ángel a los pastores.
6. – Los Milagros de Cristo.

II – La Pasión

I – El sacrificio, la flagelación y la agonía en la cruz.
II – Muerte, descenso a los Infiernos y Resurrección.
III – La Ascensión.
IV – Dios revela su identidad en el Cielo.
V – El comienzo de la predicación del Evangelio.
VI – El mundo y sus dirigentes rechazan el Evangelio.
VII – El triunfo de Dios.

III – Las Secuelas

I – La promesa de la redención desde la caída de Adán.
II – El día del Juicio Final.
III – La victoria sobre la Muerte y el Pecado.
IV – La glorificación de Cristo.
V – Amén.

 

 

De: el melómano digital

       la wikipedia