La leyenda de la Flor de Pascua


poinsetia1

La Nochebuena en México era costumbre que los fieles llevaran regalos a el Niño Jesús durante la Misa del Gallo.

Un chico llamado Pablo estaba muy triste al no poder darle un obsequio al Niño Dios, era demasiado pobre y no tenía nada que ofrecerle, por eso se entristeció y estuvo llorando en un rincón de la Iglesia arrodillado. Lloro amargamente. Las lágrimas le resbalaban por el rostro y caían al suelo de la iglesia.

De repente, enfrente de él, una preciosa planta empezó a crecer. Sus hojas eran de un rojo encendido, estaban dispuestas en forma de estrella en el mismo centro, un manojito de menudas flores amarillas la inundaban de luz.
Pablo supo que eso que acababa de suceder fue un regalo que Dios que le había enviado para que se lo ofreciera a su Hijo recién nacido y,  felíz como nunca, depositó aquella estrella preciosa a los pies del Pesebre.
Así cuentan que pasó y que desde aquella noche la Poinsetia se vuelve roja en navidad.

De: http://leyendascortas.com.mx

Anuncios

2 pensamientos en “La leyenda de la Flor de Pascua

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s