Mariana Martínez


Mariana Martínez o Marianne von Martínez nació el 4 de mayo de  (4 de mayo de 1744 en Viena (Austria) y murió en esta misma ciudad el día 13 de diciembre de 1812.  Fue una compositora austríaca, cantante e intérprete de teclado del clasicismo.mariana martínez

Su padre Nicolás Martínez residía exiliado en Nápoles después de la derrota en la guerra de sucesión española y se trasladó a Viena cuando el Archiduque de Austria fue nombrado emperador del Sacro Imperio Romano-Germánico. En Viena ejercía de maestro de ceremonias del nuncio apostólico. Aficionado a la música procuró una exquisita formación musical a sus dos hijas.

En la misma casa de los Martínez vivía el poeta Pietro Metastasio, el más famoso libretista del siglo XVIII y en el desván se encontraba como huésped el mismísimo Joseph Haydn en su época inicial y con apuros económicos. Nicolás eligió a Haydn para la formación musical de Mariana.

Conoció a un Mozart doce años más joven que ella, a Beethoven y al compositor, también de origen español, Martín y Soler. En 1790 abrió una escuela de canto de la que salieron algunas de las más grandes voces de su época. Fue miembro de honor de la Academia Filarmónica de Bolonia y Doctora Honoris Causa en Pavía.

Martínez compuso más de doscientas obras, misas, cantatas, música instrumental y obra para clave y pianoforte: Dixti Dominus, In exitu Israel

Andrés Ruiz Tarazona intentó sacar del olvido a esta compositora publicando hace pocos años sus «Concierto para clave en la mayor» , «Sinfonía en do mayor» y  «Sonata en la mayor».

Oímos aquí el primer movimiento de su Sonata en Sol Mayor compuesta en 1763:

Parte de: Wikipedia

Sinfonía nº 7 en La Mayor – Allegretto – Beethoven


Ludwig van Beethoven compone su Séptima Sinfonía en 1811 (ya existían notas de batalla de Leipzig1806), cuando contaba con 43 años y  trataba de mejorar su salud en Teplice (República Checa), aunque para entonces ya estaba  tan sordo que no era capaz de percibir los fragmentos “piano”  de esta  obra.

La Séptima Sinfonía en La Mayor se estrena el 8 de diciembre de 1813 durante un concierto de caridad para los soldados heridos en la Batalla de Leipzig, en las que las tropas aliadas de Rusia, Austria y Suecia habían asestado un duro golpe al ejército francés de Napoleón, obligándolo a batirse en retirada.

Al contrario que los críticos de la época, la excelente acogida de la obra por parte del público que interpretó la Séptima Sinfonía como la representación musical de la reciente victoria contra Napoleón y la alegría del pueblo por haber recobrado la libertad y la paz hizo que Beethoven se viera obligado a repetir, precisamente, el segundo movimiento: el allegretto que se ha convertido en uno de los más populares de la obra del compositor.

La Séptima Sinfonía tiene cuatro movimientos:

  1. Poco sostenuto — Vivace;
  2. Allegretto
  3. Presto
  4. Allegro con brio

Podemos oír en el vídeo el segundo movimiento de esta Séptima Sinfonía, veréis como es muy conocido además me gustaría saber si eres capaz de identificar cada una de las aves que aparecen en él:

La victoria de Wellington – L. van Beethoven


También conocida como «La Batalla de Vitoria» o «Sinfonía del triunfo».

wallington_vs_bonaparte

Es una obra orquestal compuesta por Beethoven en 1813 para celebrar la victoria de las tropas británicas, españolas y portuguesas, comandadas por Arthur Wellesley, el Duque de Wellington sobre el ejército francés en los alrededores de la ciudad de Vitoria el 21 de junio de ese mismo año. Fue una de las piezas más célebres durante la vida del compositor. No es demasiado conocida en su totalidad, sino por algunos fragmentos famosos.

Con la Batalla de VictoriaJosé Bonaparte perdió definitivamente  el control sobre España y Napoleón tuvo que devolver el poder a Fernando VIIBeethoven fue un admirador de Napoleón Bonaparte en sus primeros años, pero cuando este se autoproclamó emperador, abiertamente  manifestó su inconformidad contra el tirano.   De modo que el autor se alegró su derrota.

Beethoven03Se inicia la obra con un redoble de tambores seguido por unas trompetas marcando una melodía francesa: Malborough se va a la guerra (los franceses no sabían pronunciar «Malborough», así que decían Mambrú).    Es respondido por su contraparte:  Los Ingleses con sus tambores redoblantes y con trompetas  interpretando  «Rule Britannia» y «God save the King» (melodía muy utilizada en el cine cuando un grupo de amigos canta a un compañero … porque es un gran compañero… porque es un gran compañero…. y nadie lo puede negar… etc.)

La primera parte de la obra es el encuentro de los dos ejércitos que entran en batalla.  Luego viene un periodo de calma en la cual se escuchan disparos aislados.  La segunda parte describe el triunfo del Duque de Wellington sobre los franceses. Durante su ejecución se escuchan 193 disparos de cañon y de fusil.  Si investigáis cómo fue el desarrollo de la batalla, veréis que es bastante parecida a la melodía. 

Estoy segura de que todos conocéis algunos fragmentos de esta pieza de Beethoven. Oídla con atención. ¿Qué párrafos os suenan?

Consta de dos partes que cuelgo a continuación:

Parte de: http://elblogdeloslagartijos.blogspot.com.es/ y wikipedia.

La mandolina


La mandolina es un instrumento de cuerdas dobles de metal. Su número y tipo de cuerdas ha sido variable según el tiempo y el lugar, pero la configuración predominante actualmente es la de la mandolina napolitana, con cuatro cuerdas dobles afinadas como el violín (sol-re-la-mi) con una caja de resonancia que puede ser cóncava o plana según su constructor.  A diferencia del violín, las cuerdas de la mandolina se pulsan con una púa o plectro. La caja de resonancia puede ser cóncava o plana.

Para investigar sobre este origen, es necesario indagar sobre los instrumentos de cuerdas del medievo europeo que vinieron de Asia y África.

Los instrumentos medievales de la familia de los laudes (instrumentos con diapasón), con clavijas hacia atrás son  los que en su evolución habrían dado origen a los que, a su vez, evolucionarían  a la actual mandolina.

Estos instrumentos podrían ser: la gittern (en ingles) o chitarino (en italiano) y la mandore (Francia).

En Italia comienza a aparecer hacia fines del siglo XVI el termino mandola de la que aún se conservan algunos ejemplares.

El término mandolino  aparece por primera vez en 1634.

Algunos de los grandes compositores comienzan a escribir piezas para la mandolina o «il mandolino» a finales del s. XVII.

  • Antonio Vivaldi compuso obras para mandolina y orquesta.
  • Mozart emplea la mandolina en una parte de su ópera Don Giovanni.
  • Beethoven compuso un adagio, dos sonatinas y un tema con variaciones, «per il mandolino».
  •  Nícolo Paganini   compuso también un «Minuetto Per L’amandorlino» un andantino y un allegro moderato para mandolino.

 Antonio Stradivarius, el gran luthier de violines, fabricó también mandolinos.

 Oímos una divertida pieza compuesta por Beethoven: su «Sonatina para mandolina y piano en Do Mayor».

Parte de: http://nuevacaravana.blogspot.com.es/

Ludwig van Beethoven


Ludwig van Beethoven nació en Bonn el día 16 de diciembre de 1770 y murió en Viena el 26 de marzo de 1827. Fue un compositor, director de orquesta y pianista alemán. La partícula van de su nombre no procede de orígenes nobles.

La familia Beethoven vivía bajo condiciones modestas. Su abuelo paterno, llamado también Ludwig, era descendiente de una familia de campesinos y granjeros.

En marzo de 1733, su abuelo emigró a Bonn, en donde trabajó como director y maestro de capilla de la orquesta del príncipe elector de Colonia. Su hijo y padre de Beethoven, Johann van Beethoven era músico y tenor de la corte electoral. Se casó con Maria Magdalena Keverich una joven viuda e hija de un cocinero de Tréveris. Dos años después, el matrimonio, en 1769, tuvo su primer hijo, bautizado como Ludwig Maria van Beethoven. Sin embargo, apenas seis días después de su bautizo, el niño falleció. El 17 de diciembre de 1770, fue bautizado su segundo hijo, Ludwig van Beethoven, en la iglesia de San Remigio de Bonn, con el nombre de «Ludovicus van Beethoven» según se describe en el acta de bautismo. Ludwig tuvo cinco hermanos pero sólo sobrevivieron dos: Kaspar Anton Karl y Nikolaus Johann.

El padre de Beethoven estaba muy impresionado por el hecho de que Wolfgang Amadeus Mozart diese conciertos a los siete años y quería que su hijo siguiera sus pasos. Con la intención de hacer de Ludwig un nuevo niño prodigio, comenzó a enseñarle piano, órgano y clarinete a temprana edad. Sin embargo, el estudio musical coartó el desarrollo afectivo del joven, que apenas se relacionaba con otros niños. En mitad de la noche, Ludwig era sacado de la cama para que tocara el piano a los conocidos de Johann, a quienes quería impresionar; esto causaba que estuviera cansado en la escuela. Ya era usual que dejara de asistir a clases y se quedara en casa para practicar música.

Cuando tenía siete años, Beethoven realizó su primera actuación en público en Colonia. Su padre afirmó que la edad de Ludwig era de seis años, para destacar, de esta manera, la precocidad de su hijo.

Cuando contaba con once años de edad, Beethoven publicó su primera composición titulada Nueve variaciones sobre una Marcha de Ernst Christoph Dressler.

Al año siguiente, Ludwig es contratado como músico en la corte del príncipe elector de Colonia Maximiliano Francisco, por recomendación de Neefe, su profesor.

Con 17 años, a la muerte de su madre tuvo que responsabilizarse de sus dos hermanos y se vio obligado a mantenerlos, tocando el violín en una orquesta y dando clases de piano durante cinco años.

A la muerte de su padre, el príncipe elector de Bonn, su mecenas, le financió un viaje a Viena, ciudad en la que permaneció el resto de su vida componiendo, tratando de alcanzar un reconocimiento social a su persona por medio del arte y sufriendo un mal particularmente terrible para él: la sordera.

Durante este período tuvo varios duelos musicales con otros pianistas.

Con veinticuatro años publicó su primera obra importante: tres tríos para piano, violín y violonchelo y el año siguiente, en 1795, realizó su primer concierto público en Viena como compositor profesional, en el que interpretó sus propias obras.

La corte, la nobleza y la Iglesia vienesas acogieron la música de Beethoven y se convirtieron en mecenas y protectoras del joven músico.

En 1800 presentó su Primera Sinfonía. En este vídeo podemos oir el Adagio Molto-Allegro con Brio:

Su música inicial, fresca y ligera, cambió para convertirse en épica y turbulenta, acorde con los tiempos revolucionarios que vivía Europa. Eran años en que las potencias monárquicas europeas se habían aliado para derrotar a la Francia revolucionaria. De esta época son la Sonata para piano nº 8, llamada Patética, y la Sonata para piano n.º 14, llamada Claro de luna. Su Tercera Sinfonía, llamada la «Eróica», estaba escrita en un principio en «memoria de un gran hombre», Napoleón, que era visto en ese momento como un liberador de su pueblo. Cuando se declaró a sí mismo Emperador, Beethoven se enfureció y borró violentamente el nombre de Napoleón de la primera página de la partitura. La «Eroica» se estrenó finalmente el 7 de abril de 1805.

En los años siguientes, Beethoven incrementó su actividad creadora y compuso muchas obras, entre ellas la Quinta Sinfonía, la Sinfonía Pastoral, la Obertura Coriolano y la bagatela para piano Para Elisa.

En 1812, Beethoven se traslada al balneario de Teplice y durante su estancia escribió la carta Amada inmortal, que provocó multitud de especulaciones sobre su destinataria aunque nunca se ha podido averiguar con exactitud.

Beethoven había entablado contacto con el inventor Johann Mäzel, que le construyó varios instrumentos para ayudarlo con sus dificultades auditivas, como cornetas acústicas o un sistema para escuchar el piano.

El invento de Mäzel que más impresionó al compositor fue el metrónomo, y escribió cartas de recomendación a editores y comenzó a realizar anotaciones en las partituras con los tiempos del metrónomo para que sus obras se interpretaran como él las había concebido.

En 1814, acabó las Séptima y Octava Sinfonías y reformó la ópera Fidelio, que fue un gran éxito, tanto de afluencia de público como económico, al igual que el resto de conciertos que realizó en esa época.

En 1823 termina su Novena Sinfonía y se estrenó el 7 de mayo de 1824. A partir de esta fecha, su salud decayó durante su estancia en la casa de su hermano. Es esta época cuando comienza la composición de su Décima Sinfonía (que nunca terminó).

Su hermano Nikolaus Johann, su cuñada y su admirador incondicional Anselm Hüttenbrenner le acompañaron al final de su vida,  a los 56 años.

El 29 de marzo, tuvo lugar su funeral, en él se interpretó el Réquiem en re menor de Wolfgang Amadeus Mozart.

 Beethoven es reconocido como uno de los más grandes compositores de la historia, compuso obras en una amplia variedad de géneros y para una amplia gama de combinaciones de instrumentos musicales.

Sus obras para orquesta sinfónica incluyen nueve sinfonías (la Novena Sinfonía incluye un coro) y alrededor de una docena de piezas de música «ocasional». Compuso nueve conciertos para uno o más instrumentos solistas y orquesta, así como cuatro obras cortas que incluyen a solistas acompañados de orquesta. Fidelio es la única ópera que escribió y entre sus obras vocales con acompañamiento orquestal se incluyen dos misas y una serie de obras cortas.

Compuso un amplio repertorio de obras para piano, como treinta y dos sonatas para piano y numerosas obras cortas, incluidos los arreglos (para piano solo o dúo de piano), de algunas de sus otras obras. Las obras en las que usa el piano como instrumento de acompañamiento incluyen diez sonatas para violín, cinco sonatas para violonchelo y una sonata para corno francés, así como numerosos lieder (poemas musicalizados para voz y piano).

La cantidad de música de cámara que produjo Beethoven fue notable. Además de los dieciséis cuartetos de cuerda, escribió cinco obras para quinteto de cuerda, siete para trío con piano, cinco para trío de cuerda y más de una docena de obras para gran variedad de combinaciones de instrumentos de viento.

De: La Wikipedia

Clara Schumann


 clara-schumann-1819-1896-granger Clara nace en Leipzig el 13 de septiembre de 1819 y muere en Frankfurt del Main el 20 de mayo de 1896.

Fue una compositora y pianista alemana. Niña prodigio, su padre, el profesor de piano Friedrich Wieck, empezó a enseñarle música y, en 1830 comenzó con la orquesta de la Gewandhaus de Leipzig.

 Se casó a los 21 años con el también compositor Robert Schumann, con quien tuvo 8 hijos,  y fue muy amiga de Johannes Brahms.

 Fue profesora del Conservatorio de Frankfurt en 1872 y continuó su labor durante 20 años, además de ser una fantástica intérprete de Beethoven, Chopin, Liszt y de su marido, de quien también dirigió la edición sus obras.

 Desgraciadamente, en aquell época la mayoría de las jóvenes, cuando llegaban a cierta edad, dejaban su trabajo como músicas o compositoras y se dedicaban al hogar, a dar clases o a otras actividades musicales, alejadas de los escenarios.

Franz Schubert


Franz Schubert

Franz Schubert nace en Viena el 31 de enero de 1797 y muere en ésta misma ciudad el 19 de noviembre de 1828. Vivió apenas treinta y un años, tiempo durante el cual consiguió componer una obra musical excelente, de gran belleza e inspiración. Su talento creció a la sombra de Beethoven, a quien admiraba; murió un año  schubert_nowakdespués que su ídolo. No fue reconocido en vida: después de su muerte, su arte comenzó a conquistar admiradores. Escribió más de seiscientos lieder, de los cuales gran parte, después de su fallecimiento, quedaron inéditos.

Hijo de un maestro de escuela, el duodécimo de una familia de 13 hermanos,  Schubert aprendió de su padre la práctica del violín y de su hermano mayor, Ignaz, la del piano, con tan buenos resultados que en 1808, a los once años de edad, fue admitido en la capilla imperial de Viena como miembro del coro y alumno del Stadtkonvikt, institución ésta en la que tuvo como maestro al compositor Antonio Salieri. La necesidad de componer se reveló en el joven Schubert durante estos años con gran fuerza, y sus primeras piezas fueron interpretadas por la orquesta de discípulos del Stadtkonvikt, de la que él mismo era violinista. Pese a sus talentos, su padre pretendía que heredara su profesión, lo que motivó el enfrentamiento entre ambos y el abandono de la casa paterna.

A los catorce años comenzó a crear sus primeros lieder (poemas musicalizados para voz y piano) y antes de los dieciocho ya había creado algunas obras maestras, como El rey de los elfos, como otros muchos que compondría, inspirado en poemas de Goethe. A los diecinueve años había escrito ya más de doscientos cincuenta lieder. Los ciclos La bella molinera y Viaje de invierno constituyen quizás la cima de su genio en  este campo, a los que hay que sumar títulos como El caminante, La trucha, A la música, La muerte y la doncella, sus Seis momentos musicales o el celebérrimo Ave María. A pesar de la belleza de estas  composiciones y de la buena acogida que encontraron entre el público, la vida de Schubert discurrió siempre en un estado de gran precariedad económica, agravada considerablemente a partir de 1824 por los primeros síntomas de la enfermedad que acabaría prematuramente con su existencia. Su última obra, Schwanengesang (El canto del cisne), según la leyenda de la que Virgilio, entre otros, se hace eco, el cisne, canta por única vez en su vida, y un canto dulce y melodioso, minutos antes de su muerte; de ahí que se utilice la expresión «El canto del cisne» al último momento estético de un artista.  Conocemos más esta obra por Serenata, seguro que os suena muchísimo:

El único campo que podía reportar grandes beneficios a un compositor de la época era el teatro, la ópera, y aunque éste fue un género que Schubert abordó con insistencia a lo largo de toda su vida, bien fuera por la debilidad de los libretos escogidos o por su propia falta de aliento dramático, nunca consiguió destacar en él. Sus óperas, entre las que merecen citarse Los amigos de Salamanca, Alfonso y Estrella, La guerra doméstica y Fierabrás, continúan siendo la faceta menos conocida de su producción.

Schubert_at_piano_in_WienAdmirado en un círculo muy restringido, la revalorización del compositor se llevó a cabo a partir de su muerte: obras inéditas o que sólo se habían interpretado en el marco familiar, empezaron a ser conocidas y publicadas, y defendidas por músicos como Robert Schumann o Felix Mendelssohn. Es, sobre todo, el caso de su producción instrumental madura, de sus últimas sonatas para piano, sus cuartetos de cuerda y sus dos postreras sinfonías, a cuyo nivel sólo son equiparables las de Beethoven.

Parte de: http://www.biografiasyvidas.com/