La leyenda del jazmín


Cuenta una leyenda árabe que había una vez una joven beduina, de nombre Jasmine, que vivía en joyas-princesael desierto alegre, libre y feliz, y para protegerse de los ardientes rayos del sol cubría su bello rostro con cientos, miles, de velos de bellos colores.

Un príncipe berebere supo de su historia y al desierto fue a buscarla, la descubrió entre dunas y arenas, caminando con ese porte que solo las diosas emanan al caminar. Enamorado de aquella misteriosa mujer le pidió  matrimonio, le ofreció su palacio y todas sus riquezas.
Ella lo vio tan apuesto y gallardo que aceptó su ofrecimiento y se casó con él.

Pero los muros la atraparon entre paredes pintadas, copas de plata y rosas de papel, ¡se sintió morir dentro de aquella jaula de oropel!.jazmín

Escapó una noche a lomos de corcel hasta sumergirse en las arenas del desierto más cercano, allí se despojó de sus velos y ropajes y ya amaneciendo expuso todo su cuerpo al sol.

El sol descubrió su rostro y ante tanta belleza quedó tan prendado de su hermosura, que la transformó en un JAZMÍN.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s