Refrán para hoy (94)

Imagen


Por la Magdalena, recoge tu higuera

Anuncios

La zorra y la luna – Esopo


the_fox_and_the_moon_1600x1200Una hermosa noche caminaba una zorra por los campos con el estomago vacío y con gran apetito, cuando al pasar junto a un pozo, vio la luna reflejada en el agua.

Entonces se dijo:

-¿Qué hermoso queso? Bajaré a buscarlo.

Sin más, se instaló en uno de los baldes y bajó a cogerlo.

Pero en cuanto se hundió en el agua, se dio cuenta que era sólo el reflejo de la luna resplandeciente, blanca y llena en el cielo.

Al tratar de salir se encontró presa al fondo del pozo. Ahí se quedo un par de días hasta que acertó a pasar un lobo hambriento como ella, la zorra le llamó diciéndole:

– Amiguito lobo ven a probar de este sabroso queso. Yo ya comí la mitad y te dejo la otra parte para ti porque ya me harté.

La zorra astuta le tendió una trampa al lobo y éste cayo, el lobo se sentó en el otro balde del brocal lo que permitió a la zorra subir Inmediatamente y salir del pozo.

Y ahí se quedó preso el necio lobo.

Moraleja:

“Fácilmente creemos lo que nos conviene creer y cuando nos damos cuenta somos presos de engaños”

¿Por qué existen las vacaciones?


La palabra vacaciones deriva del latín vacans, participio del verbo vacare: estar libre, desocupado, vacante.

Según la Real Academia de la Lengua (RAE), las vacaciones se definen como el descanso temporal de una actividad habitual, principalmente del trabajo remunerado o de los estudios.

niaos_10En en la Roma del siglo II, los romanos de clase bien, los patricios, y los funcionarios de la época ya hacían turismo en los mismos sitios. Aprovechaban las calzadas que mandó construir el emperador Adriano para trasladarse en verano a la Galia y a Hispania.

En la Edad Media hubo visos de vacaciones, tal y como consta en ‘Las Partidas’ de Alfonso X el Sabio. Los primeros en ‘otorgarse’ a ellos mismos vacaciones fueron los jueces, debido a la poca actividad registrada durante el verano. Posteriormente, se sumaron miembros del clero, quienes, al ser los encargados de la docencia en aquella época, fueron artífices de las vacaciones estivales entre los escolares.

La costumbre de veranear se hizo popular entre la aristocracia francesa a partir del siglo cabaXVIII, cuando muchos de sus miembros se empezaron a desplazar en los meses de verano a la Champaña. Este fenómeno supuso el inicio del turismo ‘moderno’, favorecido por la aparición de medios de transporte al alcance de todos como el ferrocarril. Los desplazamientos se incrementaron y las clases menos pudientes tuvieron, por primera vez, la posibilidad de tomarse unos días de descanso fuera de sus pueblos y ciudades.

Con la llegada del tren en el siglo XIX, las clases populares hicieron sus primeras incursiones turísticas, pero fue en 1920 cuando se extendió la idea de que la verdadera vida no residía en el trabajo, sino en las vacaciones.

Los días de descanso se fueron extendiendo tanto que, en 1936, el gobierno francés tuvo que aprobar una serie de derechos sociales que incluían el reconocimiento a las vacaciones pagadas. Esta medida se propagó a todos los países tras el fin de la 2ª Guerra Mundial, y es desde entonces cuando podemos hablar del surgimiento del sector turístico y de la costumbre de tomarnos unas vacaciones.vacaciones verano

En la década los años 50, del siglo pasado, los medios de comunicación y la industria turística comenzaron a popularizar y crear la imagen de las vacaciones que tenemos hoy día como periodos de tiempo dedicados a la diversión.

De: http://www.saberia.com/, http://www.quo.es/

El labrador y el árbol – Esopo


Un labrador tenía en sus tierras un árbol que no daba frutos y que sólo servía para dar cobijo a los gorriones y las cigarras. El labrador decidió entonces que de nada le servía y se dirigió con un hacha a talarlo, pero los gorriones y las cigarras que lo habitaban le suplicaron que no lo hiciera.ElArbolDeLaFelicidad

No, por favor, no lo derribe o nos quedaremos sin hogar. Si nos permite permanecer aquí alegraremos sus días con nuestro canto”.  Pero el labrador no les hizo ningún caso y golpeó con fuerza el hacha en la base del árbol. Repitió la operación una segunda vez y una tercera, y en ésta, el árbol se rajó y dejó a la vista un panal repleto de sabrosa miel.
El labrador, tras probarla, quedó encantado con su sabor, y por tanto, decidió no derribar el árbol y cuidarlo como si fuese sagrado, ya que de ese modo, dispondría de miel cada vez que la necesitase.
Las cigarras y los gorriones conservaron su hogar, pero no gracias al buen corazón del labriego, sino a su interés.

Moraleja

No tiene mérito el hecho de hacer el bien por provecho

Nemanja Radulović


Nemanja_radulovic

Nemanja Radulovic nació en Serbia en 1985, empezó a tocar el violín con tan solo 7 años y con 11 años fue galardonado con el Premio de Música de la ciudad de Belgrado (Serbia)  y al año siguiente, en 1997, recibió el Premio Especial del Ministerio de Educación de Serbia por ser  “Talento del año“. A la edad de catorce años, se trasladó a Francia para estudiar en el Conservatorio de París. Desde 2006 ha actuado como solista internacional con las dos orquestas de cámara que fundó. Toca en un violín de 1843 por Jean-Baptiste Vuillaume (un reconocido fabricante francés de violines).

Cuenta con numerosos premios (8) y discografía, en su última publicación, “Journey East”,  viaja por su país natal y alrededores recopilando e inspirándose en música de la zona e incluye una preciosa pieza dedicada a su madre,Songs My Mother Taught Me” que ya publicó en 2014, en su álbum “Carnets de Voyage” y que podéis disfrutar en este vídeo:

Podéis pinchar sobre la fotografía para acceder a su página web.