Poesía de Navidad – Gloria Fuertes


 

reyes magos

Del lejano Oriente
vienen tres camellos:
Melchor y Gaspar
van en los primeros;
detrás Baltasar
en el más pequeño.

Uno trae juguetes;
otro caramelos
y el más chiquito
sólo lleva sueños.

Hasta un pobre establo
les llevó un lucero
y allí, en un pesebre,
al niño Dios vieron.

Melchor le da un tren;
Gaspar, caramelos,
y el buen Baltasar
le entrega sus sueños.

Y el Niño sonríe
y, dando un bostezo,
se pone a soñar
con dulces y juegos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s