Giuseppe Saverio Raffaele Mercadante


Más conocido como Saverio Mercadante , nació en Altamura, 16 de septiembre de 1795 y murió en Nápoles, 17 de diciembre de 1870, fue un compositor italiano, especialmente de óperas.

italia Sus primeros trabajos, en mayoría, fueron para conjuntos instrumentales, pero ya hacia 1819 comenzó a componer algunas óperas. Saverio se hizo conocer en toda Italia por su séptima ópera titulada, Elisa e Claudio; esta era una ópera bufa al estilo de Rossini. Trabajó durante un tiempo en Viena, Madrid, Cádiz y Lisboa, regresando a Italia en 1831.

Tres años después de su regreso aceptó el cargo de maestro de capilla en la Catedral de Novara (puesto que ocupó hasta 1840), y fue entonces cuando el autor reconsideró encaminarse hacia el mundo de la ópera. Su estilo “reformado” comenzó con su ópera más famosa, Il giurnamento.

En 1839 Saverio se convirtió en director del Liceo Musical de Bolonia, y en 1840 se le ofreció el puesto que había estado ocupando en Nápoles su maestro Zingarelli (con  quien había empezado en el mundo de la música). Aceptó la oferta y permaneció allí por el resto de su vida. Mientras que las composiciones del último período de su carrera fueron disminuyendo, fueron, sin embargo, impresionantes para el mundo de la lírica posterior.

Durante un tiempo Verdi estuvo asociado con Mercadante, pero ambos se diferenciaron claramente, desde que Saverio ayudó al   saverio mercadante joven compositor a seleccionar los cantantes para la producción de Macbeth, en Nápoles en el año 1848. Pronto la carrera de nuestro lirista se vio eclipsada por la de Verdi y el dramatismo que el joven compositor perseguía fue considerado más efectivo que el suyo propio. A pesar de que la reputación de Saverio Mercadante declinaba, sus óperas seguían siendo interesantes debido a la calidad de su música. Fue también un compositor de música religiosa y dichas composiciones fueron consideradas dentro de su elegante y refinado estilo.

En las décadas posteriores a su muerte, su obra fue olvidada en gran parte, pero se ha reactivado ocasionalmente, sobre todo desde la Segunda Guerra Mundial, aunque no ha conseguido la popularidad de sus contemporáneos como Gaetano Donizetti y Vincenzo Bellini.

Fuera del terreno operístico destaca un bello concierto para clarinete en si bemol mayor, que es quizás una de sus obras más conocidas.

Os presento su Rondó Ruso ¿no os imagináis muchos animalitos y hadas corriendo por un bosque?:

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s