La margarita blanca


Había una vez una Margarita blanca que vivía debajo de la tierra en una cuevecita oscura, caliente y tranquila. Un día oyó unos golpecitos en la puerta.

Margarita Macetita (Gustavo Pinela)

_ Tras, tras, tras.

_¿Quién llama?

_ Es la lluvia.

_ ¿Qué quiere la lluvia?

_ Entrar en casa.

_ ¡ No se pasa! ¡No se pasa! – dijo la Margarita blanca que tenía mucho miedo del frío.

Y después de muchos días volvieron a llamar a la puerta:lluvia

_ Tras, tras, tras.

_ ¿Quién llama?

_ Es la lluvia.

_ ¿Qué quiere la lluvia?

_ entrar en casa.

_ No se pasa! ¡No se pasa! – dijo la Margarita blanca y se acurrucó dentro de su cuevecita.

Y después de muchos días llamaron a la ventana:

_ Chus, chus, chussol1

_ ¿Quién llama?

_ Es el sol.

_ ¿Qué quiere el sol?

_ Entrar en casa.

_ ¡Aún no se pasa! ¡aun no se pasa! – dijo la Margarita blanca, porque era invierno.

Y después de muchos días volvieron a llamar a la ventana:

_ Chus, chus, chus.

_ ¿Quién llama?

_ Es el sol.

_ ¿Qué quiere el sol?

_ Entrar en casa.

_ ¡ Aún no se pasa! ¡Aún no se pasa! – dijo la Margarita blanca y se durmió tranquila.

Y después de muchos días volvieron a llamar a la puerta y a la ventana:flores_margaritas

_ Tras, tras, tras.

_ Chus, chus, chus.

_ ¿Quién llama?

_ El sol y la lluvia, la lluvia y el sol.

_ ¿ Y qué quieren el sol y la lluvia, y la lluvia y el sol?

_ Venimos los dos, que nos manda Dios.

_ ¡Entrad, entrad! –  dijo la Margarita blanca, y abrió una rendijita por donde se escurrieron el

sol y la lluvia dentro de la casa.

Y la lluvia la tomó por la mano derecha y el sol la tomó por la mano izquierda, y tiraron de la

Margarita blanca, y tiraron y tiraron hasta arriba y dijeron:

_ ¡Margarita, Margarita, asoma tu cabecita!

La Margarita blanca pasó su cabecita a través de la tierra y se encontró en un jardín muy lindo donde los pajaritos cantaban, los rayos del sol calentaban, y los niños jugaban a la rueda cantando:

 Brotan las margaritasrueda

En la pradera.

Brotan en las mañanas

De primavera.

Alirón

Tira del cordón.

Cordón de la Italia.

Dónde irás amor mío

Que yo no vaya.

 Y la Margarita se abrió toda blanca con su moñito rubio y fue feliz.

De: Herminio Almendros

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s