La tortuga presumida – Gloria Fuertes


Iba una tortuga por la capital.

Iba despistada con tanto autocar.

Buscaba una tienda  quería comprar

un sombrero nuevo  y medias un par.

Se compró un sombrerotortuga con sombrero

y tan elegante salió de la tienda.

Pasó una tartana, cruzó una calesa,

y la tortuguita guardó su cabeza.

Y cuando de nuevo su cara asomó:

¡Pobre sombrerito!

Se lo atropelló

una tartanita con su percherón.

La tortuga dijo.  ¡Qué fatalidad!

Yo me voy al campo. ¡Qué asco de ciudad!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s