Tradiciones navideñas en el mundo


La Navidad se celebra en todas partes del mundo. Seguramente siempre nos hemos preguntado cómo celebran estas fiestas en el lugar más recóndito, el más belen-iglesia-de-la-natividad-l1 alejado de nosotros.Nos encantaría aprender otras tradiciones, averiguar cómo pasan estas vacaciones otros países:

Belén (Israel), ciudad sagrada para judíos y cristianos, alberga lugares en donde todo el misticismo de la religión y las ancestrales creencias se hace presente en su máxima expresión. Uno de ellos, quizás el más impresionante, el centro de veneración que se considera el punto preciso en que nació Jesús.

Se trata de la Iglesia de la Natividad, la más emblemática de los días festivos. Construido bajo las órdenes Helena, madre del emperador Constantino, este templo data del siglo IV. Allí confluyen todos los credos: católico, ortodoxo, protestante, copto y muchos otros que se hermanan al compartir el mismo lugar de culto.

En Belén, la Navidad se vive de manera muy especial. No existe, como en otras partes del mundo, la superabundancia de decoraciones y árboles de Navidad. Mucho menos veremos a Papá Noel, vestido en su característico y abrigado traje rojo. Aunque, desde luego, existen algunos puestos de souvenirs y pequeños objetos relacionados con la festividad.

En la Plaza del Pesebre, sin embargo, se desarrollan actividades durante los días 24 y 25, en donde un escenario provisorio recibe a coros de países distantes que entonan los tradicionales cánticos. Dominando las vistas, la Iglesia de la Natividad permanece como la verdadera protagonista de las fiestas. australia51

Adyacente a ella, la iglesia ortodoxa griega cuenta con una gruta en donde se monta un bellísimo “presepio” (pesebre), y se celebra el nacimiento de Cristo de manera más espiritual y menos ostentosa.

En Australia, la Navidad llega en pleno verano, cuando más calor hace. Después de intercambiarse regalos en el desayuno de la mañana del 25 de diciembre, muchas familias hacen la comida de Navidad en la playa, antes de la gran cena de esa noche. Las casas se decoran con hojas de palmera, helechos y flores especiales. Una de éstas, la llamada “campana de Navidad”, es una campanilla con el borde amarillo. Muchas veces se utilizan palmeras como árboles de Navidad. Al caer la noche, los parques se llenan de personas que acuden a los templos.

Los australianos aprovechan las navidades para ir a la playa, o van de compras navideñas en shorts y en camisas de manga corta. Claro, en el hemisferio sur es verano.

Una de las tradiciones australianas en Navidad son las llamadas velas de villancicos, que se celebra cada Nochebuena.  Todos los que quieran participar se reúnen en las plazas de la ciudad de Melbourne, con una vela encendida, y cantan juntos.

Las canciones incluyen los villancicos tradicionales más bonitos de todos los tiempos. Todo el mundo asiste a cantar con su vela encendida. La Navidad no estaría completa sin la tradicional cena de navidad. En ella se incluye el pavo, jamón o carne de cerdo como plato principal. Otros platos incluyen el típico pudding de ciruelas y la tarta de carne picada. Debido al calor, la cena de Navidad no tiene porqué realizarse en el interior de la casa, sino que por lo general se hacen en la playa, a modo de picnic.

plaza_natal_vista_aerea_navidadEn Brasil hay una mezcla intensa de diferentes personas y tradiciones, entre las que se incluye la creación del belén, también conocido como Presipio. Papá Noel es el que trae los regalos, pero no viste como los tradicionales Papá Noel del mundo, ya que el clima aquí también es cálido durante las navidades.

Los brasileños gozan de una cena tradicional que consiste en pavo o jamón, arroz y una amplia variedad de hortalizas. También hay varios platos de frutas para elegir. La Navidad se celebra con cantos y bailes hasta el 6 de enero. Otros festejos incluyen fuegos artificiales y grandes árboles de Navidad que pueden ser vistos desde cualquier parte.

En Holanda siempre espera la llegada de San Nicolás, que llega al país en noviembre, a través del barco. Los niños holandeses saben que San Nicolás vive en Holanda, y es testigo de su comportamiento durante el resto del año. Durante la celebración, el día 5 de diciembre, todo el mundo se intercambia regalos.

En China los árboles de navidad están decorados con adornos hechos de papel. Suelen ser faroles, flores, cadenetas y muchos más. Santa Claus se suele llamar Dun Che Lao Ren, que significa “el viejo de la Navidad”. Sin embargo, no todo el mundo en China celebra la Navidad, y por tanto, para aquellos que no la celebran estas fiestas se llaman Festival de Primavera. La Navidad se suele orientar en China más para divertimento de los niños.casa de pan de jengibre

Se dice que Alemania es uno de los países europeos más tradicionales a la hora de esta época tan esperada del año y es que allí se pueden ver desde representaciones de los pesebres o Belén, hasta mercados navideños en donde se puede encontrar de todo para la temporada. Otros elementos típicos son las casas de pan de jengibre y el Cascanueces, que vienen de historias de este país. Antes de que el ballet de Tchaikovski fuera creado, el Cascanueces era un héroe de una historia del año de 1816 escrita por Ernst Theodor Amadeus Hoffman o simplemente ETA Hoffman.

La historia de la casa de pan de jengibre primero apareció en el cuento de los hermanos Grimm, Hansel y Gretel y luego una ópera corta sobre dos niños perdidos. Esta ópera se convirtió en una tradición navideña en las casas dedicadas a este arte en Alemania a finales del siglo diecinueve y aunque en la actualidad muy pocas personas recuerdan esta ópera, pero las casas sobreviven y aún son hechas y puestas en las ventanas de las casas alemanas.

panettone Otra tradición navideña que se puede ver en Alemania, son los calendarios del adviento, cuyos primeros ejemplares fueron impresos en este país a principios del siglo veinte. En estos calendarios puedes encontrar varios regalos escondidos detrás de las ventanas de papel de todo un mes, así cada día te trae una nueva sorpresa relacionada con algún pequeño dulce, que va haciendo que la espera hasta la navidad sea más llevadera.

En Italia, las festividades empiezan ocho días antes de la Navidad y continúan hasta Reyes. Antes de la Nochebuena se observa un estricto ayuno de 24 horas, seguido de una abundante cena rematada por un pastel milanés llamado “panettone”. En las casas se coloca una ”urna del destino” de la que se sacan al azar regalos, aunque a veces puede ocurrir que sólo se saque una caja vacía. Al anochecer se encienden velas alrededor del Nacimiento, se rezan oraciones y los niños recitan poemas. El 6 de enero, una bruja amistosa deja regalos para los niños.

Ahora imaginaos una Navidad victoriana. Una Navidad donde aparecieran todos los personajes de Dickens. Donde todo fuera idílico y donde imperara el espíritu

Gran Feria de Navidad de Dickens

navideño. Imaginaos vivir un cuento de Navidad. Pues se puede hacer. En San Francisco.

Cada año, en el Cow Palace de San Francisco se viaja en el tiempo 150 años hacia atrás para recrear la ciudad más navideña del mundo: Londres. Pero la Londres de mediados del siglo XIX; la Londres victoriana.  La Gran Feria de Navidad de Dickens fue creada en el año 1970 y en ella aparecen cientos de actores caracterizados de la época.

En la Gran Feria de Navidad de Dickens hay atracciones y actuaciones de todos tipos y para todas las edades. Y todo basado en personajes de Dickens. En el Almacén de Fezziwig podremos bailar cada noche valses y polkas y oír música en vivo; habrán melodías y bailes escoceses. En el Gran Music Hall habrán espectáculos de magia y pantomimas para los peques, y más adentrados en la noche, espectáculos subiditos de tono, en plan can can para los adultos. En el Muelle de Londres oiremos cantar aquello de la botella del Ron, en el Club de Aventureros escucharemos historias, relatos y cosas de ciencias y artes, y por las calles veremos pasear a Santa Claus en su trineo tirado por renos. Y, por supuesto, en nuestro deambular por todo el espectáculo, que se localiza en varios lugares distintos, nos cruzaremos con Oliver Twist, con el Sr. Scrooge, con los Tres fantasmas de la Navidad, y con unas calles ambientadas con músicas navideñas, villancicos y casas con sus jardines iluminados en plan victoriano.

Sin nieve ni villancicos, la Navidad en Buenos Aires, capital de la República Argentina, no deja de ser un espectáculo. Es sin duda la ocasión perfecta para reunirse galerias-pacifico con los seres queridos, pero los argentinos no se limitan a festejar sólo el 24 y 25 de diciembre. Durante todo el mes los restaurantes están repletos de personas y emociones, igual que los centros comerciales y las propias calles de la ciudad.

Ya desde finales de noviembre, en Buenos Aires comienza a fluir el espíritu navideño de los porteños, desplegando todos los preparativos para transformar la ciudad, vistiéndola de verde, rojo, blanco y dorado. Desde hace ya algunos años, en las plazas se instalan grandes árboles de navidad que durante la noche se iluminan, al igual que las avenidas más importantes.En las iglesias es común ver los pesebres vivientes. Son los centros comerciales más importantes de la ciudad, los que  lucen la exuberante decoración de moños, cintas, árboles y bolas de distintos colores, por fuera, y por dentro se ven soldaditos, duendes, aviones, un carrusel de Papá Noel junto a sus remos y una impactante fábrica de juguetes. Allí es donde también los niños pueden conocer a Papá Noel, tomarse una foto con él o entregarle en mano la carta con el pedido de los regalos.

Debido a la influencia de los inmigrantes, quedan muchas tradiciones europeas en la canasta de Nochebuena, como las frutas secas, los turrones y el típico pan dulce que se sirven luego de que den las 12, se abran los regalos y comiencen los espectáculos de fuegos artificiales. Una costumbre curiosa se da entre las mujeres, quienes suelen regalarse ropa interior de color rosa para estrenar el 31 por la noche, lo cual se dice que es de buena suerte.

Los hoteles porteños también suelen presentar menús originales y exclusivos para celebrar tanto Navidad como Año Nuevo, con shows en vivo, música y baile. Pero en la madrugada del 25, la fiesta se multiplica: la gente se reúne en boliches bailables, plazas, bares, etc.

Buenos Aires se torna inolvidable durante esta época del año, pero lo que más reluce no es la ciudad en sí, llena de clores y luces parpadeantes, sino el sentimiento de unión y cariño que emana esta época, fusionado en el tango, el mate y el pan dulce.

4 pensamientos en “Tradiciones navideñas en el mundo

  1. Pingback: Leyendas y mitos « En Clave de Niños

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s