La Navidad


estrella-de-navidad-copy

Como se sabe que fue en la madrugada, se ha establecido el paso del día 24 de diciembre en la noche, por eso se le llama Nochebuena y el día 25 se conmemora la Copia de 2047260440051264727S425x425Q85Navidad o nueva vida, que fue el día en que Jesús se dio a conocer.

Según las sagradas escrituras de la religión católica, Jesús, Hijo de Dios, vino al mundo a redimir de sus pecados a toda la humanidad, a predicar los mandamientos de esta religión y a ofrecer el sacrificio de su vida para salvar a la humanidad.

Pero todo empezó 9 meses antes, en Nazaret, un pequeño pueblo de la región de Galilea, al norte de Palestina, más o menos en el año 748 de la fundación de Roma.

Una mujer llamada María fue visitada por un ángel quien le anunció que iba a ser la madre del hijo de Dios. María se lo comunicó a José, con quien estaba  comprometida y quien también recibió la visita de un ángel explicándole que el milagro de la concepción, o sea del embarazo de María, se debía a la voluntad de Dios y a la fuerza del Espíritu Santo.

José y María, conscientes de lo que esto significaba, se casaron y asumieron el papel que Dios les había marcado.

Nueve meses después, cuando ya casi iba a nacer Jesús, el emperador César Augusto mandó hacer un censo y como José había nacido en Belén, la pareja tuvo que viajar para empadronarse y cumplir con el mandato. pesebre_01[1]

Recorrieron 120 kilómetros  en un viaje cansado y pesado por el estado de María, ella sentada sobre un burro y José, casi todo el tiempo caminando a su lado.

Al llegar a Belén no encontraron lugar en donde hospedarse y el Niño ya casi estaba por nacer, no sabían qué hacer, hasta que una persona les prestó un pequeño portal en donde había un burrito y un buey.

María se recostó sobre la paja calientita y ahí nació Jesús, el Salvador, el Hijo de Dios.

José cubrió a su hijo con unos pañales y lo recostó en un pesebre mientras varios pastores atraídos por el resplandor de una hermosa estrella que se posó sobre el portal y guiados por un ángel que les dio la noticia del nacimiento del Salvador, llegaron a adorar al Hijo de Dios exclamando: ¡Gloria a Dios en las alturas y en la tierra paz a los hombres que aman al Señor!

Mientras leemos, podemos oír “Adeste Fideles” cantada por Luciano Pavarotti, seguro que la conocéis:

Adeste Fideles que en español significa “venid fieles”,   es un himno usado en la bendición durante la Navidad en Francia, España, Portugal e Inglaterra desde fines del siglo XVIII. Se cree que fue compuesto por el rey Juan IV de Portugal también conocido como “El Rey Músico”.

Aquí os pongo la letra en latín y su traducción al español:

                     Latín                                                                                           Traducción
Adeste fideles, laeti triumphantes                     (Venid fieles todos, alegres y triunfantes)
Venite, venite in Bethlehem                                                    (Venid, venid a Belén)
Natum videte, regem angelorum                        (Contemplad al nacido, Rey de los ángeles)
Venite adoremus, venite adoremus                      (Venid y adoremos, venid y adoremos)
Venite adoremus Dominum.                                              (Venid y adoremos al Señor).

En grege relicto, humiles ad cunas,                 (Ved cómo, dejando el rebaño, humildemente hacia la cuna
vocati pastores approperant.                                  rápidamente se acercan los pastores al ser llamados,)

Et nos ovanti gradu festinemus.                               (Y nosotros apresurémonos con paso alegre.)
Venite adoremus, venite adoremus                            (Venid y adoremos, venid y adoremos)
Venite adoremus Dominum.                                                      (Venid y adoremos al Señor.)

Aeterni Parentis splendorem aeternum,                       (El esplendor eterno del Padre Eterno)
Velatum sub carne videbimus                                                (Lo veremos oculto bajo la carne)
Deum Infantem, pannis involutum.                                      (Al Dios Niño envuelto en pañales)
Venite adoremus, venite adoremus                                 (Venid y adoremos, venid y adoremos)
Venite adoremus Dominum.                                                          (Venid y adoremos al Señor.)

Pro nobis egenum et foeno cubantem,                          (Por nosotros pobre y acostado en la paja)
Piis foveamus amplexibus:                                             (Démosle calor con nuestros cariñosos abrazos)
Sic nos amantem quis non redamaret?                            (A quien así nos ama ¿quién no le amará?)
Venite adoremus, venite adoremus                                  (Venid y adoremos, venid y adoremos)
Venite adoremus Dominum.                                                       (Venid y adoremos al Señor.)

Parte de: Wikipedia

Anuncios

Un pensamiento en “La Navidad

  1. Pingback: Leyendas y mitos « En Clave de Niños

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s