Las frases que NO debemos decir a nuestros hijos


 CELOS1 Cuidado con lo que decimos a nuestros hijos. Os presento ahora las motivaciones negativas, es decir, las frases que debemos descartar de nuestra educación y comunicación con nuestros hijos.

Cuando se dicen estas frases delante de otras personas se produce humillación, y la actitud negativa queda más reforzada.

MOTIVACIÓN NEGATIVA (Frases dichas por los padres a sus hijos)

ACTITUD PROMOVIDA (en los hijos)

Eres un desordenadoEl desorden
Siempre estás deseando fastidiarFastidiar aún másNIÑOS-~1
Debes aprender de tu primoRechazo al primo
Así no llegarás a ningún sitio Temor
Estoy harta de ti Desamor
Ya no te quieroDesamor
Aprende de tu hermanoCelos
Quedas castigadoTristeza, venganza
Siempre te estás peleandoMe gusta pelear
Apártate de mi vista … no quiero verte Desamor
No sabes estar quietoSoy nervioso
Me matas a disgustos Temor, desamor
Siempre estás peleandoEs lo mío
Cada día te portas peorSoy así, soy malo
Eres un mentiroso Lo mío es mentir
No sé cuando vas a aprender Tristeza. No puedo
No me quieres nada Desamor. Tristeza
Así no tendrás amigos Es verdad
Se lo diré a papá cuando vengaTemor. Tristeza
Como sigas así te voy a castigar – Temor

Notas:

a) cuando se dicen estas frases delante de otras personas se produce humillación, y la actitud negativa queda más reforzada.
b) es aconsejable ir usando estas frases cada vez menos
c) sigue el ejercicio. Añadir 10 frases más, las que se usan en casa, observarlas, e verificar qué tipo de actitud puede estar motivando a tu hijo.

 

Artículo de Pablo Garrido. Profesor del Instituto Europeo de Estudios de la Educación

2 pensamientos en “Las frases que NO debemos decir a nuestros hijos

    • Hola Carlos:

      Las amenazas no dan resultado. Tendemos a amenazar pero lo que es importante es que resaltemos las cualidades positivas, y les digamos qué deben hacer con claridad, que se enteren bien de lo que tienen que hacer, después, si no obedecen, debemos tomar medidas, esto es: le digo “Te vas a sentar 10 minutos a pensar hasta que pidas perdón por lo que has hecho” (por ejemplo), debemos hacerlo rigurosamente. Los niños no pueden vernos dubitativos, si no, nos comen terreno y es algo que no debemos consentir.Al menos esta es mi opinión. Espero haberte servido de ayuda.
      Gracias por tu comentario.
      Un saludo,

      M. Teresa

      Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s