Rigoletto – G. Verdi


Rigoletto es una de las óperas estrella de Giuseppe Verdi. Basada en la obra de teatro debufon Victor Hugo, Le Roi s’amuse (El rey se divierte), es un melodrama en tres actos cuyo libreto fue escrito en italiano por Francesco Maria Piave y la música compuesta por Verdi.

Los protagonistas de nuestra historia son el duque de Mantua, un personaje irresponsable y conquistador,  y Rigoletto su bufón jorobado.

Acto I

El duque de Mantua da una fiesta a la que están invitados miembros de la nobleza de los que se burla Rigoletto inventando planes para cada uno de los invitados pero el conde Monterone se enfadó mucho y pidió al cielo que cayera una maldición sobre el bufón.

Rigoletto, aterrorizado, previene a su hija Gilda obligándola a permanecer encerrada en su casa. Ella no le revela a su padre que se ha enamorado de un apuesto joven que conoció camino a la iglesia. El objeto de sus aflicciones es el duque, quien aparece en cuanto Rigoletto se va de la casa, sobornando a Giovanna, la niñera de Gilda, para que lo reciba y hable bien de él a la hija del bufón.  El duque de Mantua engaña a Gilda diciéndole que es un pobre estudiante.

Tras la partida de Rigoletto, los cortesanos del duque raptan a Gilda creyendo que es su amante  en lugar de su hija y engañan al bufón para que los ayude, haciéndole creer que es la condesa Ceprano a quien están raptando de la casa vecina. Cuando él se da cuenta lo que ha ocurrido, queda sumamente aturdido y recuerda la maldición.

Acto II

Los cortesanos describen el rapto de Gilda al duque que está encantado al descubrir que la han llevado a su palacio y lo espera en su habitación.

Rigoletto entra al palacio fingiendo indiferencia pero buscando desesperadamente signos del paradero de su hija. Cuando se entera de lo que realmente sucede, ruega a los cortesanos que le devuelvan a su hija. Gilda aparece y Rigoletto jura vengarse del duque Mantua.

Acto III

El bufón lleva a Gilda con él para espiar la posada, esperando que su hija se de cuenta de que el duque no es un hombre de honor en cuestiones del corazón pero ella no se sorprende.

Rigoletto la envía a su casa para que se disfrace de hombre para su viaje hacia Verona. Gilda se entera de que Sparafucile (un asesino) ha sido contratado para matar y arrojar al río en un saco al duque de Mantua y ve la oportunidad de salvar a su amado, pero, por error, el asesino la mata a ella. Cuando su padre va a arrojar el saco en el que la habían metido, oye cantar al duque, mira y ve que es su hija quien está dentro en su lugar.  Ella le asegura que rezará por él junto a su madre en el cielo. Nuevamente, Rigoletto recuerda la maldición de Monterone.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s