Perséfone y el invierno


Perséfone era la hija de Zeus y Démeter, (diosa de la agricultura).

Un día Perséfone se encontraba cogiendo flores con algunas ninfas, cuando de repente la tierra se abrió saliendo de allí Hades, el dios del inframundo, y la raptó.

Perséfone se convirtió entonces en la reina del infierno, una asustadiza doncella a la que no se podía nombrar.

Mientras, en la tierra, su madre sufría por su secuestro, llena de pena y dolor, se negó a cultivar la tierra, por lo que los habitantes de esta morirían. Zeus habló entonces con su hermano Hades para que les devolviera a su hija.

Hades accedió pero con la condición de que, Perséfone, no comiera ni bebiera nada hasta que saliera del infierno. Zeus asintió así que Démeter bajó para liberar a su hija pero, Hades no se lo puso fácil, y roció semillas de granada a la salida del inframundo; desgraciadamente Perséfone no cumplió el trato y comió 6 granos, entonces Hades decidió que, en castigo, se quedaría con él un mes por cada semilla que había comido.

Así, Perséfone debía quedarse seis meses con Hades y seis con Démeter. Los seis meses que se quedó con Hades se llaman invierno, las hojas de los árboles caen, todo es triste y gris, pero cuando llega el tiempo en que Perséfone está con su madre  está tan contenta que todo es alegría, los árboles florecen, el sol brilla y las cosechas dan sus frutos.

De: Mtos y leyendas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s