Yito, el caballito de mar (para la obediencia)


Había una vez en el fondo del mar, una escuela donde acudían los caballitos de mar. En la clase había un caballito que se llamaba Yito, era un caballito muy caballito-de-mar-01 protestón y desobediente: si la señorita mandaba colorear un dibujo, Yito no hacía caso e intentaba irse al rincón con los juguetes. A la señorita Caballito de mar no le gustaba que fueran desobedientes porque decía:

– Si no obedecéis a la señorita no puede funcionar la clase y no aprenderéis nada.

Los demás caballitos eran muy obedientes y comprendían que en la escuela iban a aprender, que para aprender hay que esforzarse y, a veces, hacer cosas que no nos gustan, aunque otras veces es divertido. Además, Yito siempre se quejaba de todo; un día la señorita mandó hacer una tarea por grupos y Yito empezó a protestar:

– A mí no me gusta y además no me apetece.

Lo demás caballitos de mar lo miraban sorprendidos, porque nunca habían contestado así a su señorita, a la que querían mucho. caballitos de marTodos estaban un poco hartos de que se negara a hacer cosas. Hasta con los caballitos protestaba y desobedecía. Cuando  jugaban al «Pollito inglés» u otro juego (con normas) siempre decía que no lo conocía e incumplía las reglas del juego, por eso no querían jugar con él.

Pero un día, ¿sabéis lo que le pasó? Los caballitos estaban en el patio del recreo, como llegó la hora, la señorita Caballito de mar avisó a todos los para volver a clase. ¡Claro!, como Yito era muy desobediente, no hizo caso a lo que decía y siguió jugando como si nada. Pero después se sintió solo y salió corriendo. Cuando estaba cerca de la puerta empezaron a salir los mayores de clase y, sin darse cuenta, pasaron por encima de Yito que se había caído. Cuando la señorita se dio cuenta de que faltaba, salió a buscar a Yito y tuvieron que ponerle una escayola en la colita, por lo que estuvo varios días sin ir al colegio. Comprendió que le había pasado por desobedecer a la señorita. Así que poco a poco fue más obediente y se sintió más contento y feliz.

De: http://www.diariocordoba.com/

Anuncio publicitario

4 comentarios en “Yito, el caballito de mar (para la obediencia)

  1. Hola Estrella:

    Desconozco el autor de este cuento, en tal caso lo hubiera puesto, únicamente sé que forma parte de una recopilación de Jesús Jarque García, llamada «Cuentos para portarse bien en el colegio», aunque esta no fue mi fuente.

    Un saludo,

    Me gusta

  2. Me encantoo tu cuento porque enseña a los chicos desobedientes en clase que se tienen que portar bien xq sino quedaran muy solos en la escuela como tambien afuera de la escuela
    ademas quiero decir que a mi me paso y no es lindo pero pore suerte ahora me pude arreglar

    Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.