El fantasma Cucufate


El fantasma Cucufate

se dio ayer un sofocón:

fantasmase manchó de chocolate

la sábana de algodón.

La metió en la lavadora,

le echó mucho detergente

y la lavó media hora

con el agua muy caliente.

Y ahora como alma en pena,

enfadado y afligido,

vaga de almena en almena:

¡la sábana le ha encogido!

fantasma-tristeLe llega por las rodillas,

igual que una camiseta,

y luce las pantorrillas

y las medias de calceta.

Tiene un enorme disgusto

porque, de frente o de espaldas,

¿a quién va a matar de susto

un fantasma en minifalda?

 

4 pensamientos en “El fantasma Cucufate

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s