La leyenda de Kitsune


Kitsune significa zorro, animal que constituye un elemento de singular importancia en el zorro 9 colasfolklore japonés, hasta el punto en que dicha palabra se utiliza tradicionalmente para nombrar a aquel espíritu del bosque con forma de zorro, cuya función es la de proteger bosques y aldeas.

Según la mitología japonesa, el zorro es un ser inteligente que posee habilidades mágica que se incrementan con la edad (pueden llegar hasta los 1000 años aunque, a los 100, ya pueden convertirse en humanos) y la adquisición de conocimientos, en ocasiones se presentan como embaucadores, con variaciones que llevan desde seres traviesos hasta malévolos . La edad, la sabiduría y el poder de un kitsune son también mayores a medida que aumenta el número de colas, siendo el más poderoso el kitsune de nueve colas. Conforme sus habilidades van creciendo, ellos van adquiriendo el poder sobre el fuego, sus bocas y colas se pueden encender, son conocidos en este nivel como kitsune-bi o zorros de fuego.

Son tradicionales las bodas de zorros, kitsune yomeiri, que se producen cuando llueve y luce el sol,

Los kitsune vienen a ser como las hadas que conocemos nosotros, también aparecen en las mitologías coreana (Kumiho) y china (Huli Jing ).

Puestos en antecedentes, paso a contaros la leyenda:

ksnTamamo-no-Mae era una cortesana que trabajó para el emperador Konoe. Se dice que era la mujer más bella e inteligente de todo Japón, su cuerpo siempre olía bien y su ropa nunca se arrugaba ni se ensuciaba. La cortesana no sólo era hermosa, sino que también poseía un conocimiento infinito sobre todas las materias. Aunque apenas aparentaba unos veinte años, no había pregunta a la que no pudiera responder: contestaba a todo lo que le preguntaran, ya fuera sobre música, religión o astronomía. Por su belleza e inteligencia, todos los miembros de la corte imperial la adoraban, y el emperador Konoe se enamoró profundamente de ella.

Sin embargo, tiempo después de su llegada, el emperador cayó enfermo de repente. Acudió a muchos sacerdotes y adivinos para descubrir qué le ocurría, pero ninguno pudo averiguarlo. Finalmente, un astrólogo, Abe no Yasuchika, afirmó que la causa de la enfermedad era la propia Tamamo-no-Mae. El astrólogo explicó que la joven era en realidad una malvada kitsune que estaba enfermando al emperador para poder arrebatarle el trono. Descubierto su plan, la cortesana huyó del palacio.

El emperador ordenó a Kazusanosuke y a Miuranosuke, los guerreros más Sessho-seki-and-Hojipoderosos del momento, que cazaran y mataran al zorro. Después de varios días esquivando a sus perseguidores, Tamamo-no-Mae se apareció en sueños a Miuranosuke en su forma humana. Sabía que conseguiría matarla al día siguiente y rogó al guerrero por su vida, pero éste no cedió. Llegada el alba, los cazadores encontraron al zorro en la llanura de Nasu, y Miuranosuke disparó a la mágica criatura, acabando con su vida. El cuerpo del zorro se convirtió en Sessho-seki, una piedra  que mataba a cualquiera que la tocara, y el espíritu de Tamamo-no-Mae encantó la piedra. Se dice que su espíritu siguió ligado a la roca hasta que un monje budista se detuvo a descansar cerca y fue amenazado por ella. El monje realizó entonces varios rituales y le pidió al espíritu que considerara su salvación, hasta que al final Tamamo-no-Mae cedió y prometió no volver a embrujar la piedra.

Leyenda japonesa

Parte de: Wikipedia, http://edb.kulib.kyoto-u.ac.jp/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s