El jilguero – Antonio Vivaldi


jilgueros 1El jilguero (Carduelis carduelis) es un ave de colores y canto muy alegre, se alimenta de semillas de girasol, trigo, algunos insectos en la estación de cría y sobre todo de las semillas de los cardos (carduus), de donde proviene su nombre latino. Desde tiempos antiguos es criado en cautividad debido precisamente a su alegre canto, que está compuesto por trinos parecidos a los de los canarios, pero con un toque asilvestrado.

Suele vivir en caminos de bosques, setos, campiñas, parques, jardines, huertos y, en general, cualquier zona herbácea, en especial si existe abundancia de cardos. prefiere para vivir ambientes calurosos, siendo menos frecuente observarlo a medida que aumenta la altitud.

El macho y la hembra son muy parecidos, con el ave en la mano, el macho presenta mayor cantidad de rojo en la cara, y plumillas nasales generalmente más oscuras

El poeta y sacerdote español Jacinto Verdaguer le dedicó este bonito poema:

Cuando Jesucristo en la cruz en el Calvario moría
el jilguero gentil fue a hacerle compañía
Allá con el pico estirando los clavos de sus manos divinas,
las espinas de su frente y las cuerdas que lo cernían,
se tiñó la cabeza con la sangre de sus heridas,
en su faena, trabajando veía a Jesús todo el día
y cuando no pudo arrancar ni aquellos clavos ni las espinas,
cantando sobre la cruz le endulzo la agonía,
por eso tiene la cabeza rojiza el jilguero avispado,
he aquí porque es el pájaro que más trina el día de Jueves Santo.

También Antonio Vivaldi compuso en su honor esta preciosa pieza llamada “Il cardelino” (el jilguero), compuesta para flauta y cuerdas en Re mayor, en bajo contínuo,  con tres movimientos:


Allegro: tras la presentación de la flauta sobre un acompañamiento de la orquesta  este instrumento solista ejecuta un fragmento imitando el canto del jilguero que da su nombre al concierto; el movimiento sigue con un constante juego centrado principalmente en el intercambio de trinos entre la flauta y los violines.

Cantabile: una siciliana para flauta y continuo, es un breve movimiento lento orientado a exaltar las cualidades líricas del instrumento solista, como es típico en las piezas de Vivaldi.

Allegro: interviene de nuevo la orquesta completa y, como en el primer allegro, domina el juego basado en los trinos.

Julius Fučík


Julius Ernst Wilhelm Fučík  nació en Praga el 18 de julio de 1872 y murió en Berlín el 15 de septiembre de 1916.  Fue un compositor y director de bandas militares checo. Su música oscila entre la música clásica y la popular de su tiempo.j. fucik

De joven, aprendió a tocar el fagotviolín y diversos instrumentos de percusión, y después estudió composición.

En 1891, formó parte del 49º regimiento austrohúngaro como músico militar.

En 1895, Fučík dejó el ejército para ser el segundo fagotista en el teatro alemán de Praga. Un año después se convirtió en el principal director de la orquesta de Praga. Durante este tiempo, Fučík escribió música de cámara, principalmente para clarinete y fagot.

En 1897, volvió a entrar en el ejército como jefe de banda para el 86 regimiento en Sarajevo.

Poco después, compuso su obra más famosa, La entrada de los gladiadores (op. 68). El interés de Fučík por la Antigua Roma hizo que le diera este nombre a su marcha. No se sabe el motivo por el que esta  melodía es hoy mundialmente conocida y asociada a la aparición de los payasos en el circo.

En 1900 Fucik fue destinado con su banda a Budapest, compuesta de 15 músicos, no sólo interpretaba obras de danza, sino también arreglos que él mismo preparaba de obras sinfónicas famosas.

En 1909 volvió a Checoslovaquia y fue nombrado director de la banda del regimiento número 92, la mejor y más preparada de su época. En ese momento empezaron sus conciertos públicos en Praga y Berlín donde más de 10.000 personas asistían diariamente a las representaciones.fucik

En 1913, contrajo matrimonio y se afincó en Berlín donde empezó una nueva banda y una compañía de publicaciones musicales, la Apollo Verlag, para comercializar sus obras.

Julius Fucík fallece repentinamente en 1916, a la edad de 44 años.

Compuso más de 400 obras, la mayoría marchas militares, polkas y valses que despiertan un sentimiento patriótico en la República Checa. Entre ellas:

  • La Marcha de los gladiadores (inicialmente llamada Gran Marcha Cromática),
  • El regimiento de los niños (Der Regimentskinder)
  • La Marcha Florentina.
  • El viejo gruñón (Der alte Brummbär)

Fučík escribió una composición para fagot, titulada «El viejo gruñón«. En una conversación se le escapó que, para componer la obra, le inspiró «el viejo», o sea, el comandante del regimiento.

El comandante se enteró y encolerizado lo llamó para pedirle explicaciones. El compositor confesó que, efectivamente, había escrito tal obra, pero que en ella no ponía en ridículo a nadie, al contrario, de la composición emanaba una apacible jovialidad y bondad, argumentaba el autor.

La ira del coronel se aplacó un tanto y amenazó:

– ¡Veremos! La escucharé y después…

No concluyó la frase e hizo un gesto amenazador.

Al día siguiente el comandante escuchó la composición «El viejo gruñón». Mandó llamar a Fučík y tendiéndole la mano dijo:

– Es usted un colosal maestro. Por los gruñidos podría ser yo, pero si en realidad gruñera tan melodiosamente, los soldados no me obedecerían.

Parte de: La wikipedia y http://www.radio.cz/es/

Los Pájaros – Ottorino Respighi


Palomas-Blancas

En 1927, Ottorino Respighi compone Los pájaros (Gli Uccelli).

En ella, basada en la música de los siglos XVII y XVIII, Respighi intenta de transcribir canto de los pájaros en la notación musical.

La obra consta de cinco movimientos:

  • «Prelude» (basado en la música de Bernardo Pasquini)
  • «La Colomba» («La paloma», basado en la música de Jacques de Gallot)
  • «La gallina» («La gallina», basado en la música de Jean-Philippe Rameau)
  • «L’usignuolo» («El ruiseñor», basado en la canción popular «Engels Nachtegaeltje»)
  • «Il cucù» («El cuco», basado en la música de Pasquini)

Intervienen: 3 flautas, oboe, 2 clarinetes, 2 fagotes, 2 trompas, 2 trompetas, arpa, clave y cuerdas.

Podemos oir en este vídeo el fragmento dedicado a «La Paloma»:

Sinfonía de los adioses – Joseph Haydn


Milenio Semanl

Una de las más conocidas piezas de Haydn es la Sinfonía n.º 45 en fa sostenido menor, también conocida como Sinfonía de los adioses, compuesta en 1772.

 La obra consta de cuatro movimientos:

  1. Allegro assai, en compás de 3/4
  2. Adagio, en compás de 3/8
  3. Menuet:  Allegretto, en compás de 3/4
  4. Finale: Presto, en compás de 2/2 – Adagio, en compás de 3/8

En esta fecha, durante una estancia en la que Haydn y la corte de músicos permanecieron en el palacio de verano, en Eszterháza, el príncipe Nicolás Esterházy (jefe del compositor),  prolongó  la estancia de los músicos más de lo esperado así que los músicos, en su mayoría, fueron obligados a dejar a sus mujeres en casa, en Eisenstadt. Por esta causa, en el último movimiento de la sinfonía,  Haydn, en forma de protesta y para defender a sus músicos, como era su obligación dado el puesto que tenía, instó sutilmente a su patrón a dejarles volver a casa.

haydn

Toda la sinfonía está en la línea de sus sinfonías Sturm und Drang (tonalidad menor y contrastes extremos). Sin embargo, su final es único puesto que después del explosivo presto, se presenta un inesperado adagio.

 Durante este adagio  cada músico deja de tocar (algunos tienen pequeños solos), apaga la vela de su atril (antes era la forma de poder leer con luz la partitura)  y se va en este orden: primer oboe y segunda trompa, fagot, … once compases después,  el segundo oboe y primera trompa, así … poco a poco … dejan la escena contrabajos, violonchelos, violines, viola  quedándo al final sólo dos violines tocados con sordina (que hacían sonar el propio Haydn y el concertino, Alois Luigi Tomasini). Esterházy al parecer entendió el mensaje porque, según cuenta la historia, al ver que todos abandonaban la escena dijo:

 – “Bueno, si todos se van, igual nosotros también deberíamos irnos”.

 Y la corte regresó a Eisenstadt al día siguiente.

 Este es el cuarto movimiento de la obra que nos ocupa, dirigida por Barenboïm en el Concierto de Año Nuevo de 2009, año que estuvo dedicado a J. Haydn:

Don Giovanni – W. A. Mozart


También llamada “El libertino castigado” o “Don Juan”, es la séptima ópera más representada en el mundo. Se trata de una opera bufa (es decir, una ópera con tema cómico) en dos actos con música de Wolfgang Amadeus Mozart y libreto en italiano de Lorenzo da Ponte, basado en el Don Juan Tenorio de Giuseppe Gazzaniga, y por extensión en El burlador de Sevilla y El Convidado de Piedra de Tirso de Molina.

Después de haber obtenido una fantástica acogida las Bodas de Fígaro en Praga, a Mozart se le encarga una nueva ópera. En el año 1787 estaba de moda en Europa el tema de Don Juan por lo que, Lorenzo da Ponte eligió este tema para su libreto que gustó y divirtió mucho al compositor.

Esta orquestada para dos flautas, dos oboes, dos clarinetes, dos fagotes, dos trompas, dos trompetas, tres trombones, timbales, mandolina y cuerda más clave o pianoforte y violonchelo.

La obra se desarrolla en una ciudad española (no sabemos exactamente cuál).

 Primer acto:

 Compuesto por cuatro cuadros, transcurre en el palacio de Don Giovanni.

 Don Giovanni, con ayuda de su sirviente Leporello, intenta seducir a Anna, para lo cual mata a su indignado padre, el Comendador. Luego huye del novio de la muchacha (Ottavio) que lo persigue para vengarse. Se encuentra brevemente con una relación anterior (Elvira), a la que elude, dejando a su sirviente para dar las explicaciones del caso. Durante su huída, aparece en medio de un boda de aldeanos donde seduce a la joven novia (Zerlina) hasta llevarla a la alcoba. Pero Zerlina sale en ropa interior de su alcoba dando gritos y Don Giovanni es arrinconado por los amigos de la novia, aunque logra escapar abriéndose paso con su espada.

Segundo acto:

 Se compone de cinco cuadros.

Don Giovanni intercambia la capa y el sombrero con las de Leporello para evitar a Elvira y concreta un encuentro con su sirvienta. Cuando Elvira ve a Leporello vestido como Don Giovanni, se arroja a sus brazos.

 Don Giovanni se enfrenta a la estatua del padre de Anna, a quien el mismo mató y lo invita a comer, para sorpresa de él y su sirviente, la estatua aparece ante la mesa, tras haber intentando conseguir el arrepentimiento de Don Giovanni, lo reta a devolverle la visita, cosa que nuestro protagonista acepta y le tiende la mano que el Comendador le pide en prenda. Al contacto con la estatua, Don Giovanni siente el frío de la muerte, pero se sigue negando a arrepentirse por la vida que ha llevado. La tierra tiembla, se abre bajo sus pies y es absorvido por las llamas del infierno.

 Finalmente, tras conocer el final de nuestro protagonista, todo comienza a reconstruirse: Ottavio se va a casar con Anna y Elvira se retira a un convento, Zerlina regresa con su novio y Leporello habrá de encontar un señor más humano.

Música acuática – G.F. Haëndel


George Friederic Haëndel,  creó ene 1715 esta pieza  llamada «Música acuática» formada por tres suites que se supone que fueron compuestas para una fiesta que el rey Jorge I celebraría  sobre el río Támesis (que como todos sabéis es  que pasa por Londres), en 1717 y posiblemente destinadas al viaje río abajo, la cena y el viaje de vuelta.

Intervinieron 50 músicos con todo tipo de instrumentos:  trompetas, oboes, fagots, flautas alemanas y francesas, violines y violonchelos. Se cuenta que el rey quedó tan impresionado con la segunda suite, en especial,  que tuvieron que interpretar la pieza tres veces durante el viaje.  Se dice que Jorge I preguntó la identidad del compositor y cuando descubrió que era Händel, le perdonó, le felicitó y restauró sus favores.

La primera Suite en Fa mayor para oboe, fagot, trompas, cuerda y bajo continuo, comienza con una típica obertura barroca al estilo francés. Una introducción lenta es seguida por un allegro en fuga. Para mantener la tradición del concerto grosso, este movimiento da forma a un pequeño concertino de dos violines   y oboe que se alterna con la orquesta completa.

La segunda Suite en Re contiene la música más festiva, majestuosa y salpicada de detalles líricos con el protagonismo de las trompetas.

La tercera Suite en Sol es la más íntima, destinada a acompañar la cena, e incluye bellos movimientos en modo menor, mientras las barcazas quedan ancladas.

También incluye Haëndel en esta obra tres tipos de danzas de la época:  una chirimía, que aparece en dos de las suites, es una danza popular inglesa de la época. El rigodón es una danza francesa originaria de Provenza. La bourrée es también francesa, como lo son la giga y la sarabanda.

Os presento la Suite nº 2 en Re, espero que os guste:

Sueño de una noche de verano – Félix Mendelssohn


wilhelm-c-rosalind-and-the-old-duke-costume-design-for-as-you-like-it-1218309 El sueño de una noche de verano (en alemán Ein Sommernachtstraum) es una obra musical escrita por el compositor Félix Mendelssohn – Bartholdy, tomando como base la obra de teatro del mismo nombre escrita por el dramaturgo inglés William Shakespeare. Mendelssohn compuso esta obra en diferentes momentos de su vida. Entre el 8 de julio y el 6 de agosto de 1826, cuando su carrera estaba comenzando, compuso una obertura de concierto opus 21 y se estrenó en Szczecin el 20 de febrero de 1827. En 1842, unos pocos años antes de su muerte, escribió música incidental (opus 61) para una producción de la obra de teatro, en la que incorporó la obertura existente.

Mendelssohn tuvo acceso de lectura a la obra inspiradora de Shakespeare a los 17 años, y a esa edad compuso la «Obertura de Concierto» basada en la misma, logrando un prodigio que ni el mismo Mozart hubiera alcanzado a la misma edad. La obra, aunque estrenada en 1.827,  no fue completada  hasta 17 años más tarde cuando el compositor, por encargo del Emperador de Prusia, se embarcó en la creación de la música incidental completa. El resultado final fue una serie de 13 números, incluida la Obertura, que alternan secciones orquestales y secciones vocales: estos números son, entre otros,  un scherzo, un intermezzo, un nocturno, una marcha nupcial (una de las piezas más conocidas de la historia de la música) y otros pequeños fragmentos.FED G IV de Prusia

La música incidental para escena, fue encargada por Federico Guillermo IV de Prusia (llamado el Rey romántico) para la representación de la bella obra teatral de Shakespeare. Mendelssohn escribió varios números y conservó la obertura, el opus 61. La música fue recibida como una obra maestra y, sorprendentemente, no presenta ruptura estilística con la obertura escrita en su juventud.

La obra escrita por William Shakespeare en 1595, Sueño de una noche de verano, en la que, como he dicho antes se basa nuestro músico, es una comedia romántica en cinco actos. Es considerada como uno de los grandes clásicos de la literatura teatral mundial. Al parecer fue escrita con motivo de la conmemoración de la boda de Sir Thomas Berkeley y Elizabeth Carey, en febrero de 1596.

Su historia se desarrolla en Atenas, en la época de la Antigua Grecia,  plagada de fantasía, sueños y realidades, amor y magia en la que se entremezclan varios hilos argumentales centrados en dos parejas de nobles amantes, Lisandro, Hermia, Demetrio y Helena, que sufren y disfrutan por causa de su amor; en un grupo de despreocupados cómicos, Cuña, Ensamble, Canilla, Flauta, Gazuza y Soplete; y en una serie de personajes pertenecientes al reino de las hadas, entre los que se encuentran Puck, el rey Oberon y la reina Titania. El trasfondo común se encuentra en las celebraciones de la boda entre Teseo e Hipólita.

c-wilhelm-bottom-costume-design-for-a-midsummer-nights-dream En el palacio de Teseo se encuentran éste e Hipólita hablando sobre su boda, invitando a los jóvenes de la ciudad. Pero aparece Egeo para proponer que su hija Hermia se case con Demetrio (que está enamorado de ella), aunque Hermia no quiere puesto que está enamorada de Lisandro. Teseo insiste a Hermia para que se case con Demetrio, diciendo que si lo rechaza lo pagará con la vida o tendrá que hacerse religiosa. Hermia y Lisandro se quedan solos y deciden escapar al bosque por la presión a la que se ven sometidos. Mientras aparece Helena enamorada de Demetrio.

En ese bosque de Atenas ocurren sucesos fantásticos entre las hadas, Oberon y Titania, (rey y reina de las hadas).

Mientras, Helena, sigue a Demetrio por el bosque donde cuenta la fuga de Hermia y Lisandro, pensando así que Demetrio se fijaría más en ella, y encontrar su amor.

Oberon mandó a Puck que vertiera un líquido que hacia que una persona se enamorara de la primera persona que viese, sobre los ojos de Demetrio, pero el duende se equivocó y echó el líquido sobre los de Lisandro quedándose este enamorado de Helena, y dejando a  Hermia a un lado. y en los ojos de Titania. Afortunadamente,  Puck, consigue arreglarlo todo haciendo que Demetrio y Helena y Lisandro y Hermia se enamoren. Egeo e Hipólita, extrañados de los nuevos Esta música comprende una decena de trozos sinfónicos y corales entremezclados con recitativos hablados, el scherzo que se ejecuta inmediatamente después del primer acto, recuerda al del Octeto para Cuerdas, que libera, casi al final, una flauta.

Sobre los últimos acentos del Scherzo, se entabla un rápido intercambio entre el duende Puck y un hada. Luego, Titania, la reina de las hadas, hace su entrada rodeada de su séquito. la marcha de estos seres habitualmente movidos por un toque de varita mágica es uno de los episodios más enrarecidos de la partitura.c-wilhelm-titania-queen-of-the-fairies-costume-design-for-a-midsummer-nights-dream

Una pirueta de Puck, y he aquí el célebre lied en cuyo transcurso dos hadas dialogan con sus pares, en tanto Titania busca su reposo. Se trata de una melodía muy fresca envuelta en un acompañamiento carácter obstinado. Y de pronto, Oberón recurre a los sortilegios y se hace invisible. Continúan: el intermezzo, que debe ejecutarse al finalizar el segundo acto, entremezclando el drama de la búsqueda de Hermia a Lisandro y que termina por perderse en el bosque, concluyendo la escena sobre una escenilla insólita de Quince, Snug, Bottom, Flute, Snout y Starveling, que ensayan para representar la comedia;  y el nocturno que evoca el sueño de las parejas abrazadas en el verano, mientras las cuerdas y flautas entonan una melodía suave.

El comienzo del quinto acto suena con las notas de la  conocidísima Marcha Nupcial que lleva a los futuros esposos a la felicidad terrestre y son obsequiados con una fiesta. En el instante en que Piramo exhala su último suspiro, se escucha una pequeña marcha fúnebre, presentada en contraste con la Marcha Nupcial, a cargo de un clarinete, un fagot y los timbales. El acto culmina con la danza rústica de los clowns, que rememora el motivo central de la Obertura. La comedia va a concluir en el misterio, tal como había comenzado. Siguiendo a Shakespeare, Mendelssohn convoca a los espíritus haciéndolos surgir de una última vez (canta el coro): «Hadas, Espíritus,  el Fuego cubre y va a estallar: apareced!» El encantamiento inicial es quebrado con la reaparición de los cuatro acordes fatídicos.

En el vídeo podemos oír la Obertura de esta preciosa  pieza: