Cuando nuestros hijos mojan la cama


about_tania La mayor parte de los niños dejan de orinarse en la cama alrededor de los tres años. Cuando un niño se sigue orinando mientras duerme después de esta edad los padres se inquietan. Es la llamada enuresis nocturna. enuresis

Los médicos enfatizan que la enuresis no es una enfermedad, sino un síntoma bastante común que puede manifestarse de vez en cuando, particularmente cuando el niño está enfermo. Algunos datos que los padres deben saber acerca de la enuresis:

  • Aproximadamente el 15% de los niños mayores de tres años se orina en la cama mientras duerme.

  • Los niños se orinan en la cama con mayor frecuencia que las niñas.

  • La enuresis puede ser común en la familia.

  • La enuresis cesa generalmente en la pubertad.

El orinarse persistentemente en la cama después de los tres o cuatro años raramente significa que el niño tenga un problema en los riñones o en la vejiga. En la mayoría de los casos, la enuresis suele ser el resultado de un desarrollo lento del control de la vejiga. Y algunas veces esta lentitud puede estar relacionada con un mal hábito del sueño o puede ser el resultado de emociones y tensiones enuresis1 que requieren atención. La enuresis puede tener un sinnúmero de causas emocionales. Por ejemplo, cuando un niño pequeño comienza otra vez a orinarse en la cama después de meses o años de no hacerlo, se sospecha que estos síntomas están causados por nuevos temores o inseguridades. Por lo general sucede después de algún acontecimiento en que se haya sentido inseguro: el traslado de la familia a otra localidad, la pérdida de un ser querido o, especialmente, la llegada de un nuevo bebé a la familia. A veces la enuresis vuelve a manifestarse después de un período de continencia más o menos largo, quizás debido a que el proceso de aprendizaje para ir al baño ha sido muy intenso y le ha causado demasiado estrés.

Los padres deben recordar que los niños no se orinan en la cama a propósito y que por lo general les da vergüenza cuando esto sucede. En lugar de hacer que el niño se sienta avergonzado o tímido, los padres deben transmitirle confianza. De esta manera le ayudarán a asumir que pronto logrará dormir la noche entera sin orinarse. El consejo del pediatra a menudo puede ser muy útil. En algunos casos raros, el problema de la enuresis no puede ser resuelto ni por los padres, ni por el pediatra, ni por el médico de familia. A veces el niño muestra síntomas de problemas emocionales, como tristeza o irritabilidad constante, un cambio en el apetito o en los hábitos de dormir. En estos casos, los padres deben hablar con un psiquiatra infantil, quien podrá evaluar los problemas físicos y emocionales que enuresis6 puedan estar causando la enuresis y podrá ayudar al niño y a sus padres a resolver estos problemas.

Antes de hacer algo por iniciativa propia, deben llevar al niño a un especialista y a un psicólogo.

En el cuento “La princesa Mojapijamas” se exponen dos de las causas no orgánicas de enuresis nocturna que se presentan con mas frecuencia:

En el caso de la princesa, la enuresis se debe tanto a la brusca perdida de atención ,que ahora se concentra en el niño, como al aprendizaje del modelo: ella ve que cada vez que le cambian los pañales al niño se arma mucho revuelo. Y los padres y los criados cometen un gran error: la princesa vuelve a ser el centro de atención, todos se fijan en el hecho de que moja la cama, pero nadie se pregunta por qué.

En el caso de Pedro, la causa es la falta de ternura y de atención: la madre, agobiada de trabajo, no puede brindárselas en la medida necesaria. Durante su enfermedad, Pedro recibe todo lo que el había deseado y, después de curarse, asocia el hecho de mojar la cama a una experiencia grata.
Naturalmente, los niños no recurren conscientemente a la enuresis como un medio para conseguir un fin. En muchos casos, es una respuesta automática asociada a la obtención de atención, tanto positiva como negativa.

Si nuestro hijo empieza a mojar la cama, y el pediatra confirma que la causa no es fisiológica, debemos tratar de averiguar ante todo:enuresis3

– ¿Qué problemas podría tener el niño?

– ¿Cómo reaccionamos a la enuresis?

– ¿Con qué frecuencia moja la cama?

– ¿Qué tamaño tiene la zona mojada?

– ¿Qué ha ocurrido la víspera?.

Una vez descubierto el problema del niño, este necesitara ante todo nuestra ayuda, es decir, charla, juegos, toda clase de atención dibujo-sobre-enuresis positiva, pero no como reacción inmediata al hecho de que se haya hecho pis en la cama.

Podemos motivar al niño, diciéndole por ejemplo: “estoy convencido de que tu preferirías tener la cama seca, seguramente debe de ser muy incómodo estar mojado. Entre todos podríamos tratar de que, al igual que los niños del cuento consiguieras mantener la cama seca.¿te gustaría que dibujáramos una flor mágica?.
Por la noche al acostarte, lo mismo que ellos, deberías pensar en la formula mágica si la formula de resultado por la mañana, dibujaríamos el primer pétalo de la flor, de un color bonito. Naturalmente puede ocurrir que la formula no funcione de forma inmediata, eso no importa no hablaremos de ello y cambiaremos las sábanas en un periquete. Si la repites todas las noches antes de dormirte, es seguro que pronto te ayudará. También consideraremos un éxito que la zona mojada sea mas pequeña que costumbre. Entonces podrías dibujar una hojita verde en el tallo de la flor. Cada vez que pintes algo, un pétalo o una hoja, lo enseñaremos a toda la familia.

Por pequeño que sea el éxito, hay que dedicar al niño mucha dedicación, infundirle confianza en el buen resultado y estimularlo. No hay que hacer caso de los fracasos, la formula mágica aumenta la confianza en un éxito rápido. El cerebro infantil almacena la información seco, de forma que incluso en el sueño mas profundo es eficaz.

De todos modos, conviene consultar al especialistas.

enuresis%20dibujo%206

Lectura recomendada: “La princesa mojapijamas”

6 pensamientos en “Cuando nuestros hijos mojan la cama

  1. Pingback: Enuresis infantil (III)

    • Hola Milena:

      Te puedo decir como lo hice yo y algunas personas que me rodean, con buen resultado: a la hora de acostarse, le leía o le contaba un cuento, mientras sonaba de fondo una música relajante (en mi caso música clásica), cuando terminaba dejaba una luz ténue y me iba, puede ser que los primeros días llore, es normal en algunos casos pero, aunque nos duela, tenemos que dejarlos que se acostumbren, si no …

      Espero haberte ayudado.

      Un saludo,

      Me gusta

  2. Hola Sinalefa:
    La Enuresis Secundaria es más persistente de lo que se piensa. La etiología suele ser ansiedad y conflictos afectivos / emocionales,ante acontecimientos familiares, escolares percibidos por el niño
    a veces complejos. Los Pediatras deberían derivar a estos niños al Psicólogo con mayor frecuencia, porque el problema se agrava, cuando el niño además de los problemas de base que originan la enuresis, asume su papel de “meón”.

    Me gusta

    • Hola cerebrolandia:

      Si, estoy de acuerdo contigo, mi hijo la padeció hasta que fue mayorcito. Lo malo es que no lo hacen y realmente no es un problema médico, hay que trabajar con ellos psicológicamente, de ahí que haya puesto el cuento, al menos yo empecé por ahí, aunque naturalmente no sólo me quedé en ello. Gracias por tu comentario.

      Un saludo,

      Me gusta

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s